Suscríbete
y más

Teléfonos más inteligentes: las aventuras de la computadora de mano

Escuchar el episodio después
Episode hero image

Muy pocas personas podían imaginarse cómo sería una computadora de mano, o lo que haría. Pero un trío de visionarios se anticipó y supo a dónde se dirigía la computación. Sin embargo, para lograr el éxito en este nuevo mundo, tendrían que diseñar todo desde el principio, sin aplicar los conocimientos convencionales sobre el hardware.

Su creación, la PalmPilot, rompió los récords de ventas, le mostró al mundo todo lo que era posible y les enseñó a las personas que el valor de la tecnología estaba dando un giro, una vez más. Pero cuando estalló la burbuja tecnológica y los nuevos competidores ingresaron al mercado, el control de Palm sobre la industria de las computadoras de mano comenzó a desvanecerse.

Episode notes image

00:02 - Presentadora

A principios de la década de los 90, había un desarrollador de software muy hábil, que tomó un pedazo de madera y talló pequeños bloques de distintos tamaños. Comparó sus pesos con cuidado, y cuando encontró uno del tamaño de su bolsillo, le pegó la imagen impresa de un pequeño monitor con cinta adhesiva. Se lo puso en el bolsillo de la camisa y se lo llevó a todas partes, para ver qué se sentía traer el dispositivo todo el tiempo. Se imaginaba que en un futuro no tan lejano, todos traeríamos alguno. Si crees que era Steve Jobs, ¡pues no! Se llamaba Jeff Hawkins, y fue uno de los diseñadores de la PalmPilot. Cuando el iPhone llegó al mercado en 2007, sus críticos y competidores se preguntaban si un teléfono inteligente tendría éxito.

00:55 - Presentadora

Más de una década después, la pregunta es: ¿cómo puedes tener éxito sin uno? Los teléfonos inteligentes están en todos lados. Sus aplicaciones nos permiten hacer casi cualquier cosa. Y el hardware que usan dice mucho sobre nosotros mismos. Aunque el iPhone fue fundamental para el nacimiento de nuestra vida móvil, no se la debemos a él. Esta es la maravillosa historia de un dispositivo portátil que le abrió terreno al teléfono inteligente, y de un equipo leal, que se aferró a él durante todo el trayecto. Esto es Command Line Heroes en español, un podcast original de Red Hat.

01:38 - Presentadora

El concepto del teléfono inteligente existe desde que veíamos el tricodificador de Star Trek. Sin embargo, se volvió realidad en 1984. Eran aparatos pesadísimos que parecían ladrillos. En los años 90 ya eran más pequeños, lo suficiente para que Zack Morris trajera el suyo en Salvados por la campana, pero en ese entonces solo se usaban para hablar por teléfono. ¿Te acuerdas de las llamadas telefónicas? Esos teléfonos móviles no daban ninguna muestra de inteligencia, pero había otro dispositivo que ganaba terreno. Se llamaba PDA, o asistente digital, y era un dispositivo electrónico móvil que servía de administrador personal de información. Hablaremos de él en un momento, pero hay que recordar que en ese entonces, la industria de la tecnología estaba mucho más enfocada en las computadoras personales, como vimos con la historia de la Altair 8800, que contamos en nuestro tercer episodio.

02:33 - Ed Colligan

Todo el mundo estaba obsesionado con las computadoras personales. Eran cajas enormes de color beige que ponías debajo de tu escritorio, así que nadie se imaginaba que luego las llevaríamos en el bolsillo.

02:43 - Presentadora

A principios de los 90, Ed Colligan era vicepresidente de marketing de una nueva empresa de software móvil que se llamaba Palm. El que la fundó fue Jeff Hawkins, el que andaba cargando un pedazo de madera en el bolsillo.

02:57 - Donna Dubinsky

Era una visión maravillosa. Creíamos que el futuro de la computación, de la computación personal, estaba en las computadoras de mano, y que en el futuro se realizarían más transacciones con ellas que con las computadoras de escritorio.

03:11 - Presentadora

Estábamos escuchando a Donna Dubinsky, que en ese entonces era directora ejecutiva de Palm.

03:15 - Donna Dubinsky

Yo sé que si lo digo ahora, suena a “Sí, claro, es lógico”. Pero, créeme, en ese momento no era lógico.

03:21 - Ed Colligan

No entendíamos por qué los demás no lo entendían, porque solo había que pensar cómo había evolucionado la informática, ¿no? Habíamos pasado de las computadoras que necesitaban toda una habitación a las mainframe, luego a las minicomputadoras, que no le hacían honor a su nombre, luego a las computadoras personales, y después a las computadoras de escritorio. Y veíamos el avance inevitable de la Ley de Moore: cada vez más potencia y tamaños cada vez más reducidos.

03:48 - Presentadora

En sus comienzos, Palm desarrolló el software de gestión de información para un asistente digital de Casio, que se llamaba Zoomer. También creó el software de sincronización para los dispositivos de Hewlett Packard, pero esos primeros asistentes digitales no levantaron el vuelo. Además, el sueño de un asistente digital parecía una causa perdida después del estrepitoso fracaso de Apple en ese sentido: el Newton. Era demasiado grande, demasiado pesado, y el software era demasiado lento. Pero el equipo de Palm se preguntaba si no sería necesario cambiar el enfoque para cambiar el juego.

04:25 - Donna Dubinsky

El acuerdo original en el que trabajamos era con una empresa de sistemas operativos que se llamaba GeoWorks, y un proveedor de hardware: Casio. Pero en el proceso descubrimos que la arquitectura de la industria, por llamarla de alguna manera, consistía en apilar las cosas, poner una sobre otra, y eso no tenía sentido para la computación de mano. Lo que aprendimos es que para diseñar los dispositivos correctamente, los productos de hardware y software tenían que estar altamente integrados. Así que, lo que nos hizo cambiar de opinión fue, básicamente, producto del fracaso.

04:55 - Presentadora

En Palm pensaban que si lograban diseñar el hardware en que pudieran ejecutar su software, podrían crear un asistente digital exitoso.

05:04 - Ed Colligan

No, no, nosotros no le decíamos “asistente digital”.

05:09 - Presentadora

¡Uy, perdón, Ed!

05:11 - Ed Colligan

No nos gustaba lo de asistente digital personal, o PDA. La posicionamos como una agenda conectada. De hecho, intentamos cambiar la forma en que la gente lo veía: este no era un dispositivo completamente nuevo al que necesitaras adaptarte, sino un accesorio para tu PC.

05:29 - Presentadora

Cuando Ed dice “agenda conectada”, se refiere a conectar el dispositivo a la computadora, no al internet inalámbrico. Eso todavía no era posible. Pero el poder sincronizar tu dispositivo Palm con tu computadora personal era una ventaja, ante lo que ofrecía la competencia.

05:46 - Donna Dubinsky

No se conectaban con nada, así que la libreta de direcciones de tu Sion o de tu Casio Wizard no tenía nada que ver con la de tu computadora. No la posicionamos como una computadora de mano independiente, sino como un aditamento, una ventana a tu computadora, una manera de llevarte un pedacito contigo, y la función de sincronización era fundamental para lograrlo.

06:13 - Presentadora

Además de crear una agenda móvil, Palm quería agregar un dispositivo de sincronización que pudieras conectar a tu computadora para actualizar la información.

06:24 - Rob Haitani

Y en ese momento nos asustaba mucho el proyecto. Teníamos 25 personas, y el hardware era muy… digamos que requería una inversión intensiva de capital, necesitaba un montón de inversiones, necesitaba tiempo, necesitaba un proceso de adquisición de materiales, y era un reto que daba miedo, la verdad.

06:40 - Presentadora

Acabamos de escuchar a Rob Haitani, gerente de productos de Palm. Y ahora vamos a escuchar el desafío que Donna Dubinsky le planteó al equipo de Rob.’

06:47 - Donna Dubinsky

Queríamos crear un sistema operativo, software para aplicaciones, software de sincronización, hardware… Todo desde cero. Cada una de esas actividades era más que suficiente para una empresa entera. Así que, al pensarlo, el que una pequeña empresa se propusiera hacer todo a la vez, y lograr que todo funcionara en conjunto, era muy atrevido.

07:14 - Rob Haitani

Por eso la gente va a Silicon Valley. O sea, sí, ajá, dices que vas a crear una industria completamente nueva. Si hay empresas como IBM, Apple y Microsoft que lo intentaron y fallaron, ¿qué les hace pensar a ustedes, que son solo 25 personas, que pueden lograrlo? Y ya sabes que en Silicon Valley no hay nada que motive más a las personas que el decirles que no van a lograrlo. Creíamos en la visión de Jeff, que era muy clara. Y lo que realmente... lo que realmente me resultaba convincente es que se concentraba en el cliente. Me acuerdo de que nos decía: “no diseñen tecnología, diseñen una solución para el cliente”.

07:45 - Presentadora

Y esa actitud de poner al cliente en primer lugar fue la que impulsó a Jeff Hawkins a tallar el pedazo de madera del tamaño de un dispositivo.

07:54 - Rob Haitani

Lo traía en el bolsillo, entraba a las reuniones y fingía escribir con un lapicito de madera, para imaginarse qué se sentiría. Así que hacía como que estaba escribiendo, y la gente le ponía caras raras, porque, pues... “estás escribiendo en un pedazo de madera, Jeff”. Pero creo que sí le dio algunas ideas sobre cómo... cómo podía ser.

08:16 - Presentadora

Ese pedacito de madera inspiró algunos de los criterios fundamentales del diseño. En primer lugar, tenía que caber en el bolsillo de la camisa. En segundo lugar, debía costar menos de 300 dólares. Tercero, tenía que ser más rápido que el bolígrafo y el papel. Al encenderlo, podrías usarlo inmediatamente. Vamos a escuchar a Ed y a Rob comparar el diseño de las Palm con el de la competencia.

08:41 - Ed Colligan

Todos los demás estaban intentando diseñar un dispositivo independiente, así que pensaban: “Ay, necesitamos una tarjeta de expansión para tener más memoria”, o: “Necesitamos un teclado”, y nosotros pensábamos: “No, vamos a conectarlo a la PC para sincronizar la información entre la PC y el dispositivo inmediatamente”.

09:00 - Rob Haitani

Jeff tenía un punto de vista completamente distinto al de los demás. Por ejemplo, decía que si el problema de un dispositivo era que era demasiado lento, la solución normal sería ponerle un procesador más rápido. Pero él lo miraba con otros ojos y decía: “¿Pero cómo le haces para que sea más rápido para el cliente? No solo es el hardware; si logras que el software sea sencillo y liviano, va a funcionar bien, y entonces va a haber un efecto en cascada: el dispositivo va a ser pequeño, más liviano, y la vida útil de la batería va a ser más larga. Así que desarrollamos la filosofía de reducir la cantidad de pasos y ser sumamente críticos en todo lo que se relaciona con la eficiencia.

09:37 - Presentadora

Incluso le dieron un nombre a esa filosofía: “el Zen de Palm”. Escribieron un manifiesto de diseño y todo. El desarrollo de la plataforma del sistema operativo de Palm, o Palm OS, exigió nuevos conceptos y formas de pensar, que fueran distintos de los que se usaban para diseñar las máquinas grandes. Mientras más funciones tenga una computadora personal, mejor. Pero los dispositivos de mano son diferentes. Según el Zen de Palm, en los dispositivos de mano lo más importante es el usuario. Todas las funciones deben concentrarse en lo mismo, y el dispositivo debe poder utilizarse en cualquier lado.

10:11 - Rob Haitani

¿Cómo haces para meter una montaña en una taza? Hay que encontrar el diamante de la montaña para meterlo en la taza. La idea de diseñar una pantalla pequeña no es tomar la computadora de escritorio entera, con todas sus funciones, para apretarla y reducirla. La idea es tomar lo esencial, lo que realmente necesitas siempre, y ponerlo en la pantalla. Y para lograrlo, lo que hicimos fue analizar cada tarea paso a paso, para decidir qué era lo que tenía que estar en la pantalla.

10:41 - Presentadora

Al reducir la cantidad de botones de una página determinada, podían diseñar una pantalla más pequeña, así que el equipo de Rob redujo drásticamente la cantidad de toques que se necesitaban para ejecutar las funciones. Escuchemos a Donna Dubinsky nuevamente.

10:52 - Donna Dubinsky

Revisaba cada pantalla, cada función, y se ponía a pensar en cómo podía reducir la cantidad de toques. Por ejemplo, imagínate que en lugar de usar tres toques —uno para encender el dispositivo, otro para abrir la aplicación del calendario y otro para poner la fecha de hoy—, que era lo que siempre ibas a hacer, pudieras presionar un solo botón que encendiera el dispositivo, te llevara a la aplicación del calendario y te mostrara el día de hoy. El botón de "Hoy”. Insisto, actualmente suena obvio, pero en ese momento era un cambio radical. Porque no era la forma en que se usaban los dispositivos. Así que se necesitaba una coordinación tremenda entre el hardware y el software.

11:35 - Presentadora

En 18 meses, Palm había logrado algo que parecía imposible. Tenían un prototipo en que el hardware y el software estaban perfectamente sincronizados. Y solo habían gastado tres millones de dólares. Pero había un problema: eran sus últimos tres millones. Palm tenía un nuevo y maravilloso dispositivo de mano, ¡pero no tenía ni un centavo! El último recurso del equipo de Palm para seguir financiando su nuevo producto fue venderle la empresa a US Robotics en 1995. Era la única forma de que la nueva agenda conectada, a la que le habían puesto PalmPilot, llegara a las manos de los clientes. Y sabían que clientes no faltarían. Vamos a escuchar a la directora ejecutiva, Donna Dubinsky, contarnos lo que pasó cuando Jeff Hawkins presentó la “PalmPilot” en una conferencia de tecnología.

12:37 - Donna Dubinsky

Jeff estaba ahí en el escenario, mostrando el dispositivo, pero el momento más impresionante, que hizo que la gente por poco se parara a aplaudirnos, fue cuando sacó la base, puso el dispositivo y apretó el botón. Y en la pantalla veías que se sincronizaba con la computadora. La gente estaba impactada con eso. De repente empezaron a aplaudir. Fue muy emocionante ver que entendieron el valor fundamental de lo que estábamos tratando de vender.

13:13 - Presentadora

El objetivo de Palm en ese lanzamiento era enseñarle a la gente que era muy fácil usar el dispositivo. Pero no había mucho presupuesto para el lanzamiento. Así que se pusieron creativos.

13:24 - Donna Dubinsky

Se nos ocurrió una locura: que nos ayudaran nuestras mamás. Así que llevamos a la mamá de Jeff, a la mamá de Ed y a la mía. Se pusieron unos sombreritos que habíamos hecho y que decían “Las mamás apoyan la Pilot”, y traían unos prendedores que decían “Yo soy la mamá de Donna”, “Yo soy la mamá de Ed” y así. Y les pedimos que tomaran los pedidos de las Pilot ahí en el lanzamiento. “Yo le compré mi Pilot a la mamá de Jeff” o "a la mamá de Ed" o así. Hasta el día de hoy, la gente me ve y me dice: “Yo le compré una Pilot a tu mamá”. Nos divertimos muchísimo. Se la pasaron muy bien, y el lanzamiento fue inolvidable.

14:06 - Presentadora

Así que aunque las mamás tomaban los pedidos, ese dispositivo fue un gran paso hacia adelante en la computación de mano. Pero no hay que olvidar que eso sucedió en 1996. Escuchemos a Ed Colligan y Rob Haitani de nuevo.

14:18 - Ed Colligan

El producto funcionaba con dos pilas AAA... durante un mes. (ríe) Tenía 128 kilobytes de memoria. Tal vez nunca hayas oído hablar de un kilobyte de memoria. Tenía una pantalla en blanco y negro.

14:38 - Rob Haitani

Teníamos una pantalla de 160 por 160 píxeles: casi microscópica. O sea, he diseñado íconos que casi casi tienen ese tamaño. El procesador tenía muy baja potencia y una cantidad muy pequeña de memoria. O sea, el procesador era de 16 megahertz, con 128 kilobytes de RAM, y teníamos que hacer que el sistema operativo funcionara con esas limitaciones. La pantalla consumía poca energía. No era a colores, ni siquiera era a escala de grises. Era una pantalla monocromática de 160 píxeles, y abajo había un digitalizador; no era una pantalla, sino un digitalizador, así que podías escribir ahí.

15:16 - Presentadora

Palm le incorporó a la PalmPilot su software de reconocimiento de escritura, que se llamaba Graffiti. Acuérdate de que no tenía teclado. Así que si querías escribir algo, tenías que usar un lápiz óptico.

15:29 - Rob Haitani

Había que escribir en un rectángulo que estaba en la parte de abajo, con las letras una encima de la otra, y tenías que aprenderte un alfabeto simplificado.

15:39 - Presentadora

La tecnología era nueva y funcionaba bien, pero tenía sus problemitas. Por ejemplo...

15:45 - Donna Dubinsky

Ya llevábamos un tiempo distribuyéndola, y de repente los dispositivos que ya estaban en uso empezaron a tener fallas graves; por ejemplo, había unos que se apagaban y ya no podías volver a encenderlos. Empezaron a llegar a nuestro departamento de servicio técnico, y teníamos que tratar de averiguar qué estaba fallando.

16:02 - Rob Haitani

Por eso las startups generalmente no fabrican hardware. Es muy difícil, y el problema es que las personas perdían sus datos, y no entendíamos qué pasaba.

16:15 - Presentadora

El equipo revisó toda la documentación, incluso los acuerdos de devolución y las solicitudes de cambios. Intentaron verificar que el problema no tuviera que ver con algún cambio en el proceso. Pero no lo encontraban. Donna se sentía frustrada, así que reunió al equipo.

16:32 - Donna Dubinsky

Llamé a todos los directores a una sala de juntas, y estuve a punto de cerrar la puerta con llave. Pero les dije: “nadie sale de aquí hasta que averigüen qué le pasa a esta cosa. ¿Cuál es el problema?”

16:41 - Presentadora

Finalmente, el equipo se dio cuenta de que había habido un pequeño cambio en el dispositivo, pero no era lo que se imaginaban. No tenía nada que ver con los componentes del hardware.

16:53 - Donna Dubinsky

¿Te acuerdas de la tapa que tienes que quitar cuando le pones las pilas a los aparatos? Bueno, pues dentro de esa tapa, alguien había puesto una etiqueta con una advertencia o algo así.

17:03 - Presentadora

El origen de ese dolor de cabeza era una pequeña etiqueta de advertencia que le habían puesto a la parte de abajo de la tapa de las pilas.

17:11 - Donna Dubinsky

Esa etiqueta generaba cierta fricción con las pilas, y las empujaba hacia abajo de tal manera que se desconectaba la energía. Y habíamos cargado un parche de software, que se perdía si se desconectaba la energía.

17:27 - Presentadora

El equipo encargado del hardware cambió los conectores por resortes para elevar las baterías: una solución muy sencilla para una falla complicadísima.

17:35 - Donna Dubinsky

Lo bueno era que todo estaba sincronizado, así que todo estaba respaldado. Y veías que a la gente se le encendía la lamparita, era toda una revelación: lo que tiene valor son los datos, no el dispositivo.

17:49 - Presentadora

Es muy probable que estés escuchando este podcast en un teléfono inteligente. ¡Míralo! Tu teléfono está a años luz de distancia de las viejas PalmPilots. Pero los aspectos básicos ya estaban ahí. Vamos a escuchar a Chris Dunphy, que era director de Análisis Competitivo de Palm.

18:10 - Chris Dunphy

Era una edad de oro increíble. Palm salió al mercado en 1996 con la PalmPilot, y causó sensación por todas partes. Para estar a la moda había que tener una; era como un cerebro portátil que traías en el bolsillo, y Palm tuvo la inteligencia de sacar un kit de desarrollo de software, casi como efecto secundario, y funcionó. Empezaron a aparecer pequeñas aplicaciones excelentes para todos los nichos de mercado, desde los médicos hasta los tejedores. Y a la gente le encantaba su dispositivo y sus aplicaciones.

18:43 - Presentadora

There was an existing community of developers making similar apps for Mac's desktops, and they hopped over to build an app ecosystem for Palm.

18:52 - Chris Dunphy

Muchos de los desarrolladores originales de Palm no eran grandes empresas, sino aficionados que hacían pequeños proyectos en su tiempo libre. Tenían algún proyecto de interés personal, y se emocionaron muchísimo al pensar en lo que implicaba una computadora y una pantalla que podías traer todo el tiempo, y que se convertía en una extensión de tu mente. Muchas personas tuvieron ideas excelentes para aprovechar ese kit de desarrollo de software y escribieron cosas geniales. Fue una revolución.

19:18 - Donna Dubinsky

Claro, yo sé que mucha gente cree que Apple inventó la App Store y la idea de las aplicaciones en un dispositivo de mano, pero en realidad la primera PalmPilot ya tenía una primera tienda de aplicaciones. Era una tienda de terceros, y los primeros desarrolladores diseñaban una gran variedad de aplicaciones originales que, como te decía, solo tenías que sincronizar en tu dispositivo.

19:37 - Presentadora

El plan era vender 100 mil unidades el primer año. Y durante los primeros seis meses, las ventas se mantuvieron estables: alrededor de 10 mil unidades al mes. Pero de pronto se dispararon.

19:50 - Donna Dubinsky

De hecho, a los 18 meses ya llevábamos un millón de unidades vendidas, el mayor crecimiento de un producto nuevo en la historia de los Estados Unidos hasta ese momento. O sea, fue un crecimiento impresionante. Un millón de unidades en 18 meses.

20:01 - Presentadora

Palm había diseñado una categoría de hardware completamente nueva. Y, en teoría, la recompensa era toda suya. Pero de pronto, una empresa de nombre 3Com compró a la matriz de Palm, US Robotics. Y el jefe de 3Com, que estaba influido por el modelo de negocios de Microsoft, decidió vender las licencias del sistema operativo Palm OS a las empresas que querían crear sus propios asistentes digitales.

20:29 - Donna Dubinsky

Obviamente es una estrategia que le ha funcionado muy bien a Microsoft con las computadoras personales. Pero no nos parecía que fuera la estrategia correcta para las computadoras de mano. Creíamos que debían ser dispositivos altamente integrados, pero ellos no estaban de acuerdo, decían que lo que había que hacer era otorgar la licencia del sistema operativo a todo el sector. Y nosotros no estábamos de acuerdo con eso.

20:53 - Presentadora

Creían firmemente en su visión. Así que justo después de ayudar a que la empresa matriz revolucionara el mercado, Jeff Hawkins, Donna Dubinsky, Ed Colligan y Rob Haitani, entre otros, abandonaron Palm para formar una nueva compañía. Le pusieron Handspring. Luego, compraron la licencia del software que ellos mismos habían creado, Palm OS, y lo cargaron en sus propios dispositivos de mano. Habían creado un gigante. Y ahora iban a intentar derribarlo, al estilo de David y Goliat, con el mismo sistema operativo. En 1999, la nueva Handspring, que ya no dependía de esas viejas empresas matrices, lanzó su propio hardware, la serie de asistentes digitales Visor. Y funcionaba con Palm OS. Así recuerda Ed Colligan cómo lo recibió el público.

21:48 - Ed Colligan

Por supuesto, nos apoderamos como del 25 % del mercado de la noche a la mañana.

21:53 - Presentadora

Esa jugada fue un golpe para el hardware de Palm. Entonces, irónicamente, 3Com convirtió a Palm en una empresa independiente, que era lo que el equipo siempre había querido. Mientras tanto, el 90 % de todas las computadoras de mano funcionaba con Palm OS; no estaba nada mal, ¿verdad? De hecho, hubo un breve momento en que Palm llegó a valer más que Ford y General Motors juntas. Todo el mundo pensaba que se convertiría en el siguiente Microsoft. Pero Handspring tenía otros planes.

22:23 - Donna Dubinsky

Cuando comenzamos con Handspring, ya empezábamos a darnos cuenta de que los dispositivos terminarían por estar dedicados a la comunicación, así que les pusimos una ranura de hardware... con la idea de experimentar y poder integrar cualquier cosa que sirviera para la comunicación: una tarjeta para usarlo como localizador, una tarjeta de voz, lo que fuera, para aprender, para aprender cómo integrar la comunicación y todo lo que fuera importante en el futuro.

22:51 - Ed Colligan

Vimos venir los teléfonos inteligentes. Entendimos que todo iba a ser inalámbrico y decidimos ponernos a pensar en cómo crear ese dispositivo que integrara el asistente digital y el teléfono.

23:07 - Presentadora

Así que Handspring puso manos a la obra para crear un teléfono inteligente. En el proceso, cambiaron el lápiz óptico por un teclado, y le pusieron Treo a su nuevo diseño. Mientras todo eso sucedía, Jeff, Donna y Ed se reunieron con otro empresario del mundo de la tecnología que hacía cosas interesantes. Se llamaba Steve Jobs.

23:28 - Ed Colligan

En esa reunión, Steve fue al pizarrón a dibujar una Macintosh y puso un montón de cosas a su alrededor, como fotos y videos, como si fueran satélites de la Macintosh, y nos dijo: “Nuestra estrategia es que la Macintosh sea el centro de todo y todo eso gire en torno a ella”. Se refería a iTunes, iPhoto y todo eso. ¿No? Y Jeff le contestó: “No, no va a funcionar así. Lo que va a pasar es que va a haber una computadora de mano, y todo lo demás va a girar a su alrededor”.

24:05 - Presentadora

Ya sabemos en qué terminó todo eso. La visión que tenía Jeff Hawkins se acerca más a la realidad, pero en ese momento, a principios de la década del 2000, Jobs era escéptico. Todo el sector era escéptico.

24:18 - Ed Colligan

Me iba a verlos a Sprint y a Verizon para tratar de convencerlos de que los teléfonos inteligentes iban a ser algo importante. Yo sé que ahora cuesta trabajo creerlo, pero en ese entonces nos sentábamos en las reuniones y empezaban, “aaay, esos dispositivos taaaan modernos…” o “¿pero quién va a enviar un correo electrónico desde el aparato que trae en el bolsillo? Y yo les decía: “Pues yo creo que eso es lo que va a pasar”.

24:40 - Presentadora

Así que ellos estaban adelantados, pero mientras esperaban a que el resto del mundo los alcanzara, les surgió un problema apremiante. Un problema que amenazaba el futuro de Handspring, de Palm y de prácticamente todo. En 2001, la burbuja tecnológica estalló, las acciones se desplomaron, el dinero empezó a escasear y las inversiones se hicieron humo. Entonces, en otro intento desesperado de salvar la Treo, Handspring volvió a sus orígenes y se fusionó con Palm. Sí, yo sé… a mí también me están mareando tantas idas y vueltas. El Treo se convirtió en el producto estrella de Palm y en el teléfono inteligente más popular del mercado. Pero para entonces, obviamente, al Palm OS ya comenzaban a notársele los años. Había nuevos competidores en el mercado. Empresas como RIM con su Blackberry.

25:29 - Presentadora

La tecnología inalámbrica se estaba popularizando, y los especialistas dudaban seriamente que Palm OS fuera un buen sistema operativo para la siguiente generación de dispositivos. Así que, en 2005, Palm lanzó al mercado su primer Treo sin Palm OS. Usaron Windows Mobile en su lugar. Para 2007, Palm se había convertido en una compañía de hardware, que ya no tenía ningún sistema operativo propio. El futuro que el equipo de Palm quería forjar parecía estar llegando sin ellos.

26:03 - Presentadora

Palm necesitaba ayuda, que llegó de la mano de John Rubinstein, el hombre que había desarrollado el iPod en Apple. En 2007, justo cuando Apple lanzó el iPhone, Rubinstein comenzó a trabajar en Palm como director de desarrollo de productos. Dos años más tarde, el equipo de Palm tenía un nuevo dispositivo, el Palm Pre, y un nuevo sistema operativo, que se llamaba Web OS. Lo presentaron en la Feria de la Electrónica de Consumo de 2009. Algunas personas consideran que el discurso de apertura fue el mejor en toda la historia de la tecnología. Vamos a escuchar a Ed Colligan en el evento.

26:40 - Ed Colligan

Se llama Palm Web OS, y estamos muy emocionados de presentarlo. Se diseñó pensando en los desarrolladores. Todo se basa en herramientas web estándar de la industria. Si sabes HTML, CSS y JavaScript, puedes desarrollar aplicaciones para la plataforma.

27:03 - Presentadora

Nadie había visto nada igual a Web OS, que sentó las bases del teléfono inteligente, que hoy en día nos resulta tan natural. De hecho, iOS y Android tomaron prestadas muchas de sus funciones. Por ejemplo, los calendarios sincronizados, la gestión unificada de los contactos y las redes sociales, las pantallas curvas, la carga inalámbrica, la mensajería web y de texto integrada, las notificaciones discretas. Podías actualizarlo fácilmente con solo ponerlo en el modo de desarrollador, y también podías recibir actualizaciones inalámbricas. Web OS fue un logro increíble, que ninguna otra empresa podía igualar. Lamentablemente, no bastaba con eso.

27:46 - Ed Colligan

Creo que hicimos un excelente trabajo, pero no era suficiente y llegábamos tarde, porque a esas alturas Apple ya había lanzado el iPhone. Lo hicieron muy, muy bien, y me alegro por ellos, pero creo que estaban enormemente influidos por lo que habíamos hecho; y recién ahora, es decir, con el OS X o lo que tenga el iPhone, han logrado estar a la altura de todas las funciones que tenía Web OS.

28:12 - Presentadora

Pero para Ed, el verdadero verdugo fue otro teléfono.

28:15 - Ed Colligan

El golpe mortal lo dio Google con Android, y el hecho de que no necesitara ganar dinero, sino obtener las búsquedas.

28:24 - Presentadora

Google básicamente regaló el Android. Y eso les generó un problema al teléfono Windows de Microsoft y a la Palm Pre y su sistema Web OS.

28:34 - Ed Colligan

Ese no era nuestro modelo de negocios, así que nos perjudicó muchísimo y no hubo manera de recuperarnos.

28:48 - Presentadora

Después de haber generado una nueva categoría en la industria de la tecnología con la PalmPilot, de haber dominado el software móvil con Palm OS, de haber diseñado el primer teléfono inteligente, el Treo, de haber reinventado el sistema operativo de los teléfonos móviles con Web OS, después de todas esas innovaciones, Palm se vendió a HP en 2010 y luego a LG. En 2012, HP lanzó un Web OS abierto con kernel Linux.

29:18 - Presentadora

Cuando Web OS se volvió open source, se convirtió en el sistema operativo subyacente para una gran cantidad de dispositivos inteligentes, televisores, relojes y el internet de las cosas. Y el antiguo debate sobre la fusión del hardware y el software... bueno, vamos a dejar que Donna Dubinsky lo diga con sus propias palabras.

29:36 - Donna Dubinsky

Es prácticamente imposible distinguirlos. No puedes tener un hardware excelente con un pésimo software, ni tampoco puedes tener un software excelente con un pésimo hardware. No tiene sentido. Tienen que ir de la mano. Lo traes todo el tiempo, ¿no? Es un dispositivo altamente integrado. La gente ni siquiera sabe dónde termina el hardware y dónde comienza el software, y así debe ser.

29:58 - Presentadora

En el caso de Jeff Hawkins, el hardware y el software comenzaron con el pedacito de madera que traía en el bolsillo de su camisa. Tenía la forma y el tamaño correctos, y 25 años después se convirtió en el origen de millones, quizás miles de millones de teléfonos inteligentes.

30:21 - Presentadora

Command Line Heroes en español es un podcast original de Red Hat. Si quieres consultar el excelente material adicional que recopilamos sobre la Palm y Web OS, visita nuestro sitio web. Redhat.com/commandlineheroes. Hasta la próxima, sigan programando.

Command Line Heroes logo

Sobre el podcast

Command Line Heroes en español cuenta las épicas historias reales de cómo los desarrolladores, programadores, hackers, geeks y rebeldes de código abierto están revolucionando el panorama tecnológico. Presentado por Red Hat, este podcast se basa en el galardonado programa en inglés del mismo nombre.

Presentado por Red Hat

Durante 25 años, Red Hat ha llevado tecnologías de código abierto a la empresa. Desde el sistema operativo hasta los contenedores, creemos en la construcción conjunta de una mejor tecnología y celebramos a los héroes anónimos que están reinventando nuestro mundo desde la línea de comandos.

© 2022 Red Hat, Inc.