Jump to section

¿Qué es la gestión de las redes?

Copiar URL

Red Hat User Group en Latinoamérica

Llegó Red Hat User Group Community a Latinoamérica. Nos reunimos para tener conversaciones técnicas, compartir experiencias y casos de uso en un ambiente cercano y distendido.

La gestión de las redes se refiere no solo al proceso de configuración, supervisión y mantenimiento de una red confiable, sino también a las herramientas y aplicaciones que se utilizan en dichas tareas. Una buena gestión de las redes garantiza la conectividad entre los dispositivos y las personas o las aplicaciones que los utilizan. Esto incluye ofrecer rendimiento y seguridad óptimos para esas redes.

En cuanto a los procesos, una buena gestión de las redes también debería reducir las tareas de gestión y recurrir a la automatización siempre que sea posible. Todo el proceso se lleva a cabo con una serie de herramientas de gestión que permiten preparar las redes, supervisar el rendimiento, gestionar inmediatamente las fallas y controlar la seguridad de la red.

La gestión de las redes comienza con la preparación y el mantenimiento de los dispositivos de red, incluidos los enrutadores, los conmutadores, los firewalls y los puntos de acceso, con la configuración y las políticas adecuadas para cumplir con los requisitos de la empresa.La preparación de la red debe optimizar la capacidad de ajuste en toda la red informática. En conjunto, este primer elemento se conoce como gestión de la configuración.

La supervisión y la gestión del rendimiento de la red, mediante las cuales se controla permanentemente el tiempo de actividad e inactividad, las interrupciones y los cortes de servicio de la infraestructura de red, son fundamentales para identificar los bloqueos y las áreas que deben optimizarse.Las herramientas de supervisión permiten observar el rendimiento de la red, medir los tiempos de respuesta y resolver los problemas para mejorar su mantenimiento.

La gestión de las redes abarca la gestión de la seguridad, con la cual se identifican los puntos vulnerables y las amenazas a la seguridad para proteger la red de accesos no autorizados, filtraciones de datos y amenazas. Esto supone implementar firewalls, sistemas de prevención y detección de intrusos (IDPS), redes privadas virtuales (VPN), controles de acceso, cifrado y políticas de seguridad para resguardar los recursos y los datos confidenciales.

La preparación de la red puede abarcar tanto la automatización de los ajustes iniciales de un dispositivo de red como la instalación de una red para que accedan a ella los usuarios, los servidores en un centro de datos, los contenedores y los dispositivos del Internet de las cosas (IoT), entre otros.

La configuración de la red incluye definir el estado deseado de las redes o de los dispositivos conectados a ellas, y luego mantenerlo a lo largo del tiempo. Lógicamente, la configuración y el mantenimiento de la red son los pasos posteriores a la preparación de la red.

La seguridad de la red implica establecer protocolos de gestión y sistemas de seguridad que protejan las redes contra los ataques, los daños o los accesos no autorizados. Los administradores encargados de las redes o de su seguridad establecen protocolos de enrutamiento del tráfico que se conocen como firewalls. Además, estructuran sistemas de gestión de fallas que identifican y abordan los riesgos de seguridad, cumplimiento y configuración, los cuales pueden mejorarse gracias a la tecnología de automatización de las redes. Algunos sistemas de seguridad de las redes también ofrecen una guía de corrección de errores que ayuda a los administradores a solucionar problemas.

La medición de la red implica no solo supervisar y probar la red, sino también solucionar los problemas relacionados con ella, garantizar una alta disponibilidad y elaborar planes de recuperación ante desastres. Estos procesos mantienen el rendimiento de la red, que es la velocidad y la eficiencia a la que se transfieren los datos a través de los dispositivos de red. Durante la supervisión de los indicadores del tráfico de la red, se informan las iniciativas para mejorar el ancho de banda y el tiempo de respuesta, lo cual permite optimizar la experiencia del usuario en toda la red. La gestión y la supervisión del rendimiento ayudan a identificar problemas, minimizar el tiempo de inactividad y las interrupciones, y mejorar el desempeño de la aplicación.

El éxito de la gestión de las redes consiste en garantizar y aumentar la eficacia de la infraestructura de red, además de reducir la supervisión manual. Cuando se organiza correctamente este proceso:

  1. Ofrece supervisión preventiva del rendimiento y alertas. Al supervisar constantemente los dispositivos de red, los servicios y los indicadores de rendimiento, las herramientas de gestión de las redes pueden detectar de inmediato problemas como el tiempo de inactividad, la disminución del rendimiento o las fallas de seguridad. Las alertas y las notificaciones que se envían a los administradores sirven para advertirles de posibles problemas, lo cual les permite tomar medidas correctivas antes de que los usuarios se vean afectados.
  2. Optimiza el rendimiento de la red. En la gestión de las redes, se utilizan métodos de direccionamiento del tráfico, equilibrio de carga y optimización de las rutas para garantizar que el ancho de banda se utilice de forma óptima, que la latencia sea baja y que la experiencia del usuario y el rendimiento de las aplicaciones sean óptimos.
  3. Contribuye al cumplimiento normativo y las auditorías.La gestión de las redes puede abarcar la gestión del cumplimiento, que permite a las empresas cumplir con las normativas y los requisitos de auditoría mediante la supervisión y la documentación de la actividad de la red, las configuraciones y las políticas de seguridad.
  4. Permite planificar su capacidad y expansión. Con una gestión eficaz de las redes, es posible prever las necesidades futuras de capacidad en función de las proyecciones de crecimiento, los patrones de tráfico de la red y las tendencias de rendimiento. Esto permite a los equipos de TI ajustar la capacidad de los recursos de red, actualizar el hardware y optimizar la infraestructura antes de que aumente la demanda, para incrementar la rentabilidad.
  5. Garantiza la continuidad empresarial y la recuperación ante desastres.La gestión de las redes desempeña un papel fundamental en la planificación de la continuidad empresarial y la recuperación ante desastres, ya que implementa la redundancia, los mecanismos de tolerancia a las fallas y las soluciones de backup para reducir al mínimo el impacto de los cortes de red y los eventos problemáticos.  

Así como la automatización es una evolución de la gestión, la automatización de la red es una evolución de la gestión de las redes.Los sistemas de gestión de las redes ahora se basan en la automatización para administrar los recursos y los servicios de la red empresarial.   

La diferencia entre las dos últimas radica en las particularidades (muy subjetivas) entre las dos primeras. Dado que no existe la automatización perfecta, tampoco hay un punto objetivo en el que la gestión se convierte en automatización. En un momento determinado, el esfuerzo humano requerido para gestionar un conjunto de tareas es significativamente menor que antes; y aquí es cuando la gestión podría describirse como automatización. Cuando se automatizan los servicios de gestión y los recursos de red, los equipos de operaciones de red adquieren más flexibilidad para respaldar las exigencias empresariales modernas.

Open Technology Sessions en español

Explora esta serie de webinars on-demand y descubre cómo impulsar la innovación tecnológica en tu organización. ¡Aprende más sobre automatización, infraestructura, plataforma de aplicaciones, cloud services y mucho más!

La gestión de las redes fundamentales implica la coordinación de los dispositivos de hardware, como los hubs, los conmutadores, los enrutadores, los puentes, las puertas de enlace, los módems y los repetidores. La gestión de las redes superpuestas supone la creación de conexiones digitales y la administración de permisos entre los usuarios finales, las aplicaciones y los dispositivos, los cuales existen de manera virtual como nodos.

Por ejemplo:

  • Gestión de redes fundamentales: un ingeniero de redes podría utilizar Red Hat® Ansible® Automation Platform para automatizar la configuración de red de los dispositivos físicos, como los servidores, los conmutadores, los enrutadores y los equilibradores de carga.
  • Gestión de redes superpuestas: un administrador de redes podría utilizar las redes definidas por software (SDN), por ejemplo, para separar las funciones de reenvío de las de control, a fin de crear conexiones entre el hardware de la red y los nodos digitales.

Gestión de redes fundamentalesRed Hat Ansible Automation Platform contiene miles de módulos de automatización de la red que pueden ayudarlo a configurar todo tipo de hardware de red. Esta solución convierte dicho hardware en infraestructura como código (IaC), al igual que Linux®. La mayoría de los conmutadores de red forman parte del software del proveedor, pero Red Hat Ansible Automation Platform se conecta y actúa sobre él. Por lo tanto, un ingeniero de redes solo tiene que conocer esta herramienta, la cual transforma el hardware propietario y las interfaces de red especializadas en servicios básicos.

Gestión de redes superpuestas:

  • Red Hat Enterprise Linux: configure el etiquetado VLAN; los puentes, equipos y enlaces de red; las conexiones de VPN; los túneles IP; los ajustes predeterminados de la puerta de enlace; las rutas estáticas; el enrutamiento basado en políticas, etc.
  • Red Hat OpenStack Platform: entre los numerosos proyectos open source que se incorporan a la sólida plataforma Red Hat OpenStack® Platform se encuentra neutron, el cual conecta las redes con otros servicios de OpenStack. Los administradores pueden utilizar la red definida por software de Red Hat OpenStack Platform para gestionar los servicios.
  • Red Hat OpenShift y Red Hat Advanced Cluster Management for Kubernetes: utilice las SDN para crear redes unificadas en clústeres, en las cuales los pods se configuran como redes superpuestas.

La gestión de una red empieza como una tarea bastante sencilla, pero luego requiere un gran esfuerzo. Podemos ayudarlo a superar este desafío con sistemas de software que gestionan las redes superpuestas y las fundamentales, y al mismo tiempo enseñarle algunos conceptos.

Nuestro modelo de desarrollo y nuestro compromiso con el desarrollo de software open source le brindan acceso directo a la innovación y la colaboración de las comunidades open source, muchas de las cuales se han creado gracias a nuestra ayuda, además de que le permiten influir en ellas.

Red Hat ofrece laboratorios interactivos en un entorno de Red Hat Ansible Automation Platform previamente configurado. Puede aprovechar estos laboratorios para realizar experimentos; poner en práctica sus conocimientos; y aprender a crear, gestionar y ajustar con eficiencia las prácticas de la TI y las redes, tales como el desarrollo y la implementación ágiles, las operaciones y los análisis simplificados, y las experiencias uniformes de los usuarios.

Artículos relacionados

Artículo

¿Qué es la gestión de la configuración?

La gestión de la configuración es un proceso que busca mantener los sistemas informáticos, los servidores y el software en un estado deseado y uniforme, y que puede administrarse por medio de la automatización.

Artículo

¿Qué es la gestión del ciclo de vida de las aplicaciones (ALM)?

La gestión del ciclo de vida de las aplicaciones (ALM) involucra a las personas, las herramientas y los procesos que gestionan el ciclo de vida de una aplicación desde que se diseña hasta que deja de estar disponible.

Artículo

¿Qué es un SOE?

Un SOE es un entorno operativo estándar, o un sistema operativo específico para computadoras y un conjunto de sistemas de software, que el departamento de TI define como configuración estándar.

Más información sobre la gestión de la TI

Productos

Software de administración de sistemas que facilita la implementación, la adaptación y la gestión de la infraestructura de Red Hat en cualquier entorno.

Plataforma de automatización empresarial que permite procesar los eventos complejos, gestionar las reglas y optimizar los recursos de la empresa.

Plataforma que permite desarrollar aplicaciones directamente en la nube para automatizar los procesos y las decisiones empresariales.

Consola con políticas de seguridad integradas para controlar las aplicaciones y los clústeres de Kubernetes.

Contenido adicional

Ebook

Managing your Kubernetes clusters for dummies

Datasheet

La guía para que los ejecutivos de TI hagan frente a los cambios

PODCAST

Command Line Heroes Temporada 3, Episodio 2:

"Primero lo BASICo"

Capacitación

Curso de capacitación gratuito

Red Hat Satellite Technical Overview