Iniciar sesión / Registrar Cuenta

Middleware

El concepto de IDE

Un entorno de desarrollo integrado (IDE) es un sistema de software para el diseño de aplicaciones que combina herramientas del desarrollador comunes en una sola interfaz gráfica de usuario (GUI). Generalmente, un IDE cuenta con las siguientes características:

  • Editor de código fuente: editor de texto que ayuda a escribir el código de software con funciones como el resaltado de la sintaxis con indicaciones visuales, el relleno automático específico del lenguaje y la comprobación de errores a medida que se escribe el código.
  • Automatización de compilación local: herramientas que automatizan tareas sencillas e iterativas como parte de la creación de una compilación local del software para su uso por parte del desarrollador, como la compilación del código fuente de la computadora en un código binario, el empaquetado del código binario y la ejecución de pruebas automatizadas.
  • Depurador: programa que sirve para probar otros programas y mostrar la ubicación de un error en el código original de forma gráfica.

¿Por qué los desarrolladores utilizan los IDE?

Los IDE permiten que los desarrolladores comiencen a programar aplicaciones nuevas con rapidez, ya que no necesitan establecer ni integrar manualmente varias herramientas como parte del proceso de configuración. Tampoco es necesario que pasen horas aprendiendo a utilizar diferentes herramientas por separado, gracias a que todas están representadas en la misma área de trabajo. Esto resulta muy útil al incorporar desarrolladores nuevos, porque pueden confiar en un IDE para ponerse al día con los flujos de trabajo y las herramientas estándares de un equipo. De hecho, la mayoría de las características de los IDE están diseñadas para ahorrar tiempo, como el relleno inteligente y la generación automatizada del código, lo cual elimina la necesidad de escribir secuencias enteras de caracteres.

Otras funciones comunes del IDE se encargan de ayudar a los desarrolladores a organizar su flujo de trabajo y solucionar problemas. Los IDE analizan el código mientras se escribe, así que las fallas causadas por errores humanos se identifican en tiempo real. Gracias a que hay una sola GUI que representa todas las herramientas, los desarrolladores pueden ejecutar tareas sin tener que pasar de una aplicación a otra. El resaltado de sintaxis también es común en la mayoría de los IDE, y utiliza indicaciones visuales para distinguir la gramática en el editor de texto. Además, algunos IDE incluyen examinadores de objetos y clases, así como diagramas de jerarquía de clases para ciertos lenguajes.

Es posible desarrollar aplicaciones sin IDE, o que los desarrolladores básicamente diseñen su propio IDE integrando varias herramientas de forma manual con los editores de texto ligero como Vim o Emacs. Para algunos desarrolladores, el beneficio de este enfoque radica en el control y la personalización extrema que ofrece. Sin embargo, en un contexto empresarial, el tiempo que se ahorra, la estandarización del entorno y las funciones de automatización de los IDE modernos normalmente superan las demás consideraciones.

Actualmente, la mayoría de los equipos de desarrollo de las empresas optan por un IDE preconfigurado que se adecue mejor a sus casos de uso específicos; por lo que la pregunta no es si conviene adoptar un IDE, sino cuál elegir.

Tipos de IDE conocidos

Hay muchos casos de uso comerciales y técnicos distintos para los IDE, lo cual también significa que hay muchas opciones de IDE propietarios y open source en el mercado. En general, las características distintivas más importantes entre los IDE son las siguientes:

  • Cantidad de lenguajes compatibles: algunos IDE son compatibles con un solo lenguaje, así que son mejores para un modelo de programación específico. Por ejemplo, IntelliJ es conocido principalmente como un IDE de Java. Otros IDE admiten una gran variedad de lenguajes de manera conjunta, como el IDE Eclipse, que admite Java, XML, Python, entre otros.
  • Sistemas operativos compatibles: el sistema operativo de un desarrollador determinará qué tipos de IDE son viables (salvo que el IDE esté basado en la nube), y estarán aún más limitados si la aplicación que se desarrolla está diseñada para el usuario final con un sistema operativo específico (como Android o iOS).
  • Características de automatización: si bien la mayoría de los IDE incluyen tres funciones fundamentales (el editor de texto, la automatización de compilación y el depurador), muchos admiten funciones adicionales, como la refactorización, la búsqueda de código y las herramientas de integración e implementación continuas (CI/CD).
  • Impacto en el rendimiento del sistema: es importante considerar el footprint del IDE en la memoria si el desarrollador desea ejecutar otras aplicaciones con uso intensivo de la memoria al mismo tiempo.
  • Complementos y extensiones: algunos IDE incluyen una función para personalizar los flujos de trabajo de forma que se adapten a las necesidades y preferencias del desarrollador.

IDE para el desarrollo de aplicaciones móviles

La creciente popularidad de las aplicaciones diseñadas para teléfonos inteligentes y tabletas influye en casi todos los sectores, así que muchas empresas deben desarrollar aplicaciones móviles, además de las aplicaciones web tradicionales. Uno de los factores clave en el desarrollo de aplicaciones móviles es la selección de la plataforma. Por ejemplo, si se diseña una aplicación nueva para su uso en iOS, Android y una página web, será mejor comenzar con un IDE que brinde soporte en todas las plataformas para varios sistemas operativos.

IDE de nube

Los IDE que se ofrecen como software como servicio (SaaS) basado en la nube brindan varios beneficios únicos en comparación con los entornos de desarrollo locales. Por un lado, al igual que con cualquier oferta de SaaS, no es necesario descargar el sistema de software y configurar las dependencias y los entornos locales, lo cual permite que los desarrolladores comiencen a contribuir con los proyectos rápidamente. Esto también ofrece un nivel de estandarización en todos los entornos de los miembros del equipo que permite solucionar el problema típico de que un elemento funcione bien en una computadora y no en otras. Por otro lado, dado que el entorno de desarrollo se gestiona de forma centralizada, ningún código reside en la computadora de un solo desarrollador, lo cual alivia las preocupaciones de seguridad y propiedad intelectual.

El impacto de los procesos en los equipos locales también es diferente. Los procesos como la ejecución de compilaciones y las pruebas de conjunto de aplicaciones suelen consumir muchos recursos informáticos. Por eso es probable que los desarrolladores no puedan seguir utilizando las estaciones de trabajo mientras se ejecuta un proceso. Un IDE de SaaS puede distribuir las tareas de larga duración sin monopolizar los recursos informáticos de un equipo local. Normalmente, los IDE de nube no suelen depender de ninguna plataforma, lo cual permite su conexión con diferentes proveedores de nube.

El punto de partida para su próximo proyecto de desarrollo de aplicaciones

Red Hat Codeready product logo

Red Hat® CodeReady Studio es un IDE certificado y basado en Eclipse que permite desarrollar, probar e implementar aplicaciones web avanzadas, aplicaciones web móviles, aplicaciones empresariales transaccionales y microservicios. Proporciona soporte de calidad durante todo el ciclo de vida de desarrollo, y todo en una sola herramienta.

Red Hat CodeReady Workspaces está basado en el proyecto abierto Eclipse Che y brinda espacios de trabajo para los desarrolladores, que incluyen todas las herramientas y las dependencias necesarias para programar, diseñar, probar, ejecutar y depurar aplicaciones. Todo el producto se ejecuta en un clúster de OpenShift alojado on-premise o en la nube, y elimina la necesidad de instalar programas en un equipo local.