Iniciar sesión / Registrar Cuenta
Jump to section

El concepto de las interfaces de programación de aplicaciones

Copiar URL

El que su empresa crezca en la Web y en los servicios móviles depende de su capacidad de comunicar, integrar y conectar sus productos y servicios con distintos programas de software. Las interfaces de programación de aplicaciones (API) son la clave para hacerlo de manera adecuada y con el mayor grado de flexibilidad, sencillez, seguridad y control.

Pruebe Red Hat OpenShift API Management

Obtenga una experiencia de autoservicio de 60 días y descubra los beneficios de una API completamente gestionada.

Una interfaz de programación de aplicaciones (API) es un conjunto de herramientas, definiciones y protocolos que se utiliza para integrar los servicios y el software de aplicaciones. Es lo que permite que sus productos y servicios se comuniquen con otros, sin tener que diseñar permanentemente una infraestructura de conectividad nueva.

Las API pueden ser privadas (para uso interno únicamente), compartidas (con partners específicos para brindar flujos de ingresos adicionales) o públicas (entidades externas pueden desarrollar aplicaciones que interactúen con sus API para fomentar la innovación). Si opta por compartir sus API, podrá disfrutar de las siguientes ventajas:

  • Crear nuevos canales de ingresos o ampliar los actuales
  • Expandir el alcance de su marca
  • Facilitar la innovación abierta o lograr un mayor nivel de eficiencia gracias a la colaboración y el desarrollo externos

Comparación entre las API de REST y SOAP

El Protocolo de Acceso a Objetos Simples (SOAP) y la Transferencia de Estado Representacional (REST) son dos iniciativas que han permitido simplificar el diseño de las API y optimizar su implementación. A medida que las API web se daban a conocer, se desarrolló el protocolo SOAP para estandarizar los formatos y las solicitudes de mensajes. Se trata de una especificación de protocolo que facilita la comunicación entre las aplicaciones alojadas en distintos entornos o escritas con distintos lenguajes de programación. Por otro lado, REST es un estilo de arquitectura que se basa en seis principios rectores, los cuales son más fáciles de seguir que un protocolo definido previamente. Por eso, las API de RESTful son cada vez más frecuentes que SOAP.

¿Desea saber más?

El propósito de las API es la integración, es decir, se encargan de conectar los datos, las aplicaciones y los dispositivos de su empresa de TI para que todas las tecnologías puedan comunicarse y trabajar mejor en conjunto. Cuando las tecnologías no pueden comunicarse entre sí o con otras tecnologías, usted pierde tiempo y dinero. Las API, junto con la integración distribuida y los contenedores, son una característica fundamental de la integración ágil.

Esta última consiste en un enfoque arquitectónico de su plataforma de integración que supone un entorno de TI reducido; gran capacidad de expansión y disponibilidad; y extremos reutilizables, bien definidos y bien gestionados. En nuestra opinión, el futuro de los sistemas conectados no puede limitarse a respaldar la colaboración entre los equipos y sus tecnologías; tiene que fomentarla. Dado que los cambios tecnológicos suceden cada vez con mayor frecuencia, creemos que la integración ágil es la mejor manera de transformar su empresa.

 

Las empresas implementan estrategias de gestión de las API con el fin de responder a los cambios rápidos en las demandas de los clientes. Las API basadas en HTTP son el método preferido para lograr la interacción sincrónica entre las arquitecturas de microservicios. Estas API son las encargadas de conectar todos los microservicios.

La gestión de las API permite que las empresas garanticen su utilización de conformidad con las políticas corporativas. A su vez, permite su control en función de los niveles de seguridad adecuados, ya que algunos servicios pueden requerir políticas de seguridad diferentes.

Seguramente, usted no guarda sus ahorros debajo del colchón. La mayoría lo hace en un entorno confiable (el banco) y usa distintos métodos para autorizar y autenticar los pagos. Lo mismo sucede con la seguridad de las API. Necesita un entorno confiable con políticas de autenticación y autorización.

Las prácticas recomendadas en materia de seguridad de las API incluyen el uso de tokens, el cifrado y las firmas, los cupos y los límites, y una puerta de enlace de API. Sin embargo, lo más importante es que la seguridad de las API depende de que se las gestione de la manera correcta.

En general, las API se consideran el pilar del futuro del desarrollo comercial. Las API son la versión integral de una presencia en la Web, lo que permite que otras personas accedan a sus datos y recursos, y que los integren a sus aplicaciones y sitios públicos o privados.

Si tiene suerte, para cuando implemente un plan de gestión de API, posiblemente también cuente con un buen modelo comercial, el cual debería proporcionarle un marco para sus objetivos de rentabilización. No se trata solo de cómo va a generar ingresos con la API, sino también de cómo la mantendrá en funcionamiento para los usuarios.

Las API sirven para conectar digitalmente a las empresas modernas, ya que incorporan funciones nuevas en todos los aspectos, desde las operaciones y los productos hasta las estrategias de asociación. No es exagerado decir que la mayoría de las empresas ya no preguntan si conviene adoptar programas de API, sino cómo hacerlo.

¿Se está preparando para implementar un programa de API en su empresa? A la hora de prepararse para diseñar un programa de API, debe tener en cuenta las siguientes tres preguntas:

Una puerta de enlace de API es una herramienta de gestión de API que se encuentra entre el cliente y un conjunto de servicios de backend.

Funciona como un proxy inverso que acepta todas las llamadas a la interfaz de programación de la aplicación, agrega los servicios necesarios para cumplir con las solicitudes y devuelve el resultado adecuado.

GraphQL es un lenguaje de consulta y un tiempo de ejecución del servidor para las API; su función es brindar a los clientes exactamente los datos que solicitan y nada más.Con GraphQL, las API son rápidas, flexibles y sencillas para los desarrolladores. Como alternativa a REST, GraphQL permite que los desarrolladores creen consultas para extraer datos de varias fuentes en una sola llamada a la API.

Red Hat ofrece soluciones de API modulares, ligeras e integrales que utilizan la tecnología de open source y los estándares abiertos, y que están disponibles en entornos on-premise, de nube o híbridos. Las buenas soluciones de gestión e implementación de las API deben ayudarlo para que pueda concentrarse en sus metas empresariales particulares. Nuestras soluciones de API se centran en la reutilización y la agilidad de la TI, así como en una interfaz de gestión que le permite evaluar, supervisar y expandir los sistemas, para que puedan crecer al mismo tiempo que usted.

Como sucede en todos los proyectos open source, Red Hat contribuye con código y mejoras a la base del código upstream, y comparte todos los avances que haya logrado en el proceso. Por supuesto, colaborar con una comunidad no solo implica desarrollar códigos. La colaboración es la libertad de hacer preguntas y ofrecer mejoras. Ese es el sello del open source y el poder de la empresa abierta. Gracias a ello, Red Hat ha sido proveedor confiable de infraestructura empresarial durante más de 25 años.

Artículos relacionados

Artículo

¿Qué es una API?

Una API o interfaz de programación de aplicaciones es un conjunto de definiciones y protocolos que se usa para diseñar e integrar el software de las aplicaciones.

Artículo

¿Cuál es la función de una puerta de enlace de API?

Una puerta de enlace de API es una herramienta de gestión de las interfaces de programación de aplicaciones que se encuentra entre el cliente y un conjunto de servicios de backend.

Artículo

¿Por qué elegir a Red Hat para las API?

Nuestras soluciones de API se centran en la reutilización, la agilidad de la TI y una interfaz de gestión que lo ayuda a medir, supervisar y adaptar los sistemas.

More on APIs