Buscar

Español

Español

Iniciar sesión

Iniciar sesión/Registrar

Websites

Integración

¿Qué es la integración?

La integración de TI, o la integración de sistemas, es la conexión de datos, aplicaciones, API y dispositivos de toda su organización de TI para lograr mayor eficiencia, productividad y agilidad. La integración es clave al discutir sobre la transformación de la empresa (cambios fundamentales sobre la conducción de los negocios para adaptarse a los cambios del mercado), ya que hace todo en la TI para funcionar de forma conjunta. La integración no solo conecta los sistemas, sino que también aporta los beneficios que se obtienen con las funciones que surgen al vincular los distintos sistemas. Por ejemplo, Apache Kafka es una plataforma open source que le permite integrar los flujos de datos con sus aplicaciones, para que puedan utilizar los datos en tiempo real.

La integración de la TI no es lo mismo que la integración continua (CI), que se refiere a la práctica del desarrollador en la que las copias activas del código se fusionan en un repositorio central compartido varias veces al día. El objetivo de la CI es automatizar el diseño y las verificaciones, para que se puedan detectar antes los problemas y generar desarrollos con mayor rapidez.


Una historia breve de la integración

A medida que crecieron y se desarrollaron los sistemas de TI, comenzaron a expandirse y alejarse unos de otros. Las soluciones de los proveedores no se comunicaban entre sí. Luego usted contó con una pila de TI completa que estaba conectada solo por el hecho de que usted fuera su único propietario. Entonces, debía existir una manera de organizar esta tecnología "espagueti" para detener la duplicación de esfuerzos (especialmente cuando era el momento de implementar y actuar según la lógica comercial).

*Nota: La siguiente afirmación está sujeta a debate sobre semántica: topologías físicas frente a topologías lógicas; enfoques frente arquitecturas y tecnologías. El objetivo de las siguientes explicaciones es servir de descripciones generales.

Integración de aplicaciones empresariales

La solución a toda esta expansión desordenada era la integración de las aplicaciones empresariales (EAI), con tecnologías, herramientas y un marco que integra las aplicaciones en tiempo real y mediante el uso de mensajes. Estos mensajes son disparados por los cambios o parámetros creados en las aplicaciones individuales. Para lograr la EAI había dos caminos: o se realizaba punto a punto, o por distribución y enlace.

Point to point integration vs. hub and spoke integration

El modelo punto a punto implicaba que cada aplicación tenía que personalizarse para comunicarla con las demás aplicaciones y piezas de su TI. Es decir, era necesario personalizar cada recurso de TI y todos los recursos con los que se conectaba. Es un trabajo muy tedioso y sumamente propenso a errores. Para complicar aún más las cosas, mientras actualiza su infraestructura y aplicaciones, este modelo puede ser muy difícil de mantener con el tiempo.

Para resolver este problema, está el modelo de distribución y enlace, en el que las conexiones entre aplicaciones y servicios son administradas por un agente central: el nodo. Los radios que conectan el nodo a las aplicaciones y los servicios se pueden mantener individualmente. Esto permite que las aplicaciones mismas se concentren en sus tareas, porque todos los tipos de integraciones se gestionan con el nodo y los radios. La principal desventaja de este enfoque es la centralización del nodo. Se convierte en un punto único de falla para el sistema y para las comunicaciones de su infraestructura. El diseño del modelo de distribución y enlace EAI causa que todas las integraciones dependan del nodo para funcionar.

El bus de servicios empresariales

A continuación del enfoque de distribución y enlace EAI, se encontraba el bus de servicios empresariales (ESB), una herramienta que proporciona un resumen basado en mensajería y que segmenta en módulos los servicios entre las aplicaciones.

Un ESB también actúa como nodo central, donde todos estos servicios segmentados en módulos se comparten, enrutan y organizan para conectar sus aplicaciones y datos entre sí. Es una solución mejor que la del modelo de distribución y enlace EAI, aunque tal vez no sea la última, porque hay que considerar que las empresas crecen, agregan recursos y necesitan más velocidad en todas sus propiedades y recursos de software.

Enterprise Service Bus Integration

Seguramente, para este momento, ya sospecha que un ESB se parece mucho al modelo de distribución y enlace. Es cierto, pero un ESB tiene ciertas funciones que lo distinguen en términos de funcionalidad.

  • Los ESB se presentan como un servicio que usa estándares abiertos. Esto eliminó la necesidad de escribir interfaces únicas para cada aplicación.
  • Los servicios de integración se pueden implementar con cambios mínimos en las aplicaciones.
  • Los ESB dependen de estándares de la industria, protocolos abiertos e interfaces para facilitar las nuevas implementaciones.

Sin embargo, las implementaciones típicas de ESB casi siempre dan lugar a arquitecturas centralizadas, por razones obvias que se mencionan en el modelo de distribución y enlace; un lugar para alojar y controlar todos los servicios de integración. Pero las arquitecturas y las implementaciones ESB centralizadas tienen un control central rígido que no contribuye a la distribución de soluciones más rápidas y adaptables, que a su vez son la base de las iniciativas de la transformación digital. Peor aún, los ESB suelen convertirse en aplicaciones monolíticas.

Integración ágil

Hasta ahora, hemos hablado sobre la integración en sí misma; es decir, las tecnologías que permiten que todo funcione en conjunto. ¿Pero qué es la integración ágil? En pocas palabras, es la manera en que Red Hat ve el futuro de los sistemas conectados y cómo respaldan el trabajo real que los equipos de TI deben llevar a cabo para prosperar, sobre todo cuando los cambios son más frecuentes.

Agile Integration - Hybrid Platform

Red Hat cree que el enfoque tradicional de integración, que se basa en equipos centralizados que controlan las tecnologías monolíticas, puede dificultar el desarrollo y la utilidad a largo plazo de las aplicaciones distribuidas. Las tecnologías de integración tradicionales como ESB ofrecen ciertos beneficios, como priorizar la seguridad y la integridad de los datos, pero también dependen de un solo equipo para definir las integraciones de toda la empresa.

Actualmente, las arquitecturas de las aplicaciones nativas de la nube sin conexión directa que se desarrollaron con los métodos Agile y DevOps necesitan un enfoque de integración igualmente ágil y escalable. La visión de Red Hat sobre la integración ágil es solo eso, un enfoque sobre la conexión de sus recursos que combina tecnologías de integración, técnicas de distribución ágil y plataformas nativas de la nube para mejorar la velocidad y la seguridad de la distribución de software. La integración ágil implica específicamente la implementación de tecnologías de integración, como las API, en contenedores de Linux, y la extensión de las funciones de integración a equipos interdisciplinarios. Una arquitectura de integración ágil se puede dividir en tres funcionalidades clave: la integración distribuida, los contenedores y las interfaces de programación de aplicaciones.

Integración distribuida

  • TI de tamaño reducido
  • Basada en patrones
  • Orientada a eventos
  • Proviene de la comunidad

Contenedores

  • Nativos de la nube
  • Implementación eficiente e individual
  • Escalables, gran disponibilidad

Interfaces de programación de aplicaciones

  • Extremos bien definidos, reutilizables y bien gestionados
  • Influencia del ecosistema y su uso

Realice integraciones con Red Hat

Red Hat le ofrece soluciones de integración modulares, ligeras y completas que utilizan la tecnología open source y los estándares abiertos, y que están disponibles de forma local y en la nube.

Middleware

Red Hat Integration

Optimice el desarrollo de la integración con un conjunto completo de tecnologías de mensajería e integración, diseñado para conectar las aplicaciones y los datos en todas las infraestructuras híbridas. Red Hat Integration es una solución en contenedores, ágil, distribuida y centrada en las API.

Plataformas en contenedores

Desarrolle, implemente, administre y escale las aplicaciones con contenedores mediante una plataforma de contenedores. OpenShift coordina todas esas aplicaciones de forma automática y trabaja con ofertas como Fuse y 3scale API Management para brindar un enfoque de integración ágil a la nube.

Continúe analizando la integración con Red Hat