En todas partes del mundo hay organizaciones que implementan nuevos servicios y generan enormes cantidades de datos en el borde. Esta explosión de datos lleva a las empresas a buscar formas de tomar decisiones en tiempo real en el mismo lugar donde se generan estos datos: aquí es donde entra en juego el edge computing o la computación de borde. Ya se trate de cantidades masivas de datos, clústeres y nodos o aplicaciones desconectadas y conectadas en lugares de difícil acceso (o una combinación de todo lo anterior), el edge computing puede ayudar a las empresas a crear dispositivos más inteligentes y proporcionar formas innovadoras de destacarse en mercados competitivos que evolucionan con rapidez. 

Toda organización desea que su infraestructura cuente con ventajas de escalabilidad, baja latencia, mayor ancho de banda, seguridad reforzada, estandarización y reutilización. Pero, ¿cómo pueden conseguirlas? ¿Cómo pueden aprovechar los recursos humanos y físicos de tecnología de la información (IT) y tecnología de las operaciones (OT) de los que disponen actualmente para materializarlas? Las empresas se están asociando con empresas de software como Red Hat para proporcionar la infraestructura, el soporte, los servicios y las soluciones desde el extremo más remoto hasta la nube y en sentido inverso. Red Hat cree en las soluciones de código abierto en el edge. La adopción de tecnologías open source en el edge ayuda a minimizar la dependencia del proveedor, lo cual promueve la integración basada en estándares e implica que cualquiera puede realizar inspecciones, introducir modificaciones o mejoras, a diferencia del software propietario que está limitado a usuarios específicos. Desde los puntos finales de los dispositivos hasta los gateways, pasando por los servidores de borde, los centros de datos locales y la nube, las soluciones de código abierto pueden ayudar a impulsar la colaboración y la estandarización en todos los sectores para que todos puedan beneficiarse de mejores productos y de una innovación más veloz. 

En las primeras etapas del edge computing, Red Hat trabajó con proveedores de servicios como Verizon para utilizar con éxito las soluciones de código abierto en el borde y transformar las redes. Verizon construyó su red 5G central en una plataforma de nube moderna gracias a la capacidad de Red Hat de proveer una infraestructura crítica con requisitos de disponibilidad, seguridad y rendimiento extremadamente altos dentro de sus tecnologías open source. Luego, Red Hat ayudó a Verizon a implementar esta misma plataforma en el edge a fin de alojar estaciones base de 5G RAN en el edge, logrando una plataforma homogénea con una eficiencia operativa superior a cualquier otra. Verizon está incorporando la 5G a su red para ofrecer su estrategia de red inteligente en el perímetro (iEN) y red como servicio (NaaS) con el objetivo de convertir su red en la más inteligente, adaptable y consciente de los servicios disponible.

Actualmente, Red Hat trabaja con ABB para extender la uniformidad operativa de casos de uso industrial a entornos de edge y nube híbrida. Gracias a Red Hat Device Edge y Red Hat OpenShift, ABB podrá conectar más fácilmente entornos de nube y control para una mejor supervisión y eficiencia de los activos mediante la agregación y el análisis de datos en dispositivos de difícil acceso con recursos limitados. 

Otro ejemplo es la automoción y los vehículos definidos por software. En estos últimos, la computación en el borde es fundamental porque la mayor parte de la carga de trabajo informático se encuentra en el mismo vehículo. Estamos trabajando con actores clave del sector de la automoción para ayudarlos a adoptar soluciones nuevas e innovadoras capaces de seguirle el ritmo al cambio y superar las limitaciones que, a pesar de sus esfuerzos de estandarización y reutilización, han creado obstáculos a la hora de adoptar nuevas tecnologías.

Hace dos años, anunciamos que estábamos invirtiendo en el mercado de la automoción para crear un sistema operativo Linux con certificación de seguridad funcional. Desde entonces, hemos empezado a trabajar con empresas como Luxoft, Qualcomm Technologies, Inc. y General Motors para promover el avance de los vehículos definidos por software en el edge. Red Hat y GM siguen colaborando en el desarrollo de plataformas de próxima generación para los vehículos definidos por software de GM, al tiempo que crean una metodología para construir plataformas y aplicaciones de calidad superior y funcionalmente seguras. Esta colaboración apunta a establecer prácticas recomendadas que promuevan la adopción de nuevas tecnologías y garanticen la interoperabilidad entre distintos vehículos y sistemas y que, al mismo tiempo, hagan que todos, incluidos los desarrolladores, tengan mayor acceso a la comunidad automovilística. Hoy, Red Hat ha anunciado el siguiente paso en esta importante labor mediante una colaboración con ETAS, una subsidiaria de Bosch, para proveer una plataforma más escalable que ayude a acelerar la transformación de los vehículos definidos por software. Como resultado de esta colaboración, los fabricantes de automóviles pueden beneficiarse de una plataforma fuertemente integrada, fiable y escalable para desarrollar, probar e implementar sistemas avanzados de asistencia al conductor y aplicaciones de conducción automática en vehículos definidos por software.

Este trabajo con el ecosistema refleja el compromiso de Red Hat de ayudar a sus clientes a enfrentar sus mayores desafíos y deja en claro que el open source es la nueva normalidad en el edge, sea cual fuere el caso de uso. Ya se trate de inquietudes sobre la seguridad en el borde, la flexibilidad a escala, la gestión, la integración y la complejidad, Red Hat puede proporcionar el mejor software de infraestructura de código abierto en su camino hacia el edge.


About the author

Francis Chow is currently VP & GM, In-vehicle Operating System and Edge at Red Hat. Previously, he spent five years at VMware and was VP, Operations, Business Development and Strategy of the Telco and Edge Cloud Business Unit. Prior to VMware, Chow spent about 20 years in the semiconductor industry in leadership roles spanning across Engineering, Corporate Development, Marketing and Sales, and was a VP/GM for a $1B P&L before venturing into the software world. Chow holds an MBA and an MSEE from University of California at Berkeley and a BSEE from Rensselaer Polytechnic Institute. He has seven US patents.

Read full bio