Preferencias globales de Red Hat

Historia de éxito

Centro médico afiliado a la Universidad de Harvard aumenta la agilidad y la seguridad

El Beth Israel Deaconess Medical Center se dio cuenta de que su equipo de soporte de Red Hat® Enterprise Linux® compuesto por 2 personas se estaba quedando corto. Tras haber migrado, años antes, al hipervisor de la máquina virtual basada en kernel (KVM), Beth Israel decidió migrar a Red Hat Enterprise Virtualization 3.1 para facilitar el aprovisionamiento y la gestión de los entornos de sistemas clínicos centrales.

Cliente desde

2008

Boston, Massachusetts

Sector sanitario

Objetivo

Simplificar y optimizar la gestión de Red Hat Enterprise Linux para las múltiples tareas de los sistemas clínicos.

Hardware

  • IBM BladeCenter H (HS21XM, HS22V) con procesadores Intel XEON y red Cisco, y matrices de almacenamiento EMC CLARiiON y VNX

En sanidad, hemos establecido estrictos controles para garantizar que no se acceda a los datos sin autorización y que no se vulnere la privacidad del paciente. Hoy en día, tenemos pruebas documentales y gente con buenas intenciones, pero no la tecnología que nos ayude a supervisar esta tarea. Red Hat Enterprise Virtualization Manager será una gran ayuda en materia de transparencia, gracias a sus extensos informes.

Robert Hurst, director de sistemas de Beth Israel Deaconess Medical Center

Herramienta de gestión de virtualización fácil de usar para agilizar el aprovisionamiento

El Centro Médico Beth Israel Deaconess es un hospital líder en atención al paciente, enseñanza e investigación afiliado al colegio médico de Harvard. Un equipo de 2 personas es responsable del entorno virtualizado de Red Hat Enterprise Linux, la base de los principales sistemas clínicos del centro médico.

Equipo de 2 personas para ejecutar los sistemas

Estos sistemas virtualizados, que se crearon en la base de datos InterSystems Caché, ofrecen soporte a las actividades clínicas de los médicos, tales como solicitar pruebas de laboratorio, extender recetas y dispensar medicamentos. Robert Hurst, gestor de sistemas de Caché, y Matthew Ghofrani, ingeniero jefe de sistemas, componen este equipo de 2 personas. Entre los dos cuentan con los avanzados conocimientos que se necesitan para las tareas de aprovisionamiento de nuevas máquinas. También supervisan las actualizaciones y gestionan las integraciones del entorno virtualizado basado en Red Hat Enterprise Linux.

El equipo al límite para hacer frente al crecimiento

Con el paso del tiempo se han visto sobrepasados por el trabajo, a causa principalmente del número de aplicaciones empresariales de Linux que migraron desde soluciones UNIX propietarias (Caché y Oracle) y de las nuevas aplicaciones adquiridas por Beth Israel, que incluyen CommVault, Ensemble y Pinpoint. "Sabíamos que necesitábamos una herramienta de gestión para las licencias y el aprovisionamiento de nuestros entornos Red Hat Enterprise Linux", comenta Hurst. "Tenía que ser lo suficientemente fácil de aprender y utilizar, de modo que pudiésemos ampliar los privilegios a otros ingenieros de sistemas que se encontrasen disponibles cuando necesitásemos dedicarnos al aprovisionamiento o la gestión de nuestras máquinas Red Hat Enterprise Linux".

Centro médico pionero en la adopción de la virtualización

Beth Israel se comprometió muy pronto con la virtualización, al darse cuenta de la reducción de costes, el ahorro energético y espacial que esta ofrecía. Antes de 2008, los sistemas clínicos de Beth Israel se ejecutaban en un entorno virtualizado HP/UX en sistemas HP SPARC. Cuando HP decidió cambiarse a una arquitectura basada en Intel Itanium, Beth Israel cambió su sistema operativo a Red Hat Enterprise Linux y al hipervisor Xen. Años más tarde, cuando lanzó su itinerario de virtualización, Beth Israel se pasó al hipervisor de la máquina virtual basada en kernel (KVM) de Red Hat.

Hoy en día Beth Israel cuenta con 4 sistemas IBM BladeCenter que contienen 56 máquinas físicas y más de 50 máquinas virtuales. Gracias a Red Hat Enterprise Virtualization Manager, Beth Israel puede continuar utilizando sus recursos y estándares de implementación existentes; así como arrancar desde una SAN mediante servidores blade sin disco y Advanced Management Module de IBM, dado que son compatibles con el agrupamiento de Red Hat Enterprise Virtualization Manager.

Beth Israel aumenta las funciones de gestión y reduce los costes

Hurst estaba interesado en realizar la actualización a Red Hat Enterprise Virtualization 3.1, un sistema de gestión centralizado para administrar una infraestructura virtualizada, cuando estuviera disponible. Se puso en contacto con Red Hat para obtener más información acerca de los requisitos. A continuación, acordó trabajar con Red Hat en una prueba de concepto empleando la nueva versión.

"Nuestro objetivo con la prueba de concepto era simplificar tanto como fuera posible nuestro ciclo de actualización y ampliar las tareas de aprovisionamiento y gestión a otros ingenieros de sistemas, para así poder desviar la presión que recaía sobre Matthew y sobre mí," afirmó Hurst.

El equipo valora el rendimiento y el coste

Red Hat Enterprise Virtualization Manager convenció a Hurst porque gestiona tanto los hipervisores de Red Hat Enterprise Virtualization como los host de Red Hat Enterprise Linux con el hipervisor de KVM. Ofrece un rendimiento líder y escalabilidad para máquinas virtuales en una plataforma estable y lo suficientemente segura para la mayoría de cargas de trabajo de misión crítica.

"Depender de ingenieros de alto nivel como Matthew y como yo para la gestión de las obligaciones de todo el entorno de Red Hat Enterprise Linux resultaba muy costoso desde una perspectiva operativa," declaró Hurst. "Conviene no pasar por alto el riesgo operativo que supone tener a solo dos personas a cargo del funcionamiento de sistemas centrales. Esperábamos que Red Hat Enterprise Virtualization Manager resolviese esta situación".

Gestores en busca de pruebas

Tras el lanzamiento de Red Hat Enterprise Virtualization 3.1 en diciembre de 2012, Hurst comenzó la prueba de concepto de 5 meses, con la que pretendía dar respuesta a dos cuestiones en particular. En primer lugar, ¿es la interfaz de usuario lo suficientemente manejable? Y en segundo lugar, ¿qué tipo de integración de la gestión sería necesaria para los recursos existentes de Beth Israel?

"La respuesta a ambas preguntas nos satisfizo completamente", afirmó Hurst. "Red Hat realizó un trabajo espléndido con la interfaz. Además, integraba correctamente nuestros recursos de IBM BladeCenter".

Resultados satisfactorios de la prueba

Después de la exitosa prueba de concepto, Hurst comenzó a aplicarla a sus granjas de máquinas virtuales más pequeñas, con el plan de estandarizar todas las granjas conforme el equipo va ganando experiencia y se familiarice con la tecnología.

Red Hat Enterprise Virtualization se implementó e integró con facilidad, y funcionaba correctamente con los recursos empresariales clave. Tuvo una buena acogida entre los ingenieros de sistemas, que ahora están encargados de las tareas de aprovisionamiento y gestión de Red Hat Enterprise Linux.

"Nos entusiasma poder decirles, 'No tienen que llamarnos más, pueden gestionar su propio entorno'. De este modo, se sienten más cómodos y capacitados", explica Hurst.

El equipo, además, se beneficia de una elaboración de informes en tiempo real

Uno de los resultados más convincentes del cambio a Red Hat Enterprise Virtualization es que la generación de informes es más rápida y sencilla. Antes el equipo tenía que pasar de un anfitrión a otro, ejecutando comandos y recabando datos de la pantalla, o desarrollando aplicaciones Java. Ahora Hurst comenta que pueden obtenerse datos en tiempo real.

El cambio a Red Hat Enterprise Virtualization también ayudará en materia de gastos generales a largo plazo. Hurst espera que el coste de este cambio a Red Hat Enterprise Virtualization se amortice en 6 meses.

"A medida que los servidores blade pasan por otro cambio generacional, podremos poner más en menos", dice Hurst. "Esta consolidación significará menos máquinas en propiedad que configurar y, como sucede con cualquier otro esfuerzo de virtualización, reducirá la complejidad, originará menos tareas de gestión y disminuirá los costes totales".

Beth Israel cumple con las normativas de privacidad y seguridad

Centro médico

El sector sanitario tiene necesidades específicas y Red Hat Enterprise Virtualization Manager ha ayudado a Beth Israel a cubrirlas. En un centro médico, y especialmente en sus sistemas clínicos, la disponibilidad elevada es una cuestión clave. Los ingenieros deben poder gestionar entornos de forma preventiva, antes de que se produzcan los problemas. Y lo que es quizá más importante, el nuevo sistema puede ayudar a que Hurst cumpla con las exigencias de conformidad de Beth Israel.

“En la salud, hemos establecido estrictos controles para garantizar que no se accede a los datos sin autorización y que no se vulnere la privacidad del paciente", relata Hurst. "Hoy en día, tenemos pruebas documentales y gente con buenas intenciones, pero no la tecnología que nos ayude a supervisar esta tarea. Red Hat Enterprise Virtualization Manager será una gran ayuda en materia de transparencia, gracias a sus extensos informes".

Beth Israel planifica el futuro con Red Hat

Hurst considera que Red Hat Enterprise Linux y Red Hat Enterprise Virtualization serán los entornos estándar en un plazo de 5 años.

"Red Hat Enterprise Linux ejecutado en Red Hat Enterprise Virtualization nos ofrece ventajas significativas en cuestión de rendimiento, seguridad y productividad", destaca.

Más información