Cuenta Iniciar sesión
Secciones

¿Qué es la gestión de los datos?

Copiar URL

Se trata del proceso de recopilación, almacenamiento y uso de los datos, el cual le permite estar al tanto de los que posee, conocer su ubicación y propietario, y saber quién puede verlos y cómo se accede a ellos. Permite que las empresas implementen los sistemas y las aplicaciones importantes de manera segura y rentable, y que tomen decisiones estratégicas.  

Un enfoque sólido de gestión de los datos determina la capacidad de una empresa para ajustar los recursos y adaptarse a los procesos y las necesidades dinámicas, lo cual ofrece a los equipos la información y la confianza que necesitan para trabajar de manera más rápida e inteligente.

Los sistemas de gestión de los datos permiten que las empresas brinden información a las personas correspondientes en el momento oportuno. Con la implementación y los controles adecuados, los flujos de trabajo de gestión ofrecen la información analítica necesaria para tomar mejores decisiones. Es una medida necesaria para garantizar la protección, la accesibilidad y la capacidad de ajuste de los datos importantes de la empresa, y es un proceso que debería:

  • Generar y organizar los datos en toda la infraestructura
  • Almacenar y ajustar los datos en la nube o en las instalaciones
  • Establecer la alta disponibilidad 
  • Planificar la recuperación ante desastres
  • Proteger y controlar el acceso a los datos, donde y como sea posible
  • Verificar y eliminar los datos para cumplir con los requisitos normativos 
  • Incentivar la creación de aplicaciones inteligentes con los servicios de datos

Mientras que el proceso de gestión de los datos comprende la creación, la organización y los resultados de los datos de la empresa, el de control regula su uso y seguridad según las normas y las políticas internas, además de las reglamentaciones externas pertinentes, por lo cual se considera un elemento fundamental.

La gestión de los datos incluye varios elementos de la arquitectura que las empresas deben tener en cuenta a medida que abordan sus necesidades, los cuales convierten a los datos en recursos estratégicos. 

  • El almacenamiento de los datos se refiere a la recopilación y conservación de la información digital, es decir, los bits y bytes que se encuentran detrás de las aplicaciones, los protocolos de red, los documentos, el contenido multimedia, las libretas de direcciones y las preferencias de los usuarios, entre otros.
  • La preparación de los datos sin procesar posibilita su análisis, la corrección de los errores y la consolidación de diferentes fuentes.
  • Los catálogos de datos clasifican los metadatos para que los usuarios puedan buscarlos, comprenderlos y usarlos con facilidad.
  • Los almacenes de datos los guardan en un modelo estructurado y diseñado para la generación de informes. 
  • Las herramientas de extracción, transformación y carga (ETL) extraen los datos de una base, les cambian el formato y los cargan a un almacén.
  • Los canales de datos procesan los datos entrantes y los transfieren de un sistema a otro de manera automática e inmediata.
  • Los lagos de datos almacenan grupos grandes y variados de datos sin estructurar en su formato original, lo cual permite tener un panorama general de ellos. 
  • La arquitectura de los datos define su recopilación, almacenamiento, transmisión y uso.
  • Los modelos de datos describen el movimiento de los datos dentro de la empresa o la aplicación.
  • La red de datos descentraliza la información analítica para que todos los equipos puedan acceder a ella desde diferentes ubicaciones.
  • Las cuadrículas de datos aprovechan la información de todas las computadoras de una empresa para ejecutar tareas extensas. 
  • La federación de los datos los recopila de varias fuentes y los prepara para que funcionen juntos.

Los sistemas de gestión de las bases de datos (DBMS) no solo se utilizan para conservar los datos, sino también para automatizar y supervisar todos estos elementos. Los DBMS relacionales usan el lenguaje de programación SQL para estructurar y conectar los datos, mientras que las bases NoSQL son ideales para aquellos sin estructurar.

Los datos solo son valiosos si se pueden proteger, procesar y utilizar. Si bien aprovecharlos tiene sus ventajas, también resulta complejo. Las actividades de las empresas dependen cada vez más de los datos, así que es necesario prepararse para ciertos desafíos. 

  • Volumen: los datos son cada vez más grandes y tienen formatos diferentes, lo cual dificulta mantenerse al tanto de los que tiene y de su ubicación. 
  • Integración de los datos: a medida que aumenta la complejidad de los datos, se hace más difícil consolidar de manera eficiente y estratégica aquellos que provienen de fuentes diferentes.  
  • Aislamiento: los datos que no están integrados no se pueden combinar para que funcionen juntos, así que no se aprovecha su valor y se desperdician los recursos. 
  • Almacenamiento y procesamiento de los datos: los equipos de TI deben determinar el lugar donde se guardarán los datos y el modo en el que se procesarán para que puedan aprovecharse al máximo. 
  • Costos: el procesamiento y el almacenamiento de los datos genera costos adicionales, ya sea que los gestione de manera local o en la nube. Es importante evaluar esos costos junto con los objetivos empresariales y el valor de los datos. 
  • Cumplimiento normativo: el incumplimiento de las normas de privacidad de los datos y del sector puede resultar en la aplicación de multas o en fallas de seguridad, pérdida de certificaciones u otros daños para la empresa. 
  • Fuerza de atracción de los datos: los datos tienen la capacidad para atraer aplicaciones y servicios de acuerdo con el tamaño del conjunto: mientras más grande sea, más difícil será trasladarlo junto con los elementos que atraiga. 

El big data consta de datos que son tan grandes o complejos que no se pueden procesar con los métodos tradicionales. Su gestión implica organizarlos y administrarlos para ofrecer información inmediata que se puede usar para mejorar la empresa.

Durante la clasificación y el análisis del big data, se localiza la información importante de forma rápida y desde diversas fuentes. Si bien es difícil integrar, limpiar y controlar los conjuntos grandes de datos, puede utilizar una arquitectura sólida y una estrategia precisa para ajustar los recursos con eficiencia, cumplir con los objetivos empresariales y realizar análisis de datos de buena calidad. El big data requiere una plataforma de gestión que posibilite la integración y la automatización.

La gestión del ciclo de vida de los datos (DLM) comprende las personas, las herramientas y los procesos que controlan los datos desde que se generan hasta que se eliminan, lo cual implica recopilarlos, almacenarlos, compartirlos, archivarlos y borrarlos.

La estrategia pertinente debe garantizar la seguridad, la precisión y la accesibilidad de la información, y debe cumplir con los requisitos normativos, como el Reglamento General de Protección de los Datos (GDPR). Los productos de DLM suelen automatizar este proceso. Para ello, separan los datos en niveles en función de las políticas de control y los trasladan de unos a otros según corresponda.

Los datos maestros son los más importantes para las operaciones de la empresa. Abarcan la información sobre los clientes, los productos y las ubicaciones; brindan una base para las operaciones comerciales; y permiten que se comparen los datos de manera uniforme en todos los sistemas. 

La gestión de los datos maestros (MDM) comprende las tareas de mantenimiento. Las estrategias unificadas de MDM evitan que se separen y aíslen los datos importantes en los sistemas y que se agraven los errores, ya que mantienen una sola fuente de información. 

Los sistemas de MDM deben ofrecer una visión general de los datos maestros de la empresa a través de diferentes flujos, así como las funciones de seguridad y supervisión inmediata de los datos.

Las plataformas de gestión de los datos ejecutan muchas funciones clave (como la identificación y la resolución de los errores, la división de los recursos y la optimización del rendimiento de los sistemas) y automatizan varias de ellas para reducir los costos y aumentar la eficiencia. Si decide utilizarlas, es importante que se mantenga al tanto de las prácticas recomendadas. 

  • Evalúe los datos actuales. Es importante que los equipos de TI, los analistas de datos y los ejecutivos conozcan los datos que genera la empresa y comprendan su valor. 
  • Los datos deben ajustarse a sus objetivos empresariales. No almacene datos que no necesita. Si sabe cuáles son los datos que tendrán un impacto en la empresa, podrá ubicarlos más fácilmente, optimizará los sistemas y simplificará el mantenimiento.
  • Optimice la base de datos. Garantice el buen desempeño y la capacidad de ajuste de la base a medida que recibe datos de distintas fuentes. Muchas bases de datos ofrecen algoritmos avanzados y funciones de aprendizaje automático e inteligencia artificial que le permiten tomar mejores decisiones empresariales a partir de los datos. 
  • Mantenga la buena calidad de los datos. Procure que los datos sean precisos y estén al día con las evaluaciones regulares de calidad, desde las actualizaciones de rutina hasta las correcciones de ortografía o de formato. 
  • Controle los datos y asegúrese de que las personas adecuadas tengan acceso a ellos. Disponga de los equipos, las políticas y los sistemas para garantizar la integridad de los datos: su uso, almacenamiento y visualización. 
  • Concéntrese en la seguridad y el cumplimiento normativo. Capacite a los equipos y proteja los sistemas, para cumplir con las reglamentaciones y mantener a salvo la inteligencia comercial y los datos.  

De acuerdo con IDC, muchos clientes eligen Red Hat Enterprise Linux para las implementaciones empresariales importantes, ya que ofrece estabilidad, seguridad y rendimiento, lo cual aporta uniformidad en todos los entornos de la infraestructura, ya sean locales, virtuales, de la nube o en el extremo de la red. La ubicación centralizada de la solución de gestión de los datos le permitirá mantener la agilidad y cumplir con sus objetivos de transformación e innovación a medida que evolucionen.

Red Hat Enterprise Linux es una plataforma rentable y basada en el desempeño para Microsoft SQL Server que le permite procesar grandes volúmenes de datos y satisfacer las demandas operativas y analíticas que van en aumento. Brinda una base flexible y una experiencia uniforme en cuanto a las aplicaciones, independientemente del entorno donde se implemente: en servidores dedicados (bare metal), máquinas virtuales, contenedores o nubes híbridas. Las funciones de análisis incluidas identifican las amenazas a la seguridad, el rendimiento, la disponibilidad y la estabilidad, y proporcionan pautas de corrección para evitar los problemas, las interrupciones y el tiempo de inactividad imprevisto. RHEL es la plataforma de referencia de Microsoft para SQL Server en Linux, y RHEL 8 ofrece un rendimiento sin precedentes para este servidor. 

Red Hat OpenShift® Data Science es un servicio de nube gestionado para los analistas de datos y los desarrolladores de aplicaciones inteligentes. Ofrece un espacio aislado totalmente compatible que permite desarrollar, entrenar y probar rápidamente modelos de aprendizaje automático (ML) en la nube pública antes de implementarlos en la producción. 

Red Hat desarrolló Red Hat OpenShift Database Access, un nuevo servicio complementario que permite que los administradores brinden y gestionen fácilmente el acceso a diversos servicios de bases de datos de terceros. Además, posibilita que los desarrolladores conecten sus aplicaciones a los servicios de bases de datos con una experiencia uniforme y predecible, sin necesidad de recurrir a los administradores ni de conocer los detalles de los requisitos de acceso del proveedor.

Artículos relacionados

Artículo

¿Qué es la gestión de la configuración?

La gestión de la configuración es un proceso que busca mantener los sistemas informáticos, los servidores y el software en un estado deseado y uniforme, y que puede administrarse por medio de la automatización.

Artículo

¿Qué es la gestión del ciclo de vida de las aplicaciones (ALM)?

La gestión del ciclo de vida de las aplicaciones (ALM) involucra a las personas, las herramientas y los procesos que gestionan el ciclo de vida de una aplicación desde que se diseña hasta que deja de estar disponible.

Artículo

¿Qué es un SOE?

Un SOE es un entorno operativo estándar, o un sistema operativo específico para computadoras y un conjunto de sistemas de software, que el departamento de TI define como configuración estándar.

Más información sobre Red Hat Enterprise Linux

Productos

Red Hat Enterprise Linux

Base estable y probada con suficiente versatilidad para implementar aplicaciones nuevas, virtualizar los entornos y crear una nube híbrida más segura.

Contenido adicional

Informe de analistas

Para los entornos SAP, la migración significa mucho más que Linux

Informe de analistas

IDC: el impacto económico de Red Hat Enterprise Linux

Capacitación

Curso de capacitación gratuito

Red Hat Enterprise Linux Technical Overview

Illustration - mail

Obtenga más contenido como este

Suscríbase a nuestro boletín informativo: Red Hat Shares.

Red Hat logo LinkedInYouTubeFacebookTwitter

Productos

Herramientas

Comprar, vender, explorar

Comunicarse

Acerca de Red Hat

Somos el proveedor líder a nivel mundial de soluciones empresariales de código abierto, incluyendo Linux, cloud, contenedores y Kubernetes. Ofrecemos soluciones reforzadas, las cuales permiten que las empresas trabajen en distintas plataformas y entornos con facilidad, desde el centro de datos principal hasta el extremo de la red.

Suscríbase a nuestra newsletter, Red Hat Shares

Suscríbase ahora

Seleccionar idioma

© 2022 Red Hat, Inc. Red Hat Summit