Preferencias globales de Red Hat

Historia de éxito

Santos obtiene una innovadora plataforma de TI para geociencias

Santos, uno de los principales productores de petróleo y gas de Australia, atiende a clientes de Australia y Asia. Gracias a Red Hat® Enterprise Linux®, Santos ha logrado un mayor rendimiento, mayor fiabilidad y escalabilidad, a la vez que ha reducido sus costos de administración, con un ahorro superior a 2,5 millones de dólares estadounidenses.

Cliente desde

2005

Adelaida, Australia

Sector de petróleo y gas

Objetivo

Mejorar la infraestructura de TI y reducir los costos de un entorno muy complicado de gestionar, poco fiable y con gastos de licencia.

Software

Hardware

  • 12 x IBM 3650 M3 con NVIDIA Quadro Plex asociado

Red Hat ha sido por algún tiempo la plataforma preferida en la industria del petróleo y el gas debido a que es la plataforma de desarrollo que seleccionaban los principales proveedores de software de geociencias. Se sabe que Red Hat presenta una mayor compatibilidad con el hardware que otras variantes de Linux, lo que facilitó la migración en los primeros momentos.

Andy Moore, director de sistemas de información del departamento para subsuelo, Santos Limited

La empresa de energía australiana buscaba liberarse de la infraestructura de TI propietaria

La infraestructura de TI de Santos, una empresa de exploración de petróleo y gas, estaba basaba en sistemas propietarios y distribuida entre servidores de datos, servidores de aplicaciones y estaciones de trabajo de aplicaciones en varios sitios a nivel nacional. La empresa alcanzó su límite cuando tuvo que hacer frente a cuatro incidentes muy graves.

La creciente complejidad del entorno de TI

En primer lugar, con el tiempo, la gestión del entorno de TI de Santos se volvió cada vez más compleja. Los sistemas y los usuarios se extendían a lo largo de 6 centros nacionales e internacionales con espacios aislados para el almacenamiento, copias de seguridad e infraestructura de bases de datos. Todo ello necesitaba una sincronización nocturna para garantizar que todo el mundo tenía el último conjunto de datos o, como mínimo, el conjunto de datos del día anterior. Las aplicaciones que compilaban para tres arquitecturas independientes se ejecutaban de forma local en una combinación de estaciones de trabajo de 32 bits y 64 bits, y utilizaban tres marcas diferentes de software propietario de cliente ligero y pesado de forma remota. Se trataba de un reto diario para la administración de los sistemas y muy pronto las únicas alternativas posibles serían "simplificar o morir".

La sobrecarga de datos resulta en cuello de botella

En segundo lugar, Santos se enfrentaba a una explosión de datos. La naturaleza del sector de la geociencia implicaba que el departamento de TI de Santos debía gestionar todos los conjuntos de datos sísmicos de gran volumen que se recopilasen sin previo aviso. No obstante, las transferencias de datos estaban sobrecargando las conexiones de la red del escritorio y habían creado un cuello de botella en la interpretación de los datos de la estación de trabajo. En pocas palabras, la empresa necesitaba una autopista más rápida para que los datos llegasen a los usuarios.

El software propietario agota el presupuesto

En tercer lugar, de modo similar a otras organizaciones australianas, Santos resentía la carga de los costes de licencia y mantenimiento asociados a su software propietario de cliente ligero. La presión del gasto la ejercía la necesidad de reducir los costes operativos para las reservas heredadas, a fin de añadir fondos al desarrollo y el crecimiento adicionales.

Infraestructura de TI vulnerable a los fallos

Por último, Santos tenía problemas con el soporte y la fiabilidad. Durante el proceso de implantación de un nuevo software de interpretación de datos, la naturaleza distribuida de la infraestructura provocó varios puntos de fallo y sobrecargas administrativas.

"El rendimiento de la aplicación, la gestión de los datos, la administración del sistema, los costes de licencia, el soporte y la fiabilidad eran áreas en la que necesitábamos introducir mejoras, pero más allá de esos problemas concretos, no podíamos olvidarnos de la realidad en la que operábamos: el sector de la producción y exploración de petróleo y gas. Nuestros geocientíficos e ingenieros, que encuentran y producen petróleo y gas, llevarán continuamente y a todo momento la tecnología hasta sus límites. Siempre ha sido así y seguirá siéndolo", afirma Andy Moore, director de sistemas de información del departamento para subsuelo en Santos Limited.

La tarea de Santos era encontrar una solución que proporcionase un rendimiento mejorado y costes reducidos, pero, en medio de una crisis financiera global, la empresa tenía que lograrlo sin gastar todavía más dinero.

Santos sopesa las ventajas del código abierto

Según Moore, optar por Red Hat no fue una elección difícil.

"Teniendo en cuenta nuestras necesidades, Red Hat Enterprise Linux siempre iba a ser el sistema subyacente, tanto desde el punto de vista del entorno de producción como del de desarrollo", explica.

“Red Hat ha sido por algún tiempo la plataforma preferida en la industria del petróleo y el gas debido a que es la plataforma de desarrollo que seleccionaban los principales proveedores de software de geociencias. Luego está el debate sobre el soporte. Es de todos sabido que Red Hat presenta una mayor compatibilidad con el hardware que otras variantes de Linux, lo que facilitó la migración en los primeros momentos”.

El código abierto cumple los requisitos técnicos

Tras contrastar varias ofertas de software propietario de cliente ligero, Santos se percató de que ninguna de ellas cumplía sus requisitos técnicos de alto rendimiento, gráficos en 3D con aceleración de hardware mediante conexiones LAN y WAN. La empresa se dirigió a la comunidad de código abierto para buscar una respuesta y la encontró en los proyectos de código abierto TurboVNC y VirtualGL. Por primera vez, Santos se convirtió en el principal patrocinador del desarrollo del código abierto y, durante un período de seis meses, los integrantes de su equipo de sistemas informáticos trabajaron con los desarrolladores para conseguir una solución de TurboVNC conforme a los más estrictos estándares empresariales.

Geocientíficos conectados con Red Hat

Santos diseñó un portal web interno para proporcionar a los usuarios una interfaz de conexión y colaboración que les permitiese mantenerse conectados a sus escritorios de Red Hat Enterprise Linux y volver a conectarse a la misma sesión desde cualquier otro punto (una sala de reuniones, su casa, oficinas regionales interestatales, etc.) utilizando su equipo portátil habitual (acompañado de monitores dobles de 24" cuando los usuarios se encuentran en sus oficinas habituales).

Una vez que la sustitución del nuevo cliente ligero de código abierto pasó al entorno de producción, resultó evidente que la solución estaba sobrecargando las tradicionales estaciones de trabajo de 64 bits de Santos. Cuando se corrió la voz, los geocientíficos comenzaron a ejecutar sus escritorios basados en Red Hat Enterprise Linux exclusivamente mediante TurboVNC, y pronto solicitaron la eliminación de sus estaciones de trabajo para conseguir más espacio. A medida que aumentaba el número de usuarios online, se añadían servidores Red Hat adicionales a la granja de TurboVNC/VirtualGL para gestionar la carga.

La demanda de Red Hat aumenta exponencialmente

La infraestructura propietaria alojada en las oficinas interestatales de Santos se retiró cuando se volvió evidente que todos los usuarios del país preferían utilizar la solución de cliente ligero de código abierto en la WAN, en lugar del hardware local. Lo que comenzó siendo una sencilla sustitución del sistema de cliente ligero de Santos terminó en un efecto bola de nieve. Ahora todo acceso a las aplicaciones de Red Hat y geociencia relacionadas (como Paradigm) tiene lugar de forma remota mediante sesiones en TurboVNC, ejecutadas desde la sala de servidores de Santos en Adelaida. (Paradigm es un proveedor de software de exploración y desarrollo líder al sector del petróleo y el gas, empleado para virtualizar e interpretar datos sísmicos).

Santos recibe soporte

Durante la adquisición y desarrollo de su granja de servidores, el sistema de administradores de Santos trabajó en estrecha colaboración con los servicios de soporte de Red Hat para garantizar que la plataforma se construyera correctamente desde el principio. Esto era especialmente importante porque se trataba de la primera experiencia de la organización con servidores IBM x86 que ejecutaban Red Hat. Santos también cuenta con Red Hat Certified Engineers (RHCE®) y Red Hat Certified Technicians (RHCT) como miembros de su equipo, con planes de ampliación para el futuro.

Santos ahorra millones e innova en combustible

La innovadora solución fue un cambio estimulante para Santos, al proporcionarle una plataforma más rápida, estable y económica de forma inmediata, además de muchas otras ventajas operativas, que pronto se volvieron patentes.

"La necesidad agudiza el ingenio. Milagrosamente, logramos encontrar la solución que simplificaría la administración, impulsaría el rendimiento, reduciría los costes, añadiría funcionalidad, mejoraría la seguridad e incluso nos permitiría reducir el consumo de energía; una auténtica solución de código abierto todo en uno y todo un éxito general", comenta Moore. "La introducción de Red Hat nos ha proporcionado una solución beneficiosa para todos".

Los usuarios consiguen datos más rápido

El resultado de la migración de Santos al nuevo cliente ligero de código abierto fue una ruta de datos mucho más veloz para todos los usuarios, gracias a que la potencia de procesamiento se encuentra en la misma sala que el almacenamiento de NFS. La gestión de los datos también se simplificó gracias a que todos los usuarios australianos podían emplear el mismo conjunto de servidores, aplicaciones, discos y bases de datos, sin necesidad de sincronizar los datos entre sitios nacionales.

"Todo se redujo a una solución de cliente ligero de alto rendimiento con un entorno de 64 bits estándar en equipos portátiles con más potencia de representación 3D de la que nuestros usuarios habían visto hasta la fecha", detalla Moore.

Ahorro de 2,5 millones de dólares y escalada de la productividad

Otras impresionantes ventajas incluyen ahorros inmediatos de 2,5 millones de dólares gracias a la eliminación de los costos de licencia de cliente ligero, la reducción de los costes de capital y la disminución de las tareas de administración. Además, los valiosos geocientíficos de Santos pueden realizar su trabajo con mayor eficacia, lo que les permite aumentar la productividad y poder mejorar los resultados de la compañía mediante el aumento de reservas de gas y petróleo.

Crecimiento del procesamiento de datos sísmicos

Además de estas significativas ventajas, se encargó un nuevo clúster de informática científica de alto rendimiento (HPC) que utilizaba los antiguos servidores blade de cliente ligero y las herramientas de clúster de código abierto de Torque, para dar un gran salto en el procesamiento de datos sísmicos y las funciones de simulación de depósitos, todo ello ejecutado en Red Hat Enterprise Linux.

"Gracias a Red Hat Enterprise Linux, conseguimos una mayor fiabilidad y estabilidad, con más funciones de aplicaciones proporcionadas de forma constante, y una seguridad mejorada que impide que los valiosos datos corporativos salgan de la sala de servidores. Además, la solución ofrece un mejor rendimiento y una mayor funcionalidad, y elimina la necesidad de inicio y cierre de sesión, lo que a su vez permite a varios usuarios acceder a la misma sesión desde diferentes ubicaciones para establecer una comunicación interestatal e intercontinental", comenta Moore.

Las ventajas añadidas también incluyen una reducción de más de 300 000 KWh de potencia ambiental al año, menos requisitos de refrigeración de la oficina y una huella de carbono muy inferior; todo ello gracias a la eliminación de las estaciones de trabajo.

La visión de futuro de Santos pasa por la innovación del código abierto

Santos considera que su éxito procede en gran medida del hecho de que se encontraba preparado para mirar más allá de Microsoft y los proveedores de software tradicional del sector, y empezar a trabajar con la comunidad de código abierto, que considera que tiene el potencial para aportar valor extraordinario a la organización.

"La realidad es que Red Hat Enterprise Linux y el software de código abierto ofrecen un soporte excelente y, con una comunidad de expertos técnicos disponibles las 24 horas del día, la asistencia es mucho mejor y más segura que la de cualquier proveedor individual, siendo realista, puede ofrecer", apunta Moore.

"Lo que Red Hat y el código abierto nos han permitido conseguir es comparable a un uso completamente innovador de la tecnología y una forma de pensar alternativa. Hemos podido reunir talento procedente de diferentes rincones del planeta y, de pronto, estamos obteniendo unos resultados espectaculares y un potencial adicional que jamás habríamos imaginado. Este es el poder de la colaboración, y su valor va mucho más allá de nuestra infraestructura de TI, nuestra empresa y nuestro sector", considera Moore.

Más información