Iniciar sesión / Registrar Cuenta

Tema

El concepto de Linux

Mientras los sistemas y las cargas de trabajo de TI se vuelven más complejos, la arquitectura subyacente y el sistema operativo deben ser confiables, escalables y basados en el rendimiento. Linux es la base estable para todas las cargas de trabajo e implementaciones de TI, tanto las tradicionales como las innovadoras, en cualquier entorno, ya sea sin sistema operativo, virtual, de nube o en contenedores.

Jump to section

¿Qué es Linux?

Linux® es un sistema operativo (SO) open source. Originalmente, fue concebido y creado como un pasatiempo por Linus Torvalds en 1991. Mientras estaba en la universidad, Linus intentó crear una versión de open source, alternativa y gratuita, del sistema operativo MINIX, que se basaba en los principios y el diseño de Unix. Desde entonces, ese pasatiempo se ha convertido en el SO con la base más grande de usuarios, en el SO más usado en servidores de Internet disponibles públicamente y en el único SO usado en las 500 principales supercomputadoras más rápidas.

Tal vez lo mejor sobre Linux es que es open source. Linux se lanza en virtud de la Licencia de uso público GNU (GPL). Esto significa que todos pueden ejecutar, estudiar, compartir y modificar el software. El código modificado también se puede redistribuir e incluso vender, pero todo esto se debe hacer con la misma licencia. Esto difiere en gran medida de los sistemas operativos tradicionales (por ejemplo, Unix y Windows) que son propietarios, están bloqueados, se entregan como están y no se pueden modificar.

Nota: Lo que está y no está incluido cuando se habla de Linux es un debate constante. En este caso, nos referimos al kernel de Linux en conjunto con las herramientas, las aplicaciones y los servicios que lo acompañan. Todos estos elementos juntos conforman el sistema operativo funcional que la mayoría de la gente conoce como Linux. La Free Software Foundation se refiere a esta combinación como “GNU/Linux” porque algunas de estas herramientas, aplicaciones y servicios son componentes del sistema GNU. Todos estos se incorporaron al kernel de Linux, de manera tal que el sistema Linux que conocemos abarca más que el mismo kernel.

¿Qué se puede hacer con Linux?

Linux puede servir como base para casi cualquier tipo de iniciativa de TI, lo que incluye los contenedores, las aplicaciones desarrolladas en la nube y la seguridad. Es un elemento esencial de algunos de los sectores y empresas más grandes del mundo, desde los sitios web que comparten información (como Wikipedia y New York Stock Exchange), hasta los dispositivos móviles que utilizan Android (que es una distribución del kernel de Linux para un uso en particular con un software complementario). Linux se ha convertido, con el transcurso de los años, en el estándar "de facto" para las cargas de trabajo críticas de alta disponibilidad y confiabilidad en los centros de datos y los entornos de cloud computing. Tiene varios casos prácticos, funciones, distribuciones, dispositivos y sistemas objetivo, y todo se basa en las necesidades del usuario y sus cargas de trabajo.

Microsoft ha adoptado a Linux y a open source de otra manera; mediante la creación de un SQL Server para Linux y adaptando su marco .NET (.NET Core/Mono) a open source de tal manera que cualquier plataforma lo pueda ejecutar, y así tener la capacidad para que los desarrolladores que usan Linux creen aplicaciones con ese marco. Para el año 2027, todos los clientes de SAP migrarán a SAP HANA, un sistema de gestión de bases de datos relacionales en memoria que solo se ejecuta en Linux. A partir del 2017, el 50% del mercado SAP eran clientes de Windows.

En el caso de la nube, incluso en Azure de Microsoft, más del 60% de las imágenes en el mercado de Azure y casi un tercio de las máquinas virtuales se basan en Linux. Por otro lado, Amazon Web Services y Google Cloud Platform ofrecen múltiples distribuciones de Linux en sus imágenes disponibles para todo el público.

Linux continúa siendo el sistema operativo del futuro, con cada vez más sistemas que dependen de su estabilidad y capacidad de ampliación.

¿Cuán sencillo es utilizar Linux?

Es muy sencillo. Casi todas las distribuciones de Linux incluyen una interfaz gráfica de usuario (GUI) que facilita las acciones interactivas. Las GUI revolucionaron la informática durante la guerra de los sistemas operativos que tuvo lugar a finales de los 70, ya que les dieron un toque más atractivo, real y visual a los sistemas de software.

Sin embargo, en algún momento, puede necesitar pedirle a la computadora que realice alguna tarea que no esté incluida en el conjunto predefinido de acciones que una GUI puede llevar a cabo. En ese caso, deberá abrir la línea de comandos, es decir, las líneas de código que vemos a los genios de la tecnología escribir de manera frenética en la televisión y en las películas. Sin embargo, esta representación de Hollywood genera la idea de que las líneas de comandos (un elemento esencial de los sistemas operativos open source) son algo imposible de dominar.

Si bien es cierto que las líneas de comandos son elementos informáticos bastante sencillos, hay algunas distribuciones de Linux, como nuestro último lanzamiento de Red Hat Enterprise Linux, que facilitan aún más el uso de los sistemas operativos open source.

¿Red Hat es lo mismo que Linux?

El éxito inicial de Red Hat se debió al soporte que la empresa le dio a una distribución personalizada de Linux, la cual se llamó "Red Hat® Linux". Debido al crecimiento y la confiabilidad de dicha distribución, Red Hat y Linux son sinónimos para muchas personas. Desde esos primeros días, las soluciones y tecnologías Red Hat se han diseñado con base en este éxito para incluir a casi todos los aspectos de la pila de TI.

Red Hat coordina, protege y respalda una distribución de Linux a la que ahora se conoce como Red Hat Enterprise Linux; el cambio tuvo lugar en 2003, como resultado de la fusión con el Proyecto Fedora de Linux. Hoy en día, Red Hat Enterprise Linux potencia y da soporte al software y a las tecnologías para la automatización, la nube, los contenedores, el middleware, el almacenamiento, el desarrollo de aplicaciones, los microservicios, la virtualización, la gestión y mucho más.

Linux tiene un papel fundamental como el núcleo de muchas de las ofertas de Red Hat. No es solo un sistema operativo para servidores; Linux es la base de la pila moderna de TI.

Un análisis profundo de Linux y sus distribuciones

¿Se puede confiar en Linux? ¿Es seguro?

La seguridad no es algo que simplemente se puede implementar y olvidar. Debe formar parte de cualquier empresa y de cualquier estrategia de implementación.

La mejor seguridad se implementa en capas.

La seguridad no es una función. Es más bien un elemento integral. Cuando hablamos de seguridad de la TI, el sistema operativo forma parte de un panorama más amplio, que comprende desde el hardware físico hasta las personas que pueden acceder a él y las aplicaciones que allí se implementan. Una perspectiva más amplia de la seguridad también tiene en cuenta la gestión de riesgos, el cumplimiento y el control. No basta con proteger un solo aspecto; es necesario abordar todos.

Debido a que Linux es modular, su seguridad se puede administrar más fácilmente. Cada una de las partes que conforman el sistema operativo Linux tiene la capacidad de ser auditada, supervisada y protegida. Linux cuenta con herramientas y módulos incorporados, como SELinux, que permiten bloquear, supervisar, informar y solucionar los problemas de seguridad. También hay un esfuerzo conjunto dentro de Linux para separar el espacio del usuario del espacio del kernel; esto significa que los procesos que se ejecutan en el sistema no son todos necesariamente accesibles para los usuarios (depende de los privilegios por función) y, de la misma manera, los procesos del usuario no están disponibles para el sistema en su totalidad. Este es el concepto clave y habilitador de las tecnologías como los contenedores y la virtualización, que requieren cargas de trabajo y permisos diferentes, independientes y seguros.

Por supuesto, no hay un sistema operativo perfectamente seguro, pero hay ciertas medidas que usted puede implementar y ventajas que Linux ofrece para estar protegido.

¿Por qué conviene elegir Red Hat?

Red Hat es uno de los colaboradores líderes del kernel de Linux y de las tecnologías asociadas en la comunidad de open source más amplia. Los ingenieros de Red Hat ayudan a mejorar las funciones, la confiabilidad y la seguridad, para garantizar que su infraestructura funcione y permanezca estable, independientemente del caso práctico y de la carga de trabajo de los que se trate. Ofrecemos un sólido plan de estudios para capacitación en Linux desarrollado por nuestro equipo y personal de campo, que le proporciona una guía para aprovechar al máximo su plataforma.

Red Hat Enterprise Linux impulsa las aplicaciones que hacen funcionar su empresa con el control, la confiabilidad y la libertad que otorga una base sólida en todas las implementaciones de nube híbrida. Con miles de soluciones certificadas de hardware, software y de nube, Red Hat es el proveedor líder del mundo de open source y soluciones de TI empresarial, y es confiable para el 90% de las empresas de Fortune 500. Además, los clientes que ejecutan Red Hat Enterprise Linux se benefician económicamente con más de US$ 1 billón todos los años, debido solo al SO.

Continúe explorando Linux

Icon-Red_Hat-Documents-Paper_Checklist-A-Black-RGBCapacitación

Red Hat Enterprise Linux Technical Overview (RH024)

Icon-Red_Hat-Documents-Paper_Lined-A-Black-RGBDatasheet

Red Hat Enterprise Linux Server

Todo lo que necesita para ejecutar y gestionar Linux

Infraestructura

La base sólida para todas las implementaciones de nube híbrida que potencian las aplicaciones de su empresa, con el soporte para todas las plataformas de hardware más importantes y para miles de aplicaciones.

Gestión

La forma más fácil de gestionar Red Hat Enterprise Linux: permite que sus sistemas sigan funcionando de forma correcta, que estén debidamente protegidos y en consonancia con diversos estándares.

Infraestructura

Una plataforma de infraestructura como servicio (IaaS) basada en Linux, segura y escalable para el diseño de nubes privadas y públicas.

La marca denominativa OpenStack® y el logotipo de OpenStack son marcas de servicio/marcas comerciales registradas o marcas de servicio/marcas comerciales de OpenStack Foundation en Estados Unidos y en otros países, y se utilizan con el permiso de OpenStack Foundation. No estamos afiliados a OpenStack Foundation ni a la comunidad de OpenStack, y tampoco gozamos de su respaldo ni de su patrocinio.