Cloud computing

¿Qué es una nube híbrida?

La nube híbrida es una arquitectura de TI que incorpora cierto grado de gestión, organización y portabilidad de las cargas de trabajo en dos o más entornos. Según a quién le consulte, es posible que esos entornos deban incluir lo siguiente:

  • Al menos una nube privada y una pública
  • Dos o más nubes privadas
  • Dos o más nubes públicas
  • Un entorno virtual o sin sistema operativo conectado a al menos una nube, ya sea pública o privada

Estos requisitos variables provienen de una era anterior del cloud computing, donde la diferencia entre las nubes públicas y las privadas radicaba en la ubicación y la propiedad. Sin embargo, los tipos de nube actuales son mucho más complejos, ya que la ubicación y la propiedad son aspectos abstractos. Por ejemplo:

Tradicionalmente, las nubes públicas se ejecutaban fuera de las instalaciones, pero los proveedores de nube pública ahora ejecutan los servicios de la nube en los centros de datos locales de sus clientes.

Tradicionalmente, las nubes privadas se ejecutaban in situ, pero las empresas ahora diseñan las nubes privadas en centros de datos alquilados de terceros que se encuentran fuera de las instalaciones.

Por eso, es más útil definir el cloud computing híbrido por sus funciones. Todas las nubes híbridas deben poder realizar lo siguiente:

  • Conectar varias computadoras a través de una red
  • Consolidar los recursos de TI
  • Escalar horizontalmente e implementar los recursos nuevos con rapidez
  • Poder trasladar las cargas de trabajo entre los entornos
  • Incorporar una sola herramienta de gestión unificada
  • Organizar los procesos con la ayuda de la automatización

¿Cómo funcionan las nubes híbridas?

La forma en que las nubes públicas y privadas funcionan como parte de una nube híbrida es similar a cómo lo hacen de forma independiente:

Las nubes independientes se vuelven híbridas cuando esos entornos se conectan de la forma más sencilla posible. Esa interconectividad es lo único que permite que las nubes híbridas funcionen, y es por eso que estas nubes son la base del edge computing. Además, determina la forma en que se trasladan las cargas de trabajo, se unifica la gestión y se organizan los procesos. La calidad de las conexiones tiene un efecto directo sobre el funcionamiento de su nube híbrida.


¿Cómo diseño una nube híbrida?

Cada nube es única. Las nubes privadas son únicas, y hay miles de proveedores de nube pública. Todos los modelos de nube híbrida son diferentes, por lo que la forma en que organice los recursos de la nube y diseñe una nube híbrida tendrá su propio sello. Sin embargo, hay algunos principios básicos que corresponden a las dos formas generales de diseñar un entorno de nube híbrida: la tradicional y la moderna.

Arquitectura tradicional de la nube híbrida

Antes, las nubes híbridas eran el resultado de la conexión de una nube privada con una pública. Usted podía diseñar esa nube privada por su cuenta o utilizar una infraestructura de nube predefinida, como OpenStack®. Además, necesitaba una nube pública, como una de las que se mencionan a continuación:

Finalmente, tenía que conectar la nube pública a la privada. Por lo general, esta conexión se realizaba utilizando una red compleja de LAN, WPN, API y VPN. Incluso, muchos proveedores de servicios de nube ofrecen a los clientes una VPN preconfigurada como parte de sus paquetes de suscripción:

Arquitectura moderna de la nube híbrida

Actualmente, las nubes híbridas ya no necesitan una red amplia de API para trasladar las cargas de trabajo de una nube a otra. Para diseñar nubes híbridas, los equipos modernos de TI ejecutan el mismo sistema operativo en todos los entornos de TI; desarrollan e implementan aplicaciones como grupos de servicios pequeños, independientes y sin conexión directa; y gestionan todo con una plataforma unificada. En términos más prácticos, una nube híbrida puede crearse como resultado de las siguientes operaciones:

Si se utiliza el mismo sistema operativo, se extraen todos los requisitos del sistema de hardware, mientras que la plataforma de organización extrae todos los de las aplicaciones. Esto genera un entorno informático uniforme e interconectado en el que las aplicaciones pueden trasladarse de un entorno a otro sin tener que mantener un mapa complejo de las API que falle cada vez que se actualicen las aplicaciones o que cambie de proveedores de nube.

Esta interconectividad permite que los equipos de desarrollo y operaciones trabajen juntos en un modelo de DevOps, que es un proceso con el cual los equipos trabajan en conjunto en entornos integrados utilizando una arquitectura de microservicios compatible con los contenedores.


¿Las nubes híbridas son seguras?

Una nube híbrida diseñada, integrada y gestionada de forma correcta puede ser tan segura como una infraestructura de TI local. Aunque hay algunos desafíos exclusivos de la seguridad de la nube híbrida (como la migración de datos, el aumento de la complejidad y una mayor superficie de ataque), la presencia de varios entornos puede constituir una de las defensas más sólidas contra los riesgos de seguridad. Gracias a todos esos entornos interconectados, las empresas pueden elegir dónde colocar los datos confidenciales en función de los requisitos, y los equipos de seguridad pueden adoptar de manera uniforme un sistema de almacenamiento en la nube que sea redundante y pueda aumentar los esfuerzos de recuperación ante desastres.

 

Por qué elegir Red Hat

Porque es difícil obtener los beneficios de un entorno unificado cuando el código propietario supone un obstáculo. Por eso, promovemos una estrategia de nube híbrida abierta como una forma para que las empresas logren sus objetivos de transformación digital.

Esta estrategia incorpora la interoperabilidad, la portabilidad de las cargas de trabajo y la flexibilidad del software open source a los entornos empresariales. Todo lo que rodea al sistema operativo se extrae: todos los entornos y las aplicaciones. De este modo, se brinda una interacción constante con cualquier aplicación en prácticamente todos los entornos sin tener que renovar la aplicación, volver a capacitar al personal, dividir la gestión ni sacrificar la seguridad. Además, dado que todo funciona con la tecnología open source, podrá llevar sus datos con usted, sin importar dónde se encuentre mañana.

Consejos útiles para los líderes de TI, directamente en su bandeja de entrada

Obtenga información tecnológica importante, como este asesoramiento sobre la nube híbrida, en el boletín de información Red Hat Shares.

Actualmente disponible solo en inglés

Todas las piezas que necesita para crear una nube híbrida

Infraestructura

Base estable y probada, lo suficientemente versátil para implementar aplicaciones nuevas, virtualizar entornos y crear una nube híbrida segura.

Gestión

Plataforma de gestión de la nube y operaciones multicloud que unifica las soluciones de nube híbrida.

Plataforma

Todas las infraestructuras de nube privada y las herramientas de gestión que necesita, además de una plataforma de aplicaciones en contenedores que le permite trasladar sus cargas de trabajo a los entornos híbridos.

Programa

Encuentre un proveedor de nube o de servicios que utilice la infraestructura de Red Hat para diseñar entornos de nube, o certifíquese para hacerlo usted mismo.