Multicloud

¿Qué es multicloud?

Multicloud es un enfoque de nube compuesto de más de un servicio de nube, proporcionado por más de un proveedor de nube, pública o privada.

Por ejemplo, su empresa invierte en la expansión de una infraestructura de nube. Ha cambiado de servidores básicos a cargas de trabajo basadas en la virtualización y ahora está evaluando las opciones de nube pública —no para aplicar en todas las situaciones, sino para dar soporte a una aplicación específica orientada al cliente con tasas de uso muy variables—.

Después de investigar un poco, encuentra al proveedor de nube pública que tiene la combinación exacta de acuerdos de nivel de servicio (SLA), protocolos de seguridad y el tiempo de actividad para alojar su aplicación personalizada. Se siente feliz con su elección.

Pero, eventualmente, los clientes comienzan a solicitar funciones que solo están disponibles mediante distintas aplicaciones que dependen de proveedores. Integrar estas funciones en su aplicación personalizada no solo requiere la compra de la aplicación del proveedor, sino también alojar la aplicación en esa nube pública de propiedad del proveedor, una solución que permite ambas aplicaciones para escalar según la demanda.

Ahora tiene una nube múltiple.


¿Por qué nubes múltiples?

No existe la solución perfecta

Puede que encuentre la solución de nube perfecta para un aspecto de su empresa, una nube propietaria más precisa para alojar una aplicación propietaria, una nube asequible perfecta para registros públicos de archivos, una nube que escala ampliamente para sistemas de host con tasas de uso muy variables, pero ninguna nube puede hacer todo. (O, más bien, ninguna nube sola puede hacer todo esto bien).

Proximidad

A fin de reducir los tiempos de respuesta deficientes para los usuarios de nube que se encuentran a miles de millas de distancia de la oficina central de una empresa, algunas cargas de trabajo se pueden alojar mediante proveedores de nube regionales que operan más cerca de donde se encuentran los usuarios. Esta solución permite que la empresa mantenga una gran disponibilidad y se adhiera a las leyes de soberanía de datos —protocolos que ponen los datos a disposición de las reglamentaciones del país en el que se ubican los datos—.

Shadow IT

Shadow IT se convierte en una realidad que contribuye a las nubes múltiples. El hardware o el software implementados de forma independiente del equipo de TI central pueden ser lo suficientemente grandes como para garantizar más control. Llegados a ese punto, migrar la infraestructura y los datos a un sistema preferente (supongamos que hablamos de nubes públicas) puede estar fuera de toda cuestión. Esa implementación de shadow IT se añade simplemente como parte de las nubes existentes de la empresa; en consecuencia, se crea una nube múltiple.

Failover

Los entornos de nube múltiple permiten proteger a las empresas de las interrupciones. Como una solución de conmutación por error, multicloud permite a las empresas tener una copia de seguridad disponible y altamente escalable para los datos, los flujos de trabajo y los sistemas si —o tal vez, cuando—, como sugiere la ley de Murphy, su nube primaria se oscureciera.


¿Cuál es la diferencia entre la nube múltiple y la nube híbrida?

La nube múltiple o multicloud se refiere a la presencia de más de una implementación de nube del mismo tipo (pública o privada), que proviene de distintos proveedores. La nube híbrida se refiere a la presencia de distintos tipos de implementación (pública y privada) con algunas formas de integración u orquestación entre ellas.

Un enfoque de nube múltiple puede comprender dos entornos de nube pública o dos entornos de nube privada. Un enfoque de nube híbrida puede comprender un entorno de nube pública y un entorno de nube privada con infraestructura (facilitada por interfaces de programación de aplicaciones, middleware o contenedores) que permite la portabilidad de la carga de trabajo.

Estos enfoques de nube no se excluyen mutuamente: puede tener ambos de forma simultánea. En verdad, cada vez es más común entre las empresas mejorar la seguridad y el rendimiento a través de una amplia carpeta de entornos.


Gestionar y automatizar entornos de nube múltiple

La TI es cada vez más dinámica, con base en una infraestructura virtual tanto de forma local como externa. Esta característica presenta una gran complejidad en torno al autoservicio, la gestión y el cumplimiento, la gestión de recursos, los controles financieros y la planificación de capacidades. La gestión y automatización de herramientas permiten mantener más visibilidad y conocimientos en estos recursos tan dispares.

La automatización se ha utilizado de forma discreta en las empresas, con distintas herramientas utilizadas por distintos equipos para dominios de gestión individual. Pero las tecnologías de automatización actuales (como Ansible de Red Hat®) permiten automatizar los recursos en todos los entornos. Añadir capacidad de automatización moderna a los entornos de nube múltiple limita la complejidad del entorno y, al mismo tiempo, mejora la seguridad y el rendimiento de la carga de trabajo para las aplicaciones tradicionales y nativas de la nube.


Multicloud y contenedores

Los contenedores Linux® ofrecen a las empresas opciones cuando se trata de proveedores de nube pública. Debido a que los contenedores contienen y aíslan las aplicaciones con sus entornos de tiempo de ejecución completos, los usuarios pueden trasladar la aplicación contenida entre las nubes y, al mismo tiempo, retener toda la funcionalidad. Esto proporciona a las empresas la libertad de elegir proveedores de nube pública según estándares universales (p. ej.: tiempo de actividad, espacio de almacenamiento, costos), en lugar de considerar si dará soporte o no a su carga de trabajo debido a las restricciones propietarias.

Esta portabilidad es facilitada por microservicios, que son un enfoque de arquitectura sobre la escritura de software en el que las aplicaciones se dividen en componentes más pequeños e independientes entre sí. Los contenedores resultan ser el lugar ideal para ejecutar aplicaciones basadas en microservicios.


Multicloud y open source

Multicloud ayuda a las empresas a evitar caer en la trampa de depender de un solo proveedor. Distribuir las cargas de trabajo entre múltiples proveedores de nube proporciona a las empresas la flexibilidad para usar (o dejar de usar) la nube en el momento que lo deseen. No hay nada malo en contar con nubes múltiples —en verdad, es algo bueno—, y el software de open source amplía ese aspecto positivo. Implementar contenedores como parte de un enfoque de nube múltiple otorga a las empresas la habilidad de extraer y migrar las cargas de trabajo según fundamentos consistentes. La experiencia parece ser igual a la de una plataforma individual, independientemente de la cantidad de entornos que esté usando.

TL; DR: contenedores y nubes múltiples = libertad.