Aplicaciones nativas de la nube

¿Por qué elegir a Red Hat para el desarrollo nativo de la nube?

Porque hoy todas las empresas son empresas de software

Sabemos que actualmente los mercados están dominados por la batalla digital y que, para mantener la competitividad, es necesario adoptar modelos empresariales orientados al software. Así su sector sea el de las telecomunicaciones, los servicios bancarios, la atención de la salud o incluso la cría de ganado, ahora su empresa también es una empresa de software, y las aplicaciones son el núcleo de su estrategia comercial.

Esta transformación empresarial orientada al software requiere desarrollar nuevas aplicaciones y proporcionarlas rápidamente a los usuarios, que ahora esperan un nivel de calidad superior. No es una tarea sencilla. Sabemos que será necesario invertir en procesos, infraestructura y arquitectura para competir en los mercados modernos y cambiantes.

Pero también creemos que el desarrollo de sus aplicaciones puede aprovechar al máximo esas inversiones, gracias al desarrollo de aplicaciones nativas de la nube.


Desarrollo de aplicaciones nativas de la nube

El desarrollo de aplicaciones nativas de la nube es un enfoque para la creación y ejecución de aplicaciones que aprovecha al máximo las ventajas del modelo de cloud computing. Las nubes públicas, privadas e híbridas son cada vez más preponderantes, y el desarrollo de las aplicaciones nativas de la nube es un medio para generar el valor empresarial que hacen posible estos entornos modernos y dinámicos.

Idealmente, una aplicación nativa de la nube es un conjunto de microservicios pequeños, independientes y de bajo acoplamiento, implementados en contenedores de Linux y conectados mediante interfaces de programación de aplicaciones (API) o mensajería. Cada servicio implementa una capacidad empresarial y es desarrollado por pequeños equipos que utilizan flujos de trabajo DevOps, como la integración continua y la implementación continua (CI/CD). Esto permite que los servicios se creen rápidamente, se implementen de manera automática y se actualicen con regularidad, sin necesidad de ciclos de desarrollo monolíticos.

Gracias a nuestra cartera de productos de open source, que incluye Red Hat® Enterprise Linux® y OpenShift®, tenemos la capacidad única de asociarnos con empresas que deben transformarse para competir en mercados dinámicos y orientados al software.

Pero no somos los únicos que tenemos esa opinión. Entre otros partners de desarrollo nativo de la nube, Forrester afirma que Red Hat "encabeza el sector gracias a su excelente experiencia con el usuario y su capacidad de integración". Nuestro ecosistema de productos está diseñado para dar soporte a todos los aspectos del desarrollo de aplicaciones nativas de la nube. Nuestra plataforma de contenedores OpenShift se integra totalmente con lo siguiente:


¿Cómo puede ayudarlo Red Hat?

No necesita ser "digital por naturaleza" para lograrlo

Las empresas "digitales por naturaleza" son las que han transformado sus mercados desarrollando desde cero las metodologías, herramientas y tecnologías que ahora son estándares del sector. Dichos estándares han mejorado con el transcurso del tiempo, lo cual significa que las empresas tradicionales ahora pueden convertirse en líderes si adoptan las nuevas plataformas y se concentran en la escalabilidad. Ahora, en lugar de crear su propia plataforma, puede enfocarse en inversiones estratégicas y dedicarse al desarrollo ágil de software y a la capacidad para prestar servicios con Red Hat OpenShift. En lugar de reinventar estrategias ya conocidas, los equipos pueden concentrarse verdaderamente en diseñar aplicaciones que se adapten con rapidez a la innovación y al cambio continuos.

Red Hat OpenShift es una plataforma para diseñar aplicaciones en contenedores, que también se integra con el almacenamiento y el middleware a fin de controlar sus operaciones y su infraestructura. Se basa en los estándares del sector, como los contenedores y Kubernetes, para hacer posible la transformación digital mediante la entrega de aplicaciones, la administración, el control y la escalabilidad, y todo de forma automatizada.

Qué se puede ofrecer

Red Hat considera que todas las organizaciones deben mejorar sus procesos de desarrollo y entrega de aplicaciones de software para sus clientes. Independientemente de que su objetivo sea utilizar más eficientemente sus aplicaciones heredadas existentes o diseñar una nueva arquitectura de microservicios, hay una manera de optimizar sus prácticas de desarrollo para prestar un mejor servicio a los clientes.

Ofrezca las aplicaciones que sus clientes desean; ni más, ni menos. Sus clientes tienen muchas opciones, así que usted debe ofrecerles aplicaciones que satisfagan sus necesidades a tiempo para mantener la competitividad. ¿Les proporciona más funciones de las que desean? Entonces probablemente no llegue al mercado lo suficientemente rápido. ¿Les proporciona menos de lo que desean? Perderá oportunidades y defraudará a los usuarios. Los tiempos en los que se ofrecía una gran cantidad de funciones con la esperanza de que algunas se volvieran populares han quedado en el pasado. Hoy en día, se debe proporcionar exactamente lo que se necesita y en cuanto sea posible.

Lance su producto y aprenda de la experiencia. Las necesidades de los clientes y los productos de la competencia cambian rápidamente. En respuesta a estos cambios, la planificación estratégica a largo plazo y los largos ciclos de productos se han reemplazado por las rondas de comentarios sobre el producto. Esto es posible gracias a las pruebas en tiempo real realizadas durante la etapa de producción y a la capacidad del software para dar soporte a los cambios rápidos en los productos. Cuando las ideas nuevas se pueden probar rápido y varias veces, se puede aprender continuamente de los usuarios, en lugar de tratar de anticiparse a todas sus necesidades en un único lanzamiento tipo "big bang".

Agilice el proceso de desarrollo, sin sacrificar la calidad. La idea de que al aumentar la velocidad se reduce la calidad es de sentido común. Ese argumento de la sabiduría popular se sigue aplicando al enfoque tradicional, pero las aplicaciones nativas de la nube han cambiado la relación entre velocidad y calidad durante el proceso de escalabilidad. Con los métodos de DevOps, como la entrega continua, las pruebas de calidad se pueden automatizar en todas y cada una de las etapas del proceso, así que ya no es esperar el famoso "día de la fusión" o el temido "infierno de la integración", que pueden obstaculizar la prestación de los servicios. Las pruebas constantes también permiten obtener comentarios rápido y de forma temprana, lo cual reduce el tiempo y los esfuerzos desperdiciados.

Sabemos que estos objetivos nativos de la nube pueden parecer abrumadores; sin embargo, con la plataforma y las técnicas adecuadas, hemos ayudado a otras empresas a alcanzar el éxito. Cambiar los procesos internos es un desafío necesario para seguir siendo competitivos en los mercados modernos y dinámicos. A fin de impulsar estos cambios, Red Hat cree que las organizaciones necesitarán una nueva plataforma para permitir mejoras en la arquitectura, la infraestructura y los procesos. El objetivo final es tener la capacidad para ofrecer aplicaciones de calidad superior con mayor agilidad.

Lea el blog de desarrolladores de OpenShift