Jump to section

¿Por qué conviene desarrollar las aplicaciones Java con Quarkus en Red Hat OpenShift?

Copiar URL

Java™ sigue siendo uno de los lenguajes de programación más populares entre los desarrolladores, pero presenta ciertos inconvenientes en lo que respecta a los contenedores y Kubernetes. Gracias a Quarkus, más de siete millones de desarrolladores de Java tienen la oportunidad de seguir diseñando aplicaciones nuevas con los marcos que ya conocen.

Quarkus, cuyas aplicaciones están diseñadas para ejecutarse en los contenedores, se encuentra integrado directamente en Red Hat OpenShift, lo cual simplifica aún más el proceso de implementación. Además, permite que los desarrolladores usen las herramientas que ya conocen; diseñen las aplicaciones de forma remota en los clústeres utilizando los entornos de desarrollo integrado (IDE), como Red Hat CodeReady Workspaces; y aprovechen la integración con las configuraciones gestionadas, las implementaciones de las cargas de trabajo sin servidor y la gestión del almacenamiento de las aplicaciones.

Quarkus también se integra con las API de Kubernetes, lo cual incluye un cliente genérico de API y la configuración dinámica de las aplicaciones mediante los objetos ConfigMap de Kubernetes. Red Hat OpenShift incluye la suscripción a Red Hat y el soporte para Quarkus.

Quarkus es un marco pensado para mejorar la productividad de los desarrolladores, lo cual implica que las empresas puedan responder en menos tiempo a las condiciones cambiantes del mercado mediante el desarrollo y la implementación de aplicaciones nuevas con mayor rapidez. Para ello, ofrece funciones como la programación interactiva e improvisada, que permite agilizar los ciclos de desarrollo interno; la integración con los IDE, como Red Hat CodeReady Workspaces; y API que trascienden los estándares tradicionales de Java. Los desarrolladores pueden aprovechar la eficiencia de Quarkus para Kubernetes y, al mismo tiempo, utilizar una combinación de estándares, como MicroProfile, las API de Spring Framework y otros marcos populares actuales.

Trasladar las aplicaciones de Spring Boot a Quarkus y Red Hat OpenShift es más sencillo de lo que imagina. El kit de herramientas de migración para aplicaciones (MTA) puede revisar su cartera de aplicaciones Java analizando el código fuente, o incluso los códigos binarios, y evaluando una gran cantidad de posibilidades de transformación (Java EE, los JDK, Linux, la organización en contenedores y Quarkus, entre otros), lo cual agiliza el proceso de migración.

La versión 5.1 del MTA incluye soporte adicional para la migración de Spring Boot a Quarkus.

Se trata de un marco que permite diseñar aplicaciones Java para Kubernetes, las cuales se ejecutan en las máquinas virtuales Java (JVM) tradicionales o como archivos ejecutables compilados directamente para la plataforma. Quarkus disminuye el tiempo de arranque y el uso de la memoria, y se integra con los marcos de Java y las herramientas actuales de los desarrolladores para agilizar el diseño y la implementación de las aplicaciones. Además, permite ejecutar las aplicaciones Java que trabajan con otras aplicaciones (sin sistema operativo, de microservicios, en contenedores, de Kubernetes, entre otras) en la nube híbrida.

NOCIONES SOBRE QUARKUS

El marco se diseñó para desarrollar aplicaciones compactas y eficientes para los tiempos de ejecución tradicionales de la máquina virtual de Java (JVM), como OpenJDK, y también permite generar códigos binarios ejecutables para una optimización aún mayor. Es fundamental realizar la mayor parte del trabajo durante la etapa de diseño, que se lleva a cabo una sola vez en todo el ciclo de vida de la aplicación. Durante esta fase, Quarkus compila la aplicación en códigos de bytes tradicionales de Java, carga y analiza la configuración, procesa las anotaciones, diseña los metamodelos de los marcos y, finalmente, conecta todos estos elementos en una aplicación Java ejecutable tradicional (un archivo JAR). Durante la ejecución, no se necesita memoria, CPU ni tiempo para realizar estos pasos, lo cual agiliza el inicio de la aplicación.

COMPILACIÓN DIRECTA

Las aplicaciones de Quarkus se pueden compilar en archivos ejecutables para la misma plataforma, lo cual aumenta la eficiencia. Se utiliza Mandrel, la distribución downstream de GraalVM, para analizar la aplicación en busca de instrucciones de código que no se utilizarán nunca en el tiempo de ejecución, y eliminarlas del archivo ejecutable. Como resultado, se obtienen aplicaciones pequeñas y ligeras, las cuales se inician en decenas de milisegundos y requieren decenas de megabytes de memoria durante la ejecución.

Obtenga más información

Recurso de aprendizaje

Pruebe Quarkus en su explorador

Pruebe Quarkus en Red Hat OpenShift directamente en su explorador.

Descarga

Desarrolle aplicaciones nuevas de Quarkus con la compilación Quarkus de Red Hat

Cree un proyecto nuevo en el entorno de desarrollo que prefiera y obtenga más información sobre el proceso de desarrollo con Quarkus.

Informe

Informe de IDC: Red Hat Quarkus Lab Validation

Analice la comparación entre Quarkus y Java tradicional en lo que respecta a la eficiencia y la productividad para los desarrolladores y los operadores.

La base de Kubernetes para el desarrollo de las aplicaciones modernas

Red Hat OpenShift

Plataforma de contenedores para implementar aplicaciones desarrolladas en la nube con mayor rapidez.

Servicio de nube gestionado para diseñar, implementar y ajustar las aplicaciones.

Red Hat Runtimes

Selección de marcos y tiempos de ejecución para desarrollar aplicaciones en la nube.

OpenShift Data Foundation logo

Almacenamiento definido por el software para los contenedores.

Illustration - mail

Obtenga más contenido como este

Suscríbase a nuestro boletín informativo: Red Hat Shares.