Tema

El concepto de cloud computing

Anteriormente los recursos se compartían con conexiones programadas, pero cada vez se utiliza más un método de entrega que se llama cloud computing, que proporciona infraestructura virtual, servicios, plataformas y aplicaciones por solicitud en las redes. A continuación le informamos lo que necesita saber al respecto.

¿Qué es el cloud computing?

El cloud computing es un conjunto de principios y enfoques que permite proporcionar infraestructura informática, servicios, plataformas y aplicaciones (que provienen de la nube) a los usuarios, según las soliciten y a través de una red. Las nubes son grupos de recursos virtuales (por ejemplo, el potencial de procesamiento en bruto, el almacenamiento o las aplicaciones basadas en la nube) que se coordinan mediante un software de gestión y automatización, para que los usuarios puedan acceder a ellos según lo soliciten, a través de los portales de autoservicio a los que dan soporte el escalado automático y la asignación dinámica de recursos. El cloud computing permite que los departamentos de TI no pierdan tiempo ampliando las implementaciones personalizadas al darle a las unidades empresariales el poder para solicitar e implementar sus propios recursos.

Las nubes y el cloud computing no son tecnologías en sí mismas. Para utilizarlos se necesitan sistemas operativos, software de virtualización y herramientas de automatización y gestión. Los sistemas operativos configuran las redes e interfaces de usuario host; la virtualización extrae los recursos y los agrupa en las nubes; el software de automatización asigna esos recursos, y las herramientas de gestión suministran nuevos entornos. Algunos proyectos, como OpenStack® (la base para Red Hat® OpenStack Platform), integran la mayoría de esas tecnologías en sistemas fáciles de implementar, y funcionan como una sola solución para desarrollar y coordinar las nubes.

¿Cómo se implementan las nubes?

Nubes públicas

Creadas con recursos que no son propiedad de los usuarios finales.

Nubes privadas

Creadas desde los recursos propios (tanto de forma física como contractual) de los usuarios finales.

Nubes híbridas

Creadas con una variedad de recursos, tanto privados como públicos.

¿Qué servicios proporcionan las nubes?

Infraestructura como servicio (IaaS)

La infraestructura como servicio (IaaS) (como Red Hat Cloud Infrastructure) es la base de todas las implementaciones de nube, e incorpora el hardware y el software mínimos y básicos necesarios para implementar una nube: la red, el almacenamiento, los servidores y la virtualización. Juntos constituyen la infraestructura de los entornos del cloud computing (es decir, "Infraestructura como servicio"), que luego se proporcionan a los usuarios, según sea necesario. Cada uno de estos servicios se puede escalar, aprovisionar y medir de forma automática, mientras que los consumidores de la nube deben gestionar manualmente cada una de las demás partes del conjunto de TI (desde el sistema operativo hasta las aplicaciones).

Plataforma como servicio (PaaS)

La plataforma como servicio (PaaS) es una plataforma basada en la nube en la que se puede desarrollar e implementar software; esto permite proporcionar todo el hardware y software que la IaaS pueda controlar junto con el sistema operativo, el middleware y el entorno de tiempo de ejecución. Las plataformas de contenedores (como las que proporciona Red Hat OpenShift) son plataformas como servicio, que proporcionan a los desarrolladores y operadores un entorno en el que la infraestructura y las plataformas que dan soporte a las bases de datos y a las aplicaciones se automatizan y se integran de forma perfecta.

¿Qué son las nubes múltiples?

Las nubes múltiples contienen por lo menos dos servicios de nube, que proporcionan por lo menos dos proveedores de nube pública o privada. Las nubes múltiples son diferentes a las híbridas, pero no son mutuamente excluyentes: se puede tener ambas de forma simultánea. El enfoque múltiple es cada vez más común entre las empresas que necesitan mejorar la seguridad y el rendimiento por medio de una amplia cartera de entornos. Tal vez desee tener nubes múltiples porque ninguna proporciona absolutamente todo lo que necesita: mantener la alta disponibilidad para los usuarios a miles de millas de distancia, cumplir con las leyes de soberanía de datos, administrar la TI paralela o proteger los entornos de las interrupciones.

¿Qué son los proveedores de nube?

Los proveedores de nube son empresas que proporcionan infraestructura, plataformas y software a través de una red. Los proveedores de nubes públicas le permiten usar la infraestructura, las plataformas o las aplicaciones virtualizadas desde el hardware de ellos, mientras que los proveedores de nube privada implementan, configuran y administran los recursos que le pertenecen a un tercero.

¿Qué es la gestión de nube?

La gestión de nube es un concepto que significa que un usuario tiene control sobre todo lo que funciona en una nube: los datos, las aplicaciones y los servicios. Las mismas herramientas de gestión, que generalmente se ejecutan como plataformas, conforman el software que se usa para administrar esos datos, aplicaciones y servicios. Estas herramientas se utilizan para garantizar que los recursos del cloud computing se ejecuten de forma eficiente y segura, y al mismo tiempo, que sean accesibles a todos (o a todo) los que los necesitan. Básicamente, las plataformas de gestión sirven para que todo lo que se ejecuta en una nube (pública, privada o híbrida) realmente funcione y funcione bien.

¿Qué tan segura es la nube?

No existe una declaración de seguridad universal que se pueda aplicar a las nubes, los usuarios o los proveedores. Pero la seguridad de la nube, en su mayor parte, es seguridad de la TI. Usted tiene la responsabilidad de proteger su propio espacio en cualquier implementación de nube que utilice (pública, privada o híbrida), y la diversidad de la cartera de productos de la nube, la capacidad de los protocolos de los cifrados y la minuciosidad de las políticas de recuperación ante desastres tienen las mayores repercusiones en los riesgos de seguridad. Además, hay ciertos desafíos adicionales, en comparación con las arquitecturas de TI locales (por ejemplo, los perímetros difusos, todos los elementos que se definen con software y el entorno de amenazas más sofisticado). Sin embargo, las nubes parecen mucho más seguras una vez que se comprenden esas diferencias.

¿Cuál es la diferencia entre el cloud computing y la virtualización?

La virtualización ayuda a crear nubes, pero eso no la convierte en cloud computing. Es fácil confundir ambos conceptos, sobre todo porque ambos se refieren a la separación de recursos del hardware para crear un entorno útil. Piénselo de esta manera:

  • La virtualización es una tecnología que separa las funciones del hardware
  • El cloud computing es una solución que depende de esa separación

Implementación de contenedores en las nubes

Implementar contenedores en las nubes significa, básicamente, implementar una PaaS (que proporciona el lenguaje, los tiempos de ejecución y las aplicaciones) en una IaaS (que proporciona las redes, el almacenamiento, los servidores y la virtualización). Por separado, tienen limitaciones. Si bien la IaaS es flexible, requiere una configuración adicional al implementar una aplicación. La PaaS puede bloquear un entorno, pero esto dificulta la personalización de los tiempos de ejecución de las aplicaciones. Al implementarlas juntas se reducen esas limitantes individuales.

¿Qué es la automatización de la nube?

Para automatizar una nube, se utiliza —y se utiliza bien— el software de automatización, con el fin distribuir, implementar y cancelar los recursos virtuales. Sin la automatización, la capacidad de distribución se convierte en un proceso manual, así que administrar todos esos recursos agrupados sería una tarea muy pesada. Por eso la automatización se considera necesaria para el cloud computing.

¿Qué es el desarrollo de aplicaciones nativas de la nube?

Las nubes se están convirtiendo en un componente fundamental del desarrollo de aplicaciones porque pueden reaccionar automáticamente a los cambios en la demanda de las cargas de trabajo. Las estaciones de trabajo, las máquinas virtuales, los servidores de las aplicaciones y las conexiones de las bases de datos se pueden aumentar sin un solo ticket, lo cual permite que las aplicaciones se desarrollen en todos los entornos distribuidos con todos los recursos, los servicios y las capacidades necesarios para darles soporte.

Cloud app icon

¿Por qué elegir Red Hat?

Porque sin importar el tipo de nube que implemente —pública, privada o híbrida—, debe ser abierta. Muchas infraestructuras de nube se basan en Linux® y otro software de open source, pero nadie domina este concepto como Red Hat. Facilitamos el cloud computing con la automatización de la nube, la asesoría integral y la capacitación práctica de nuestros instructores profesionales.

Algunas de las numerosas formas de configurar una nube

Infraestructura

La plataforma ideal en que usted podrá crear una nube privada en su empresa, y los proveedores de servicios podrán desarrollar una nube pública.

Infraestructura

Una solución completa de IaaS de nube privada con una gestión sin fallas en todas las implementaciones de nube pública y privada.

Plataforma

Esta combinación de la plataforma de aplicaciones en contenedores y la infraestructura de nube privada permite implementar contenedores en toda la pila de TI

La marca denominativa de OpenStack® y el logotipo de OpenStack son marcas comerciales registradas/marcas de servicio o marcas comerciales/marcas de servicio de OpenStack Foundation en EE. UU. y en otros países, y se utilizan con permiso de OpenStack Foundation. No estamos afiliados a OpenStack Foundation ni a la comunidad de OpenStack, y tampoco gozamos de su respaldo ni de su patrocinio.