El concepto del edge computing

Copiar URL

El cloud computing ha permitido que muchas empresas concentren sus servicios en grandes centros de datos. Sin embargo, las nuevas experiencias para los usuarios finales, como el Internet de las cosas (IoT), requieren que se implementen servicios más cerca de los extremos externos de la red, donde se encuentran los dispositivos físicos.

El edge computing es un tipo de informática que ocurre en la ubicación física del usuario, en la fuente de datos o cerca de ellas, lo cual genera menos latencia y mayor disponibilidad del ancho de banda.

En un modelo de cloud computing, los servicios y los recursos informáticos suelen estar concentrados en grandes centros de datos, a los cuales los usuarios finales acceden en el "extremo" de una red. Este modelo genera beneficios económicos y brinda una capacidad de intercambio de recursos más eficiente. Sin embargo, las nuevas experiencias para los usuarios finales, como el IoT, necesitan que la potencia informática esté más cerca de donde realmente está el dispositivo físico o la fuente de datos, es decir, en el "extremo" de la red.

Al acercarla a esas ubicaciones, los usuarios pueden acceder a servicios más rápidos y confiables que ofrecen una mejor experiencia. Por su parte, las empresas no solo procesan mejor los datos y admiten aplicaciones que responden con rapidez ante eventos específicos, sino que también utilizan tecnologías como el análisis de IA/ML para identificar tendencias y ofrecer mejores productos y servicios.

 

Los dispositivos del extremo son sistemas de hardware físicos que se encuentran en ubicaciones remotas en el extremo de la red y que cuentan con suficiente memoria, capacidad de procesamiento y recursos informáticos para recopilar datos, procesarlos y utilizarlos casi de inmediato y con poca ayuda de otras partes de la red.

Requieren cierto tipo de conectividad de red para facilitar la comunicación en ambas direcciones entre el dispositivo y una base de datos en una ubicación centralizada. Un dispositivo del extremo es donde se recopilan y procesan los datos.

El edge computing puede complementar un modelo informático híbrido, especialmente cuando se concentra la potencia informática para:

  • las cargas de trabajo que consumen muchos recursos informáticos
  • la recopilación y el almacenamiento de datos
  • la inteligencia artificial y el aprendizaje automático
  • las operaciones de coordinación en las distintas regiones
  • el procesamiento de backend tradicional
  • los vehículos autónomos
  • la realidad aumentada y la realidad virtual
  • las ciudades inteligentes

El edge computing también puede ayudar a solucionar problemas en la fuente de datos casi de inmediato. En resumen, si la latencia reducida o la supervisión instantánea pueden respaldar los objetivos empresariales, entonces se puede usar el edge computing.

 

El Internet de las cosas (IoT)

Para un dispositivo de IoT, puede haber muchos pasos de red entre la recepción de una solicitud y su resolución. Cuanto mayor sea la potencia informática disponible en el dispositivo, o al menos cuanto más cerca esté de él en la red, mejor será la experiencia del usuario.

 

Tecnologías móviles

Los problemas que surgen en la informática móvil suelen tratarse de problemas de latencia o fallos de servicio. El edge computing puede ayudar a resolver las limitaciones estrictas de latencia al reducir las demoras en la propagación de la señal. Además, puede limitar las fallas de servicio a una zona o población de usuarios más reducida o proporcionar cierto nivel de continuidad del servicio a pesar de la intermitencia en la conectividad de la red.

 

Telecomunicaciones

A medida que los proveedores de servicios modernizan sus redes, trasladan las cargas de trabajo y los servicios desde la red central en los centros de datos hacia su extremo, es decir, alrededor de los puntos de presencia y las oficinas centrales.Gracias a la virtualización de estas últimas, que son una de las últimas interfaces físicas para la prestación de servicios, los proveedores pueden lograr su objetivo de implementarlos en el extremo de la red.

El IoT genera una gran cantidad de datos que se deben procesar y analizar para poder utilizarse. El edge computing acerca los servicios informáticos al usuario final o a la fuente de datos, que puede ser un dispositivo de IoT.

El edge computing es una fuente local de procesamiento y almacenamiento para los datos y las necesidades informáticas de los dispositivos de IoT, lo cual reduce la latencia en la comunicación entre los dispositivos y las redes centrales de TI a las que se conectan.

Gracias a él, puede beneficiarse de las grandes cantidades de datos que generan los dispositivos de IoT conectados. Al implementar algoritmos de análisis y modelos de aprendizaje automático en el extremo de la red, los datos se procesan de forma local y pueden utilizarse para tomar decisiones rápidamente.

El Internet industrial de las cosas (IIoT) es una expresión que se utiliza para hacer referencia al uso de dispositivos conectados en las fábricas, las empresas de energía y otras industrias. Estos dispositivos suelen implementarse junto con el edge computing.Es sumamente importante para lograr un mayor nivel de automatización y autosupervisión en las máquinas industriales, lo cual permite mejorar la eficiencia.

El edge computing multiacceso (MEC) es un tipo de arquitectura de red que proporciona las funciones del cloud computing y un entorno de servicios de TI en el extremo de la red. Su objetivo es reducir la latencia, garantizar la eficiencia del funcionamiento de la red y la prestación de los servicios, y mejorar la experiencia de los clientes.

Actualmente, el MEC se define en términos más amplios como una evolución del cloud computing que utiliza las tecnologías móviles y de nube, y el edge computing, para separar los hosts de aplicaciones del centro de datos donde se encuentran y trasladarlos hacia el extremo de la red. Esto no solo permite que los usuarios finales estén más cerca de las aplicaciones, sino también que los servicios informáticos estén más cerca de los datos que estas generan.

El término 5G se refiere a la quinta generación de las redes móviles, la cual incluye actualizaciones en el ancho de banda y la latencia que permiten usar ciertos servicios que antes no era posible. Las redes de este tipo prometen velocidades de transmisión de datos de hasta 10 Gbps, una latencia muy reducida y una mayor cobertura en zonas remotas.

La tecnología 5G se considera un caso práctico de edge computing y también posibilita otros casos en el extremo de la red. El edge computing no solo permite cumplir con los requisitos de rendimiento y baja latencia de las redes 5G, sino que también mejora la experiencia de los clientes.

Para muchos de los proveedores de servicios de telecomunicaciones, la adopción del edge computing se vuelve una prioridad a medida que modernizan sus redes y buscan nuevas fuentes de ingresos. En concreto, muchos de ellos trasladan las cargas de trabajo y los servicios desde la red central en los centros de datos hacia su extremo, es decir, alrededor de los puntos de presencia y las oficinas centrales.

Las aplicaciones y los servicios que los clientes de las empresas de telecomunicaciones desean utilizar en las redes periféricas son clave para generar ingresos. Sin embargo, el éxito depende de la creación del ecosistema adecuado y de la coordinación entre las partes interesadas y los partners tecnológicos.

Ningún proveedor puede ofrecer una solución integral de edge computing por sí solo. De hecho, es necesario ensamblar distintos elementos para diseñar una solución.Las plataformas open source garantizan la interoperabilidad en un ecosistema amplio y no dependen de la pila de tecnología propietaria de un solo proveedor. Red Hat invierte en las comunidades upstream open source como Kubernetes, OpenStack y Fedora IoT para posibilitar nuevos casos prácticos del edge computing.

Artículos relacionados

Artículo

IoT y edge computing

El Internet de las cosas requiere llevar la potencia informática más cerca del lugar donde se encuentra el dispositivo físico o la fuente de datos, mientras que el edge computing proporciona esa fuente local de procesamiento y almacenamiento para el IoT.

Artículo

¿Qué es el edge computing?

El edge computing es un tipo de informática que ocurre en la ubicación física del usuario, de la fuente de datos, o cerca de ellas.

Artículo

El edge computing para el sector de las telecomunicaciones

Para muchos de los proveedores de servicios de telecomunicaciones, el edge computing se vuelve una prioridad a medida que modernizan sus redes y buscan nuevas fuentes de ingresos.

Más información sobre el edge computing

Productos

Red Hat Enterprise Linux

Base estable y probada con suficiente versatilidad para implementar aplicaciones nuevas, virtualizar los entornos y crear una nube híbrida más segura.

Red Hat OpenShift

Plataforma de contenedores de Kubernetes empresarial con operaciones automatizadas integrales para gestionar implementaciones de nube híbrida, multicloud y edge computing.

Red Hat Edge

Cartera de sistemas de software empresariales optimizados para una implementación ligera en el extremo de la red.

Recursos

Illustration - mail

Obtenga más contenido como este

Suscríbase a nuestro boletín informativo: Red Hat Shares.