Iniciar sesión / Registrar Cuenta

Cloud computing

¿Qué es la gestión de la nube?

Jump to section

La gestión de la nube es la forma en que los administradores controlan y organizan todos los productos y servicios que funcionan en una nube: el control de acceso y usuarios, los datos, las aplicaciones y los servicios. Implica otorgar a los administradores la capacidad para acceder a los recursos que necesitan, automatizar los procesos que deseen y realizar los ajustes que sean necesarios, sin perder de vista el uso y los costos. También abarca la manera en que mantienen la flexibilidad y la escalabilidad mientras se adaptan rápidamente a los cambios. 

Con las herramientas de gestión de la nube, los administradores pueden supervisar cualquier tipo de nube (pública, privada, híbrida y multicloud) y sus actividades, desde la implementación de los recursos y el seguimiento del uso, hasta la integración de los datos, Kubernetes y la recuperación ante desastres. Además, estas ofrecen el control administrativo de la infraestructura, las plataformas, las aplicaciones, los proveedores de nube y los recursos que ofrecen, y los datos que, en conjunto, conforman la nube.

 

¿Cómo funciona la gestión de la nube?

Por lo general, se implementa un software de gestión de la nube en los entornos de nube actuales, como una máquina virtual (VM) que contiene una base de datos y un servidor. El servidor se comunica con las interfaces de programación de aplicaciones (API) para conectar la base de datos y los recursos virtuales, de nube o de contenedores que sustentan a la nube y que interactúan con ella. La base de datos recopila información sobre el rendimiento de la infraestructura virtual o de nube y envía los análisis a una interfaz web en la que los administradores de la nube pueden visualizar y evaluar su rendimiento. A su vez, los administradores pueden volver a transmitir los comandos a la nube, cuya ejecución depende del servidor virtual.

Esa interconectividad depende de la tecnología que probablemente sea la más subestimada: el sistema operativo (SO). No solo controla todas las diferentes tecnologías que conforman las nubes, sino que también implementa las herramientas que permiten gestionarlas. Dicho sistema operativo debe funcionar con cualquier nube que utilice, sin importar qué tan especial sea, así que muchos sistemas operativos basados en la nube son open source, como Linux®.

 

La gestión de la nube no es lo mismo que el cloud computing

Las nubes brindan las reglas, y la gestión las aplica. Las nubes son grupos de servicios, aplicaciones, sistemas de almacenamiento y recursos virtuales que los sistemas de software gestionan de forma tal que se pueda acceder a ellos según se requiera. La gestión de la nube es una combinación de software, automatización, políticas, control y personas que determinan cómo se ponen a disposición esos servicios de cloud computing.

 

¿Qué debe hacer una plataforma de gestión de la nube?

Es fundamental que las plataformas de gestión de la nube (CMP) se adapten a sus necesidades: deben cumplir con los requisitos de los sistemas operativos, las aplicaciones, la implementación, la seguridad de la nube, los marcos de almacenamiento, los entornos operativos estándar (SOE) y de todo aquello que se ejecute en la nube. También deben ser flexibles y poder adaptarse rápidamente a los cambios.

La automatización permite eliminar la interacción manual humana de tantos flujos de trabajo y tareas como sea posible, lo cual favorece el aumento de la eficiencia y la disminución de los errores. También facilita en gran medida el funcionamiento del cloud computing y es esencial para cualquier plataforma de gestión de la nube. 

Es fácil usar los servicios de nube; por eso es muy común utilizar más de lo que se puede costear. Una plataforma de gestión de la nube debe permitir gestionar, prever y registrar los costos con precisión.

De la misma manera que los administradores acceden a los recursos, los datos y la capacidad de procesamiento de la nube, deben tener acceso a las herramientas para gestionarla, sin importar dónde se encuentren o cuál la ubicación de la infraestructura.

Es necesario que una empresa se valga de todos los tipos de nube (privada, pública e híbrida) para prosperar en el futuro. Cada plataforma de gestión de la nube debe ser compatible con todos los tipos de nube en diversos entornos, de forma segura y sin complicaciones.

 Aunque pueda parecer una obviedad, las funciones de autoservicio son fundamentales para que las plataformas de gestión de la nube puedan ser flexibles y adaptarse ante las actualizaciones y los cambios frecuentes. Debe mantener el control de todos los elementos, mientras que el acceso del usuario a los recursos, las configuraciones y la capacidad depende de las políticas. Es imprescindible que la infraestructura (ya sea on-premise, virtual, de centro de datos, etc.) se mantenga organizada durante todo el ciclo de vida.

 

Por qué conviene elegir Red Hat

La nube llegó para quedarse, y la tecnología evoluciona constantemente con avances como Kubernetes y el edge computing. Sin embargo, a medida que cambien las necesidades del cloud computing, se adaptarán tanto los usuarios como las herramientas de gestión de la nube. Independientemente de que sus operaciones se realicen en varios entornos de nube o en uno solo, la gestión eficaz y la flexibilidad para adaptarse marcan la diferencia. Nuestra plataforma de gestión multicloud con tecnología open source permite realizar un seguimiento de los costos de la nube, controlar la asignación de recursos y garantizar el cumplimiento de las normas, todo de manera uniforme. Además, está diseñada para ejecutar de forma original los principales playbooks de automatización de TI open source (con Red Hat Ansible Automation Platform), lo cual le permite estandarizar la experiencia en la nube con un lenguaje de automatización unificado.

Comience a gestionar sus nubes hoy mismo

Red Hat CloudForms

La herramienta que le permite gestionar con mayor seguridad cualquier entorno compatible con Red Hat Enterprise Linux, desde las máquinas físicas hasta las multiclouds híbridas.

Red Hat Ansible Automation Platform

Para automatizar la gestión de la nube, necesita definir una gran variedad de políticas y procesos; no se requieren códigos ni creación de scripts.

Encuentre algún proveedor de nube o de servicios que utilice la infraestructura innovadora, adaptable a intuitiva de Red Hat para diseñar entornos de nube, o certifíquese para hacerlo usted mismo.

Hay mucho más que hacer con la nube