Tema

El concepto de cloud computing

Compartir recursos a través de conexiones programadas está siendo rápidamente reemplazado por un método de entrega que proporciona infraestructura virtual, servicios, plataformas y aplicaciones a pedido en las redes. Esto es cloud computing, y a continuación le informamos lo que necesita saber sobre ello.

¿Qué es cloud computing?

Cloud computing es un conjunto de principios y enfoques que permite proporcionar infraestructura informática, servicios, plataformas y aplicaciones (que provienen de la nube) a los usuarios, a pedido y en una red. Las nubes son grupos de recursos virtuales (como el potencial de procesamiento en bruto, el almacenamiento o las aplicaciones basadas en la nube) orquestados por software de gestión y automatización para que los usuarios puedan acceder a estos a pedido, a través de los portales de autoservicio a los que dan soporte el escalado automático y la asignación dinámica de recursos. Cloud computing permite que los departamentos de TI no pierdan tiempo ampliando las implementaciones personalizadas al darle a las unidades empresariales el poder para solicitar e implementar sus propios recursos.

Las nubes y el cloud computing no son tecnologías en sí mismas. Las tecnologías necesarias incluyen sistemas operativos, software de virtualización y herramientas de automatización y gestión. Los sistemas operativos configuran redes e interfaces de usuario host, la virtualización extrae los recursos y los agrupa en las nubes, el software de automatización asigna estos recursos, y las herramientas de gestión suministran nuevos entornos. Algunos proyectos, como OpenStack® (las bases para Red Hat® OpenStackPlatform), integran la mayoría de estas tecnologías en sistemas fáciles de implementar —un único lugar para desarrollar y orquestar las nubes—.

¿Cómo crear una nube empezando por su proyecto de TI actual?

¿Cómo se implementan las nubes?

Nubes públicas

Creadas con recursos que no son propiedad de los usuarios finales.

Nubes privadas

Creadas desde recursos propios (tanto de forma física como contractual) por los usuarios finales.

Nubes híbridas

Creadas con una variedad de recursos, tanto privados como públicos.

¿Qué servicios proporcionan las nubes?

Las implementaciones de nube son posibles mediante los servicios como paquetes, que es una forma elegante de referirse al conjunto de servicios proporcionados a través de la red, por lo que no tiene que proporcionarlos de forma local o a través de conexiones programadas.

Infraestructura como servicio (IaaS)

La infraestructura como servicio (IaaS) (como Red Hat Cloud Infrastructure) es la base de toda implementación de nube e incorpora el hardware y el software mínimos y básicos necesarios para implementar una nube: red, almacenamiento, servidores y virtualización. Juntos, estos constituyen la infraestructura de los entornos de cloud computing (es decir, "Infraestructura como servicio"), que luego se proporcionan a los usuarios, según sea necesario. Cada uno de estos servicios se puede escalar, aprovisionar y medir de forma automática, mientras que cada una de las otras partes del conjunto de TI (desde el sistema operativo hasta las aplicaciones) debe ser gestionada de forma manual por los consumidores de la nube.

Plataforma como servicio (PaaS)

La plataforma como servicio (PaaS) es una plataforma basada en la nube en la que se puede desarrollar e implementar software; esto implica proporcionar todo el hardware y software que la IaaS puede controlar junto con el sistema operativo, el middleware y el entorno de tiempo de ejecución. Los contenedores (como Red Hat OpenShift) son plataformas como servicio, que proporcionan a los desarrolladores y operadores un entorno en donde la infraestructura y las plataformas que dan soporte a las bases de datos y a las aplicaciones se automatizan y se integran de forma perfecta.

Implementación de contenedores en nubes

Implementar contenedores en las nubes significa, básicamente, implementar una PaaS (que proporciona el lenguaje, los tiempos de ejecución y las aplicaciones) en una IaaS (que proporciona redes, almacenamiento, servidores y virtualización). Individualmente, tienen limitaciones. Si bien la IaaS es flexible, requiere una configuración adicional al implementarse una aplicación. La PaaS puede bloquear un entorno, pero esto dificulta la personalización de los tiempos de ejecución de las aplicaciones. Implementarlas juntas reduce sus restricciones individuales.

Los contenedores ofrecen algunos elementos importantes: la aplicación, todas sus dependencias y la automatización necesaria para implementarla. Un desarrollador o un arquitecto incluso pueden colocar los contenedores en paquetes, lo que ofrece la cantidad justa de flexibilidad y portabilidad para que un usuario pueda trasladar un formato de contenedor estándar de un proveedor de nube a otro.

Cloud containers icon

¿Cuál es la diferencia entre cloud computing y virtualización?

La virtualización ayuda a crear nubes, pero eso no la convierte en cloud computing. Es fácil confundir ambos conceptos, sobre todo porque ambos se refieren a la separación de recursos del hardware para crear un entorno útil. Piénselo de esta manera:

  • La virtualización es una tecnología que separa las funciones del hardware
  • Cloud computing es una solución que depende de esa separación

¿Cómo puede automatizar la nube?

El software de gestión sienta las bases para las disposiciones, las implementaciones y los retiros, pero el software de automatización es lo que realmente lo convierte en cloud computing. Sin automatización, la capacidad de aprovisionamiento es un proceso manual, y administrar todos esos recursos agrupados sería una tarea muy pesada sin un software de automatización. Este es el motivo por el que se ha considerado el cloud computing como un componente necesario.

¿Desarrollar las aplicaciones con nubes?

Si bien las nubes se han hecho conocidas por sus servicios de almacenamiento, informática y memoria, se están convirtiendo en un componente integral del desarrollo de aplicaciones. Las nubes pueden reaccionar automáticamente a los cambios de la demanda de las cargas de trabajo, y se pueden suministrar aplicaciones nuevas de forma más eficiente que con protocolos tradicionales. Cloud computing aumenta la capacidad de los equipos operativos porque crea entornos de desarrollo personalizados de forma instantánea. Las estaciones de trabajo, las máquinas virtuales, los servidores de las aplicaciones y las conexiones de las bases de datos se pueden aumentar sin un solo ticket, lo que permite que las aplicaciones se desarrollen en todos los entornos distribuidos con todos los recursos, los servicios y las capacidades necesarios para darles soporte.

¿Qué tan segura es la nube?

No existe una declaración de seguridad universal que se pueda aplicar a las nubes, los usuarios o los proveedores. Pero la seguridad de la nube, en su mayoría, es seguridad de TI. Usted tiene la responsabilidad de proteger su propio espacio en cualquier implementación de nube que utilice (pública, privada o híbrida), y la diversidad de la cartera de productos de la nube, la capacidad de los protocolos de cifrados y la minuciosidad de las políticas de recuperación ante desastres tienen las mayores repercusiones en los riesgos de seguridad de la nube. Más allá de esto, hay algunos pocos desafíos de seguridad adicionales comparados con las arquitecturas de TI locales (como disolver parámetros, definir todo por software y un entorno de amenazas más sofisticado), aunque las nubes parecen mucho más seguras una vez que se comprenden esas diferencias.

¿Qué es la gestión de nube?

La gestión de nube es un concepto que implica que un usuario tiene control sobre todo lo que opera en una nube: los datos, las aplicaciones y los servicios. Las mismas herramientas de gestión, que generalmente se ejecutan como plataformas, conforman el software que se usa para gestionar esos datos, aplicaciones y servicios. Estas herramientas se utilizan para garantizar que los recursos de cloud computing se ejecuten de forma eficiente y segura y que sean accesibles a todos (o a todo) los que los necesitan. Básicamente, las plataformas de gestión de nube existen para que todo aquello que se ejecuta en una nube (pública, privada o híbrida) funcione de verdad y funcione bien.

¿Qué son las multiclouds?

Multicloud es un enfoque de nube compuesto de más de un servicio de nube, proporcionado por más de un proveedor de nube, ya sea pública o privada. Las multiclouds son diferentes a las nubes híbridas, pero no son mutuamente excluyentes: se puede tener ambas de forma simultánea.

Las multiclouds son cada vez más comunes entre las empresas que necesitan mejorar la seguridad y el rendimiento por medio de una amplia carpeta de entornos. Usted podría tener múltiples nubes porque no hay una sola nube que proporcione todo lo que necesita: mantener la alta disponibilidad para los usuarios a miles de millas de distancia, cumplir con las leyes de soberanía de datos, administrar la TI paralela o proteger los entornos de las interrupciones.

¿Por qué elegir Red Hat?

Dado que no importa el tipo de nube que implemente —pública, privada o híbrida—, creemos que debe ser abierta. Muchas infraestructuras de nube se basan en Linux® y en otro software de open source, pero es difícil extraer la variedad de beneficios de distintos proveedores de nube cuando el código de propiedad les impide interactuar entre sí.

Las soluciones efectivas de nube deben conectarse con múltiples entornos de nube. Además, debe haber mejores soluciones que gestionen esos entornos. Pero las mejores soluciones automatizan todo el sistema. Y la automatización de la nube es algo que hemos priorizado mediante el uso de la tecnología de automatización de open source más conocida de TI, junto con la consultoría integral y la capacitación práctica proporcionada por instructores expertos.

"Elegimos a Red Hat porque necesitábamos centrarnos en la toma de decisiones y el análisis avanzado. Necesitábamos una capa de plataforma como servicio (PaaS) para el aprovisionamiento y la gestión automatizados que nos proporcionara la infraestructura de seguridad que requeríamos. Para FICO, era la pareja perfecta".

Dr. Stuart Wells, Vicepresidente Ejecutivo y Director Ejecutivo de Productos y Tecnología de FICO

Unas de las muchas formas de configurar una nube

Infraestructura

La plataforma ideal, tanto para crear una nube privada en su empresa como para crear una nube pública para proveedores de servicios.

Infraestructura

Una solución completa de IaaS de nube privada con una gestión sin fallas en todas las implementaciones de nube pública y privada.

Plataforma

Esta combinación de plataforma de aplicaciones en contenedores e infraestructura de nube privada permite implementar contenedores en toda la pila de TI

La marca denominativa de OpenStack® y el logotipo de OpenStack son marcas comerciales registradas/marcas de servicio o marcas comerciales/marcas de servicio de OpenStack Foundation en EE. UU. y en otros países, y se utilizan con permiso de OpenStack Foundation. No estamos afiliados a OpenStack Foundation ni a la comunidad de OpenStack, y tampoco gozamos de su respaldo ni de su patrocinio.

Hay mucho más para hacer con la nube