Cuenta Iniciar sesión
Jump to section

Virtualización

Copiar URL

Todo el software nuevo, desde los sistemas operativos hasta las aplicaciones, exige requisitos superiores. Más datos, más potencial de procesamiento y más memoria. La virtualización hace que una sola máquina física actúe como muchas máquinas y disminuye el costo de servidores y estaciones de trabajo adicionales.

La virtualización es una tecnología que permite crear múltiples entornos simulados o recursos dedicados desde un solo sistema de hardware físico. El software llamado hipervisor se conecta directamente al hardware y permite dividir un sistema en entornos separados, distintos y seguros, conocidos como máquinas virtuales (VM). Estas VM dependen de la capacidad del hipervisor de separar los recursos de la máquina del hardware y distribuirlos adecuadamente. La virtualización le permite aprovechar al máximo sus inversiones anteriores.

La máquina física original en que está instalado el hipervisor se llama "host", y las VM que utilizan estos recursos se llaman "guests". Los guests utilizan los recursos informáticos, como la CPU, la memoria y el almacenamiento, como un conjunto de medios que pueden redistribuirse fácilmente. Por su parte, los operadores controlan las instancias virtuales de estos y otros recursos para que los guests tengan a disposición todos los que necesiten en cualquier momento.

Migre su infraestructura virtual a las soluciones de Red Hat

Virtualización de las funciones de red

Diseñe redes virtuales aisladas a partir de una red original.

Virtualización de los servidores

Logre que un solo servidor actúe como varios o incluso cientos.

Virtualización de los sistemas operativos

Una computadora puede ejecutar varios sistemas operativos diferentes.

La virtualización de los recursos permite que los administradores agrupen sus recursos físicos, de modo que su hardware se utilice solo como un producto básico. Por lo tanto, la infraestructura heredada cuyo mantenimiento es costoso, pero es compatible con aplicaciones importantes, puede virtualizarse para un uso óptimo.

Gracias a ello, los administradores ya no necesitan esperar la certificación de cada aplicación en un hardware nuevo; solo es cuestión de configurar el entorno y migrar la VM para que todo funcione como siempre. Durante las pruebas de regresión, se puede crear o copiar fácilmente un banco de pruebas, lo que elimina la necesidad de utilizar hardware de prueba específico o servidores de desarrollo innecesarios. Si el personal cuenta con la capacitación y los conocimientos adecuados, podrá optimizar estos entornos para obtener más funciones y densidad.

Como probablemente ya sepa, la seguridad tiene que ser constante y debe estar integrada. La virtualización ofrece una excelente solución a varios problemas comunes relacionados con la protección de los sistemas. En los entornos donde las políticas de seguridad exigen que los sistemas estén separados por un firewall, esos dos sistemas pueden residir de forma segura en el mismo módulo físico. En un entorno de desarrollo, cada desarrollador puede tener su propio espacio aislado y ser inmune al código malicioso o descontrolado del desarrollador.

El software de gestión de la virtualización está diseñado específicamente para administrarla. Evidentemente, usted puede asignar recursos en las VM de forma manual, hacerles espacio en los servidores, probarlas e instalar los parches necesarios. Pero dividir sistemas únicos en cientos de sistemas implica multiplicar el trabajo necesario para mantener el funcionamiento, la actualización y la seguridad de esos sistemas.

Si todas las VM están vinculadas a una herramienta de supervisión, aprovisionamiento o administración, es posible migrar los sistemas automáticamente al hardware que mejor se adapte durante los períodos de mayor uso o mantenimiento. Imagine una granja de servidores que se pueda reorganizar en cuestión de segundos según la carga de trabajo y la hora del día. Cuando una instancia guest específica comienza a utilizar más recursos, el sistema de supervisión traslada ese guest a otro servidor con menos demanda o le asigna más recursos de una reserva central.

Es fácil confundir ambos conceptos, particularmente porque ambos se refieren a la separación de recursos del hardware para crear un entorno útil. La virtualización ayuda a crear nubes, pero no por eso es cloud computing. Piénselo de esta manera:

  • La virtualización es una tecnología que separa las funciones del hardware
  • El cloud computing es una solución que depende de esa separación

El Instituto Nacional de Estándares y Tecnología menciona cinco características del cloud computing: una red, recursos agrupados, una interfaz de usuario, capacidades de aprovisionamiento, y el control o la asignación de recursos de forma automática. A medida que la virtualización crea la red y los recursos agrupados, se necesita más software del sistema operativo y de gestión para diseñar una interfaz de usuario, implementar las máquinas virtuales y controlar y asignar los recursos.

Porque no se trata solo de la virtualización, sino también de lo que esta puede hacer para respaldar las tecnologías que dependen de ella.

Las soluciones propietarias restringen el acceso al código fuente, el cual es indispensable para que su infraestructura de TI haga lo que usted desea. Los proveedores solicitan periódicamente que los usuarios firmen acuerdos de licencia empresarial (ELA) que no solo aumentan la dependencia de su software, sino que también reducen la capacidad para invertir en tecnologías modernas, como las nubes, los contenedores y los sistemas de automatización.

En cambio, las soluciones open source les dan a los usuarios el control total sobre la infraestructura que crean y sobre todo lo que depende de ella. Usted puede modificarlas para trabajar con cualquier proveedor o de manera independiente. Además, no necesita firmar un ELA, dado que el código le pertenece a usted y no hay que proteger un código fuente.

La virtualización proporciona los recursos que los contenedores pueden usar. Las máquinas virtuales son entornos en los cuales se pueden ejecutar los contenedores, si bien estos no dependen de los entornos virtuales. Algunos sistemas de software (por ejemplo, Red Hat® OpenShift® Virtualization, que se presenta en esta charla abierta de la Red Hat Summit 2020) pueden organizar los contenedores y gestionar las máquinas virtuales, pero eso no significa que ambas tecnologías sean iguales.

Las máquinas virtuales tienen capacidades restringidas porque los hipervisores que las crean también dependen de los recursos limitados de una máquina física. Por otro lado, los contenedores comparten el mismo kernel de sistema operativo y empaquetan aplicaciones con sus entornos de tiempo de ejecución para que todo se pueda migrar, abrir y utilizar en las configuraciones de desarrollo, pruebas y producción.

Como usted puede aprovechar mejor el hardware que ya tiene, puede ejecutar los sistemas que ya conoce en una de las infraestructuras de virtualización más potentes del mundo.

Hemos fomentado el desarrollo de la virtualización durante un largo tiempo, mejorando el hipervisor de la máquina virtual basada en el kernel (KVM) y contribuyendo a las KVM y oVirt desde que se crearon ambas comunidades. Red Hat incluso utiliza sus productos internamente para generar innovaciones más rápido y obtener un entorno operativo más ágil y con mayor capacidad de respuesta.

Actualmente, el hipervisor KVM es el núcleo de todas las distribuciones de virtualización más importantes de OpenStack® y Linux®, y ha establecido récords en el rendimiento general y la ejecución de la mayor cantidad de máquinas virtuales con buen desempeño en un solo servidor.

Todos estos recursos son open source y, por lo tanto, se diseñaron, se probaron y se certificaron en todo tipo de hardware. Trabajamos en colaboración con Microsoft para que pueda implementar máquinas virtuales en Red Hat® Enterprise Linux e incluso administrar cientos de máquinas virtuales con base en Windows utilizando un solo producto de virtualización.

No importa si ya tiene una infraestructura virtual.

Artículos relacionados

Artículo

Diferencias entre los contenedores y las máquinas virtuales

Las máquinas virtuales (VM) y los contenedores de Linux son entornos informáticos empaquetados que combinan varios elementos de TI y los aíslan del resto del sistema.

Artículo

¿Qué es una máquina virtual?

Una máquina virtual (VM) es un entorno informático aislado que se crea mediante la extracción de recursos de una máquina física.

Artículo

¿Qué es KVM?

Las máquinas virtuales basadas en el kernel (KVM) son una tecnología de virtualización open source que convierte a Linux en un hipervisor.

Más información sobre la virtualización

Productos

Red Hat OpenShift Container Platform

Base uniforme de nube híbrida para diseñar y ajustar las aplicaciones en contenedores.

Red Hat Openstack Platform

Plataforma que virtualiza los sistemas de hardware y organiza esos recursos en las nubes.

Contenido adicional

Datasheet

Hoja de datos de Red Hat Virtualization

Resumen

5 razones principales para adoptar una infraestructura hiperconvergente abierta

Capacitación

Curso de capacitación gratuito

Virtualization and Infrastructure Migration Technical Overview

Illustration - mail

Obtenga más contenido como este

Suscríbase a nuestro boletín informativo: Red Hat Shares.

Red Hat logo LinkedInYouTubeFacebookTwitter

Productos

Herramientas

Comprar, vender, explorar

Comunicarse

Acerca de Red Hat

Somos el proveedor líder a nivel mundial de soluciones empresariales de código abierto, incluyendo Linux, cloud, contenedores y Kubernetes. Ofrecemos soluciones reforzadas, las cuales permiten que las empresas trabajen en distintas plataformas y entornos con facilidad, desde el centro de datos principal hasta el extremo de la red.

Suscríbase a nuestra newsletter, Red Hat Shares

Suscríbase ahora

Seleccionar idioma

© 2022 Red Hat, Inc. Red Hat Summit