Iniciar sesión / Registrar Cuenta

Cloud computing

¿Qué es una PaaS?

Jump to section

La Plataforma como servicio (PaaS) es una modalidad del cloud computing en la cual un tercero brinda el sistema de hardware y una plataforma de software de aplicaciones. La PaaS es ideal principalmente para los desarrolladores y los programadores, ya que permite que el usuario desarrolle, ejecute y gestione sus propias aplicaciones sin tener que diseñar ni mantener la infraestructura ni la plataforma que suelen estar relacionadas con el proceso.

El proveedor aloja el hardware y el software en su propia infraestructura, y ofrece la plataforma al usuario como una solución integrada, una pila de soluciones o un servicio a través de Internet.

Por ejemplo, supongamos que tiene una gran innovación en mente y escribió el código de una aplicación que facilitará nuestras vidas y ejecutará ciertas tareas. Está entusiasmado con la idea, con lo que puede hacer y cómo podría evolucionar. Para evitar el estrés adicional de instalar el hardware on-premise, realizar mantenimiento en los servidores, mantener actualizado el software de la infraestructura y configurar una plataforma personalizada sobre la cual se puede diseñar la aplicación, puede recurrir a un proveedor de PaaS que aloje la plataforma y le ofrezca el entorno necesario para ejecutar su código.


Diferencias entre PaaS, IaaS y SaaS

En general, el término "como servicio" hace referencia a un servicio que presta otra parte, de modo que pueda enfocarse en lo que considere más importante, como el código y las relaciones con los clientes. Otras opciones como servicio son la Infraestructura como servicio (IaaS) y el Software como servicio (SaaS).

En el caso de la IaaS, el proveedor gestiona la infraestructura por usted (es decir, los servidores, la red, la virtualización y el almacenamiento) a través de una nube. La infraestructura se alquila, y el usuario accede a ella con una interfaz de programación de aplicaciones (API) o un panel. El usuario gestiona el sistema operativo, las aplicaciones y el middleware, mientras que el proveedor se encarga de los sistemas de hardware, las redes, los discos duros, el almacenamiento y los servidores. Además, es el responsable de prevenir las interrupciones, hacer reparaciones y solucionar los problemas de hardware.

En el SaaS, el proveedor gestiona una aplicación por usted. Este se encarga de las actualizaciones, las correcciones de errores y demás tareas de mantenimiento general del software, mientras que usted se conecta a él a través de un explorador web o una API. También se elimina la necesidad de tener una aplicación instalada en cada computadora individual.


Ventajas de la PaaS

La PaaS es una muy buena opción para los desarrolladores y los programadores que tienen ideas y escriben el código para hacerlas realidad, pero que no tienen o no desean tener los equipos y las complicaciones de mantenerlos en sus propias instalaciones.

Pueden sincronizar el código con una PaaS y ejecutar su aplicación usando el hardware y el software del proveedor, quien se encarga de su mantenimiento. Esto despeja el camino y permite un mayor desarrollo e innovación con menos distracciones, además de que reduce la cantidad de ajustes y codificación de la infraestructura. Dado que la PaaS se encuentra en la nube, también ofrece escalabilidad y fácil migración.


Aspectos que deben considerarse al elegir un proveedor de PaaS

A continuación se mencionan algunas cosas que debe tener en cuenta al elegir una solución de PaaS:

  • ¿Qué funciones incluye? ¿Su aplicación puede funcionar correctamente con ellas? A medida que su aplicación evoluciona, se desarrolla y suma cada vez más usuarios, debe asegurarse de que pueda ajustarla fácilmente con su proveedor y de que tenga disponibles las opciones que necesita.
  • ¿Está optimizada para el lenguaje y el marco que utiliza? Si no lo está, los tiempos de ejecución podrían volverse un problema.
  • ¿El proveedor estará cerca siempre que lo necesite? Asegúrese de que su proveedor tenga un historial de confianza con sus clientes y de que estará disponible para usted.
  • ¿Cuántos usuarios prevé que usarán su aplicación? Cuanto más específico sea el código y más usuarios tenga la aplicación, más lento puede ser su funcionamiento y más difícil será la migración de un proveedor de servicios a otro, en caso de necesitarlo.

PaaS con Red Hat

Las soluciones de Red Hat le ofrecen seguridad, la integración en una comunidad y décadas de experiencia con la flexibilidad, para que pueda crecer y extenderse al igual que sus ideas. Las plantillas de aplicaciones de inicio rápido prediseñadas y las pilas de aplicaciones disponibles según se soliciten le permiten comenzar a diseñar su aplicación con tan solo un clic.

Red Hat® OpenShift es una plataforma de aplicaciones en contenedores que incluye un sistema operativo Linux de nivel empresarial, tiempo de ejecución de contenedores, conexiones de red, supervisión, registro y soluciones de autenticación y autorización. Los clientes como Hilton optaron por Red Hat OpenShift en la configuración de una PaaS para sus propios desarrolladores empresariales.

Con esta herramienta, puede automatizar la gestión del ciclo de vida para obtener mayor seguridad, soluciones operativas personalizadas y portabilidad de las aplicaciones. También le permite estandarizar los flujos de trabajo de los desarrolladores, optimizar la distribución, admitir varios entornos y permitir la integración constante junto con la gestión automatizada de las versiones. Red Hat Marketplace ofrece la implementación automatizada de software certificado en todos los clústeres de Red Hat OpenShift.

Además, Red Hat OpenShift es una plataforma Kubernetes compatible y centrada en la seguridad, que ofrece capacitación y consultoría de especialistas para los clientes que necesitan más asistencia.