Iniciar sesión / Registrar Cuenta
Jump to section

¿Qué son los proveedores de nube?

Copiar URL

Los proveedores de servicios de nube son empresas que implementan nubes públicas, gestionan nubes privadas u ofrecen elementos de cloud computing (también llamados servicios de cloud computing) según se soliciten, lo cual incluye las Infraestructuras como servicio (IaaS), las Plataformas como servicio (PaaS) y el Software como servicio (SaaS). Estas soluciones reducen los costos de los procesos empresariales en comparación con las soluciones de TI que se alojan localmente.

Por lo general, no se implementan en una solución de infraestructura independiente, sino como parte de la nube híbrida.

Los proveedores de nube le permiten acceder a servicios informáticos que, de otro modo, debería brindar usted mismo, tales como:

Proveedores de nube pública

Los proveedores de nube pública virtualizan la infraestructura, las plataformas o las aplicaciones desde su propio hardware, y luego las agrupan en lagos de datos que organizan con un software de gestión y automatización antes de ofrecerlas a los usuarios finales a través de Internet.

Nube privada gestionada

Los proveedores ofrecen a los clientes una nube privada que un tercero se encarga de implementar, configurar y gestionar, por lo que también se los conoce como proveedores de servicios de nube gestionada. Permite que las empresas cuyo personal de TI es reducido o no tiene las habilidades necesarias presten mejores servicios de nube privada e infraestructura a los usuarios.

Si bien hay algunas empresas de nube pública que son conocidas e importantes, como Alibaba Cloud, Amazon Web Services (AWS), Google Cloud Platform (GCP), IBM Cloud, Oracle Cloud y Microsoft Azure, también existen cientos de proveedores de cloud computing en todo el mundo.

El programa de Red Hat Certified Cloud and Service Provider incluye cientos de proveedores de nube, integradores de sistemas y servicios gestionados, así como desarrolladores de software y fabricantes de hardware, que puede aprovechar para ejecutar los productos de Red Hat, alojar máquinas virtuales y físicas, y configurar los entornos de nube pública y privada.

La mejor opción de nube dependerá de las necesidades y el tamaño de su empresa, de su plataforma informática e infraestructura de TI actuales, y de sus objetivos para el futuro, entre otras cosas.

Por ejemplo, uno de los primeros pasos es evaluar si su estrategia empresarial permite trabajar con un proveedor de nube en particular.

Si es así, debe comprobar los servicios que necesitará de la nube para respaldar la estrategia: ¿qué tecnologías de nube podrá gestionar en la empresa? ¿Cuáles conviene que delegue al proveedor?

Si un tercero se encarga de gestionar la infraestructura, la plataforma o el software, su empresa tendrá más disponibilidad para prestarle servicios a los clientes, llevará a cabo las operaciones generales de manera más eficiente y tendrá más tiempo para encargarse de mejorar o ampliar sus operaciones de desarrollo (DevOps).

Además, no solo tiene la posibilidad de proteger su propio espacio dentro de la nube, sino que también puede elegir proveedores cuyas soluciones se basen en Red Hat® Enterprise Linux.

El uso de un sistema operativo open source empresarial con respaldo implica que miles de desarrolladores supervisan millones de líneas de código en el kernel de Linux. De esta manera, encuentran las fallas y las corrigen antes de que se conviertan en puntos vulnerables o filtraciones. Toda una empresa verifica las correcciones e implementa los parches sin interrumpir la ejecución de las aplicaciones.

Muchos proveedores de nube pública tienen un conjunto de contratos de soporte estándar que incluyen la validación de las suscripciones de software activas, la resolución de problemas, el mantenimiento de la seguridad y la aplicación de parches. El servicio de soporte que brindan los proveedores puede limitarse a gestionar la nube o abarcar todo lo que necesite el departamento de TI.

Luego de comprobar que su proveedor de nube se basa en Linux, tenga en cuenta estos aspectos para determinar el más adecuado para usted.

Costo

Los recursos, las plataformas y los servicios que ofrecen los proveedores de nube pública generalmente se facturan por hora o por byte, por lo que pueden variar en función de cuánto los utilice.

Costo

Las nubes privadas gestionadas suelen incluir más contratos fijos que lo vinculan a proveedores o administradores de nubes independientes y solo aumentan ligeramente cuando la actividad de la empresa crece.

Ubicación

Los grandes proveedores de nube pública brindan acceso a los datos desde cualquier lugar del planeta; en cambio, los proveedores locales le permiten cumplir con las normas de soberanía de datos.

Ubicación

Si el personal de soporte se encuentra cerca de su centro de datos, será más sencillo que mantengan la infraestructura física en la que se encuentra la nube.

Seguridad

El hecho de que las empresas no gestionen los sistemas donde alojan los servicios, las funciones y la información, y que no sean sus propietarias, implica ciertos riesgos.

Seguridad

Contrate personas y empresas confiables, y asóciese con aquellas que comprenden las complejidades de sus requisitos de cumplimiento y riesgos de seguridad.

Confiabilidad

Varios proveedores de nube pública garantizan cierto tiempo de actividad (por ejemplo, del 99,9 %); otros acuerdos de nivel de servicio establecen solicitudes de cambio o restauración del servicio.

Confiabilidad

La confiabilidad de los proveedores de nube privada gestionada es similar a los de nube pública, pero puede depender de las condiciones del hardware físico en el que se ejecuta su entorno.

Especificaciones técnicas

El proveedor de nube pública adecuado debe contar con la certificación para ejecutar los sistemas operativos, el almacenamiento, el middleware y los sistemas de gestión que se integran con sus sistemas actuales.

Especificaciones técnicas

Cada proveedor tiene un conjunto de habilidades únicas. Verifique que todos posean la capacitación y las certificaciones necesarias para gestionar su nube de forma adecuada.

El proceso es muy simple: solo debe configurar una nube y permitir que alguien más la use. Si bien se deben tener en cuenta algunas limitaciones adicionales, como la seguridad, las rutas de acceso y el autoservicio, la condición más importante es permitir que alguien más utilice su nube.

Este proceso puede ser más efectivo si sus entornos cuentan con una certificación para ejecutar los productos que los clientes ya usan en los centros de datos. En eso se basa el programa Red Hat Certified Cloud and Service Provider.

Porque el simple hecho de decidir si utiliza una nube pública ya es una tarea compleja. Una vez que haya tomado la decisión, no debería tener que preocuparse por el funcionamiento correcto del sistema operativo que implemente para ejecutar las aplicaciones.

Por eso, diseñamos el programa Red Hat Certified Cloud and Service Provider, donde encontrará más de 800 proveedores listos para ayudarlo a adoptar la nube pública. Podrá trabajar sin preocupaciones sabiendo que Red Hat Enterprise Linux y Red Hat JBoss Middleware funcionarán a la perfección y le brindarán una base uniforme y conectada en todos los entornos.

Si desea implementar algún tipo de nube para mejorar su empresa, pero le preocupa el traslado de las aplicaciones actuales, no sabe si debería adoptar un enfoque dividido en niveles o desconoce cuán integrada está el uso de software no aprobado por la empresa (shadow IT), nuestros equipos especializados lo ayudarán a elaborar un plan.

Lo ayudaremos a diseñar una hoja de ruta que le permita cumplir sus objetivos. Obtendrá el respaldo de nuestros equipos de ingeniería, soporte y gestión de productos, ya que adoptamos un enfoque interdisciplinario que garantiza la coordinación del personal, los procesos y las tecnologías.

Los programas que lo conectan con los proveedores de nube

Red Hat Cloud Access Program

Utilice sus suscripciones de Red Hat en la nube pública.