Iniciar sesión / Registrar Cuenta
Jump to section

¿En qué consiste la virtualización propia de los contenedores?

Copiar URL

La virtualización propia de los contenedores (ahora denominada Red Hat OpenShift® Virtualization) permite ejecutar y gestionar las cargas de trabajo de las máquinas virtuales junto con las de los contenedores. Se trata de una función de Red Hat® OpenShift que posibilita la ejecución y la gestión de las cargas de trabajo de las máquinas virtuales convencionales en los flujos de trabajo de Kubernetes en Red Hat OpenShift.

Es la solución ideal para los equipos que quieren desarrollar aplicaciones en la nube y han invertido mucho en la tecnología de las máquinas virtuales convencionales. Admite el desarrollo de aplicaciones en contenedores trasladando las dependencias de las aplicaciones virtualizadas necesarias al entorno de desarrollo avanzado de Red Hat OpenShift. Además, permite mejorar OpenShift gracias a que ofrece servicios basados en máquinas virtuales.

OpenShift Virtualization permite trasladar las cargas de trabajo virtualizadas tradicionales directamente a los flujos de trabajo de desarrollo que se encuentran dentro de Red Hat OpenShift. Esto agiliza la modernización de las aplicaciones de la siguiente manera:

  • Admite el desarrollo de las aplicaciones nuevas basadas en microservicios en los contenedores que interactúan con las aplicaciones virtualizadas tradicionales.
  • Combina las cargas de trabajo virtualizadas convencionales con las cargas nuevas de los contenedores en la misma plataforma. En consecuencia, facilita la división progresiva en contenedores de las cargas de trabajo monolíticas virtualizadas.

OpenShift Virtualization permite que los equipos desarrollen aplicaciones en contenedores con mayor rapidez, ya que las cargas de trabajo de las máquinas virtuales se pueden alojar en la misma plataforma que las aplicaciones basadas en contenedores. Además, ofrece la posibilidad de dividir las cargas actuales y seguir usando las aplicaciones virtualizadas que constituyen dependencias de las desarrolladas en la nube y organizadas en contenedores. Pueden gestionar las cargas de trabajo virtualizadas y en contenedores como parte de un solo flujo de trabajo de desarrollo y ciclo de vida de las aplicaciones, lo cual les permite administrar e implementar las aplicaciones que en la actualidad incluyen máquinas virtuales y contenedores directamente desde Red Hat OpenShift, con la posibilidad de trasladar más elementos de las aplicaciones a los contenedores con el tiempo.

Cuando se habilita OpenShift Virtualization para un clúster de Red Hat OpenShift, los desarrolladores pueden crear aplicaciones virtualizadas y agregarlas a sus proyectos desde el catálogo de servicios de la misma forma que lo harían con una aplicación en contenedores. Las máquinas virtuales resultantes se ejecutarán en paralelo en los mismos nodos de Red Hat OpenShift que los contenedores de aplicaciones tradicionales.

OpenShift Virtualization es una función de Red Hat OpenShift, no un producto independiente, que se encuentra disponible en la versión 4.5. Si actualmente es cliente de Red Hat OpenShift, tiene acceso a ella como parte de su suscripción a través de los operadores de OpenShift.

Red Hat Virtualization y Red Hat OpenStack® Platform permiten gestionar los entornos de virtualización en los casos prácticos del centro de datos y la nube privada para la infraestructura host (la cual incluye las redes, el almacenamiento y la informática) y para las máquinas virtuales, respectivamente. Las máquinas virtuales que se ejecutan con la virtualización propia de los contenedores siguen usando KVM, el mismo hipervisor de confianza de Red Hat Enterprise Linux™ que Red Hat Virtualization y Red Hat OpenStack Platform.

En cambio, la virtualización nativa de los contenedores es una función que se ofrece como parte de Red Hat OpenShift, y permite que los desarrolladores importen y diseñen las máquinas virtuales actuales o nuevas junto con las aplicaciones en contenedores que creen en Red Hat OpenShift Container Platform.

La virtualización propia de los contenedores amplía el compromiso de Red Hat con Kubernetes como el futuro de la organización de las aplicaciones y como el estándar común para toda la nube híbrida abierta.

Nuestra solución de virtualización propia de los contenedores, OpenShift Virtualization, está basada en el proyecto upstream y open source KubeVirt, cuyo mantenimiento y desarrollo están a cargo de la comunidad open source, con ingenieros de Red Hat que trabajan junto a un equipo de colegas de todo el sector. Red Hat planea seguir participando en el desarrollo de KubeVirt, en especial como parte de nuestro producto de Kubernetes empresarial, Red Hat OpenShift.

Las herramientas de nube que necesita

Red Hat Openshift

Plataforma de contenedores para implementar con mayor rapidez las aplicaciones desarrolladas en la nube.

Virtualice los recursos, los procesos y las aplicaciones con esta tecnología basada en Red Hat Enterprise Linux y KVM.