Preferencias globales de Red Hat

Historia de éxito

Adobe atrae a clientes empresariales con productos basados en la nube

Adobe Systems, usuario de Red Hat® Enterprise Linux® desde hace muchos años, quería ofrecer a sus clientes empresariales un acceso sencillo a los recursos de espacio seguro para evaluar y crear prototipos de soluciones con los productos de Adobe. Cuando se interesó por la nube, Adobe pensó en Red Hat Enterprise Linux y Amazon Web Services (AWS) no solo para proporcionar una solución de espacio seguro, sino también para ofrecer a sus clientes una opción de software como servicio (SaaS) para la implantación de soluciones basadas en Adobe. Actualmente, Adobe utiliza también la plataforma Red Hat y Amazon Web Services para ayudar a sus clientes a simplificar la implementación, ofrecer un coste de propiedad menor y agilizar la obtención de resultados.

Cliente desde

2008

San José, CA

Sector tecnológico

Objetivo

Ofrecer productos de medios digitales de Adobe a los clientes a través de tecnologías de nube, con un modelo de precios basado en suscripción.

Software

Hardware

  • Arquitectura de Adobe existente

Cuando tratamos con un cliente, la fase más larga del ciclo de ventas es conseguir que confíe en el nivel de seguridad de la plataforma en la nube. Cuando mencionamos a Red Hat, el cliente cambia de actitud y descarta la mitad de las preguntas sobre seguridad.

Mitch Nelson, Director of Managed Services for enterprise, Adobe Systems

Adobe desplaza el software a la nube

Fundado en 1982, Adobe Systems es bien conocido por sus soluciones multimedia digitales y de marketing, entre las que cabe destacar CQ, LiveCycle, Photoshop o Acrobat. En 2007, Mitch Nelson, pionero en la adopción de cloud computing, se convirtió en director de servicios gestionados para empresas en Adobe. El primer reto al que se enfrentó fue permitir a los desarrolladores de los clientes empresariales vincularse fácilmente al espacio de seguridad de LiveCycle de la empresa para poder probar los productos de Adobe.

Nelson recurrió a Red Hat Enterprise Linux y a Amazon Web Services (AWS) para resolver el problema. "Al combinar LiveCycle, Red Hat y AWS, conseguimos implantar rápidamente un sistema de espacio seguro para desarrollador que les permitió ponerse a trabajar de una forma rápida y sencilla", asegura Nelson.

Obtención de aplicaciones mediante suscripción para los clientes

Eso era solo el principio. "Cuando haces algo bien, sueles recibir más trabajo. Entonces surgió la pregunta; ahora que hemos creado la solución en la nube, ¿cómo la trasladamos del sandbox al entorno de producción?", explica Nelson. Adobe también quería ofrecer aplicaciones a sus clientes mediante un modelo SaaS. De este modo podrían aprovechar las ventajas de una tarifa basada en suscripción, implantaciones simplificadas y escalabilidad. La empresa también buscaba implantar un modelo de nube híbrida abierta, lo suficientemente flexible para funcionar tanto in situ como en la nube.

Desarrollo de productos para clientes empresariales

Nelson formó un equipo para proveer a los clientes de versiones de los productos Adobe basadas en la nube, que pudieran personalizar. En colaboración con Amazon Web Services, en 2008 Adobe logró desplazar las aplicaciones al entorno de producción y gestionarlas a partir de entonces. El resultado inicial fue Adobe LiveCycle Enterprise Suite (ES3), un producto de software para servidores basado en la larquitectura orientada a los servicios (SOA) de Java™ EE, que desarrolla aplicaciones con objeto de automatizar los procesos de negocio de las empresas y agencias oficiales. Posteriormente llegaría Adobe CQ, la base de la solución Adobe Experience Manager. Además, vienen en camino más aplicaciones.

Con flexibilidad para funcionar en las instalaciones del cliente o en la nube

La elección de la plataforma Red Hat para las ofertas de nube de Adobe era obvia para Nelson por diversas razones. En primer lugar, Red Hat permite a Adobe emplear un modelo de nube híbrida abierta. "Red Hat Enterprise Linux es una plataforma uniforme y escalable que nos aporta la flexibilidad necesaria para trabajar en ambos entornos, ya sea in situ, en las instalaciones de un cliente, o en la nube", explica Nelson.

Ahorro de dinero mediante un único sistema operativo

Además, la capacidad de estandarizar en un único sistema operativo suponía una ventaja significativa. "Red Hat nos permite ofrecer a nuestros clientes un framework conocido para realizar pruebas en sus escritorios o sistemas de desarrollo, siempre con el mismo sistema operativo o pila de productos, tal como sucede en la nube. Poder estandarizar de este modo y funcionar en un framework conocido ahorra a Adobe de dos a tres millones de dólares al año".

Transmisión de confianza en la seguridad de la nube a los clientes

Asimismo, las empresas que se plantean la implantación en la nube con Adobe necesitan estar seguras de que la seguridad es absoluta. Nelson completa cuestionarios de clientes que van de 50 a 750 preguntas encaminadas a comprender los procesos de Adobe, y no puede resaltar lo suficiente la importancia de contar con una plataforma segura. “Cuando tratamos con un cliente, la fase más larga del ciclo de ventas es conseguir que confíe en el nivel de seguridad de la plataforma en la nube. Cuando mencionamos Red Hat, el cliente cambia de actitud y descarta la mitad de las preguntas sobre seguridad”, afirma Nelson.

Suministro de un sistema operativo estable

Nelson continúa recordando la estabilidad de Red Hat Enterprise Linux. "Ofrecemos configuraciones en un entorno con nivel de hasta cuatro nueves y de alta disponibilidad transfronteriza. No lo haríamos si no tuviéramos una confianza absoluta en nuestro sistema operativo. La estabilidad de cada uno de los componentes de la pila es crucial a ese nivel, y la fiabilidad de Red Hat Enterprise Linux es sólida como una roca", añade Nelson.

Escalado que cubre las necesidades

Para terminar, la escalabilidad de la plataforma Red Hat permite a Adobe conocer el volumen de carga del servidor de un cliente y responder en consecuencia, ya sea mediante un escalado lento o rápido. Esto activa servidores para gestionar la carga del día y los desactiva por las tardes para que puedan aprovecharlos otros usuarios de la nube.

Las ventas se desplazan de los modelos "shrink-wrap" (aceptar al abrir) a los modelos SaaS

Al igual que muchos proveedores de software independientes (ISV), Adobe ha sido históricamente un distribuidor de software "shrink-wrap" (aceptar al abrir). Con el surgimiento del modelo SaaS, los clientes de Adobe se benefician de toda una serie de ventajas. Se benefician de implantación simplificada, un coste total de propiedad inferior, escalabilidad a pedido y una materialización del valor más rápida. El modelo SaaS también es adecuado para Adobe. Las ventas se desplazan de las transacciones únicas al modelo de anualidad clásico que proporciona distintas oportunidades de ingresos.

Aumento de clientes empresariales

La colaboración entre Red Hat y Amazon Web Services ha proporcionado a Adobe decenas de clientes empresariales que utilizan sus productos y servicios basados en la nube. Adobe prevé que este número superará el doble en el próximo año.

"Hemos ido por caminos que estaban totalmente fuera de nuestras previsiones iniciales. Ahora podemos trabajar con empresas importantes e implementar con seguridad elementos de misión crítica significativos para su negocio en una infraestructura de nube", apunta Nelson.

Adobe busca más

De cara al futuro, Nelson confirma que los Servicios gestionados de Adobe consideran a Red Hat su plataforma preferida para todas las ofertas posibles. "Consideramos a Red Hat Enterprise Linux nuestro sistema operativo para implementación de confianza y esperamos trasladar todas las soluciones que podamos a esa plataforma, si es que aún no lo hemos hecho", manifiesta Nelson.

Más información