Iniciar sesión / Registrar Cuenta

Automatización

¿Qué es la migración de la TI?

Jump to section

La migración de la TI consiste en trasladar datos o software de un sistema a otro. Según el proyecto del que se trate, la migración de la TI puede implicar uno o varios tipos de traslados: migración de datos, migración de aplicaciones, migración de sistemas operativos y migración a la nube.

Algunos ejemplos comunes de migración de la TI son:

  • Actualización de una aplicación o un sistema operativo (SO)
  • Traslado de datos entre distintos tipos de bases de datos
  • Sustitución de un sistema de almacenamiento de datos por otro
  • Traslado de una infraestructura on-premise a una infraestructura de nube
  • Reemplazo de una aplicación monolítica por servicios en contenedores

Por lo general, los proyectos de migración de la TI implican muchos factores y requisitos muy específicos para las necesidades de una empresa. Para facilitar este proceso, se necesita una planificación minuciosa y una estrategia de automatización de la infraestructura.

Migración de datos

Consiste en trasladar los datos de un tipo de almacenamiento a otro. Por lo general, se hace como parte de una actualización para ampliar la capacidad de almacenamiento, mejorar el rendimiento, reducir los costos y el espacio físico, o agregar funciones nuevas.

Las migraciones de datos se desarrollan en tres etapas: planificación, ejecución y validación. Pueden implicar la transferencia de grandes cantidades de datos a través de una red o el traslado físico de unidades de un lugar a otro. 

Las migraciones variarán en función de la cantidad de datos involucrados, la rapidez con la que haya que completarlas, los tipos de cargas de trabajo y los aspectos que deban considerarse en relación con la seguridad.

A veces, la migración implica pasar del almacenamiento de datos on-premise al almacenamiento en la nube, o de una plataforma de datos a otra. Por lo general, los datos se pueden trasladar de dos maneras:

  • Migración en línea: se transfieren a través de Internet o de una red privada.
  • Migración sin conexión: se traslada físicamente un dispositivo de almacenamiento de un lugar a otro.

Migración de bases de datos

Es un tipo específico de migración de datos. Las empresas pueden elegir trasladar los datos de una base a otra por diversas razones: como parte de una actualización de la base de datos, porque cambiaron de proveedor o porque van a adoptar una nueva infraestructura, como la nube.

Para ello, la empresa deberá asegurarse de que el esquema de la base de datos de origen sea compatible con la de destino, y convertirlo si fuera necesario. Muchos proveedores de bases de datos en la nube ofrecen herramientas para automatizar este proceso.

Al igual que una migración de datos estándar, una migración de bases de datos requiere una planificación previa a la migración y una validación posterior a ella.

Migración de aplicaciones

Consiste en trasladar las aplicaciones de software de un sistema de TI a otro.

Así como hay muchas formas de desarrollar y alojar aplicaciones, también hay muchos métodos para migrarlas. Estos suelen dividirse en cuatro categorías:

  • El realojamiento, también llamado "lift and shift": consiste en trasladar una aplicación de una plataforma a otra (por ejemplo, de un servidor on-premise a una máquina virtual) sin realizar cambios significativos.
  • El rediseño o reestructuración: implica hacer cambios significativos en una aplicación para poder ejecutarla en un nuevo entorno. Por ejemplo, dividir una aplicación monolítica en microservicios en contenedores, para que pueda ajustarse mejor en un entorno de nube.
  • Cambio de plataforma: consiste en la migración a un nuevo entorno que requiere algunos cambios en la aplicación, pero que es menos complejo que una reestructuración completa.
  • Retiro o sustitución: se reemplaza una aplicación por otro recurso mejor, como una solución de SaaS (software como servicio).

Migración de aplicaciones a arquitecturas modernas

Hoy en día, muchas empresas de TI buscan migrar las aplicaciones a la infraestructura moderna de nube y, para ello, suelen adoptar servicios en contenedores e implementar procesos de DevOps.

Esta tarea puede resultar abrumadora. Los desarrolladores deben actualizar sus bibliotecas y API a versiones más recientes; abordar nuevos marcos de trabajo, infraestructuras y arquitecturas; y ofrecer nuevas funciones y versiones en línea, todo de forma simultánea.

Algunas herramientas, como las de Red Hat® Application Migration Toolkit (RHAMT), pueden facilitar este proceso. Estos servicios le permiten obtener información sobre miles de sus aplicaciones de forma rápida y simultánea. Además, identifican los desafíos de migración y el código o las dependencias compartidas entre las aplicaciones, y aceleran la implementación de cambios en el código necesarios para que sus aplicaciones se ejecuten en las plataformas de middleware más recientes.

Migración de sistemas operativos

Consiste en trasladar un sistema de TI gestionado por un sistema operativo a otro. Esto puede implicar la actualización a una versión más reciente, como sucede cuando un producto deja de recibir asistencia técnica oficialmente. También puede significar pasar de un sistema operativo a otro, como en la migración de Windows a Linux.

Este tipo de migraciones puede exigir mucho tiempo y presentar riesgos, como un posible downtime, incompatibilidad entre las aplicaciones y pérdida de las configuraciones personalizadas. Las migraciones de sistemas operativos también implican una serie de pasos deliberados:

  • Preparación: antes de la migración, se realizan análisis para identificar posibles complicaciones con las cargas de trabajo, las configuraciones o las aplicaciones, y se utiliza una serie de pautas sobre cómo solucionar los problemas de manera anticipada.
  • Automatización: el uso de controles automatizados puede reducir el riesgo que implica un proyecto de migración y garantizar que se mantengan las configuraciones, los ajustes personalizados y las preferencias actuales.
  • Migración: siga el proceso que mejor se adapte a su entorno, ya sea una actualización integrada o una reimplementación completa.

Muchos sistemas operativos, incluido Red Hat Enterprise Linux®, ofrecen herramientas y soporte para que la migración a un sistema operativo diferente se realice de la manera más sencilla posible.

Migración a la nube

Consiste en trasladar los sistemas de TI de los centros de datos on-premise tradicionales a los entornos de nube, o de un entorno de nube a otro diferente. También puede implicar el diseño de una nube híbrida, a través de la cual las aplicaciones y los datos pueden ajustarse en varias infraestructuras. La infraestructura de nube presenta muchos aspectos interesantes, como la rápida escalabilidad y el ahorro de costos.

Los proveedores de nube pública ofrecen un conjunto de recursos virtuales como servicio, con una infraestructura que se implementa automáticamente a través de una interfaz de autoservicio. Es una forma sencilla de ampliar horizontalmente la capacidad de las cargas de trabajo que experimentan fluctuaciones inesperadas de las demandas.

Por lo general, las nubes públicas actuales forman parte de una mezcla heterogénea de entornos que genera más seguridad y mejor rendimiento, menos costos y mayor disponibilidad de la infraestructura, los servicios y las aplicaciones.

La nube híbrida es una arquitectura de TI que incorpora cierto grado de gestión, organización y portabilidad de las cargas de trabajo en dos o más entornos, entre los que pude incluirse la nube pública.

Una migración a la nube no tiene por qué llevarse a cabo en un solo paso. Muchas veces, implica un proceso piloto para probar los sistemas de forma limitada.

Proceso de una migración exitosa a la nube

1. Diseñe su plan de migración: en esta etapa se realiza un análisis de su infraestructura y aplicaciones actuales.

2. Ejecute una prueba piloto: si prueba un entorno listo para la producción durante varios meses, podrá asegurarse de que cumpla con sus requisitos.

3. Lleve a cabo la migración: este paso consiste en trasladar las cargas de trabajo actuales al nuevo entorno, en función de un cronograma que satisfaga las necesidades de sus usuarios.

Migración de SAP

Algunas migraciones de TI están impulsadas por la necesidad de adaptarse a los nuevos requisitos de los proveedores de software. SAP®, el principal proveedor de software de ERP, exige a los clientes que adopten SAP HANA® y SAP S/4HANA® antes de 2027, para que puedan seguir recibiendo asistencia.

SAP S/4HANA se ejecuta de forma exclusiva en la base de datos de SAP HANA, que a su vez funciona con Linux®. Para muchos clientes, esta actualización requiere que migren sus sistemas de SAP a nuevos entornos de TI, lo que puede ser un proceso largo y complejo. Necesitan crear y configurar correctamente la infraestructura de destino, replicar los datos, probar y validar la configuración nueva, y redirigir las cargas de trabajo al nuevo entorno.

La automatización se ha convertido en la clave para que este tipo de migración se realice de forma rápida, eficiente y confiable.

Migración y Red Hat Ansible Automation Platform

En una migración de TI, la automatización puede ayudar a que los proyectos sean más rápidos y fluidos, y así reducir los errores que pueden resultar de los procesos manuales y repetitivos.

Red Hat Ansible Automation Platform lo guía en el proceso de automatización de sus migraciones, el cual se recomienda llevar a cabo en tres pasos: definición, implementación y descubrimiento.

  • Definición: determine todos los elementos que se van a automatizar por separado, teniendo en cuenta el orden y el proceso.
  • Implementación: utilice las definiciones y las automatizaciones de los elementos para realizar una implementación y probarla.
  • Descubrimiento: cada vez que aplique sus automatizaciones, pruebe la aplicación o el software tal como se ha implementado y descubra qué inconvenientes hay. Así, podrá volver atrás, redefinir ese aspecto en particular y empezar nuevamente con el ciclo de tres pasos.

Este ciclo de automatización se vuelve más rápido a medida que aprende a identificar lo que funciona y lo que no, y a solucionar cada problema que surge.

Una vez que defina cada uno de los elementos y pasos del proceso de migración, podrá asociarlos en un playbook de Ansible repetible, y empezar a aplicarlo al nuevo entorno. Los playbooks de Ansible pueden registrar y ejecutar funciones de configuración, implementación y organización. Ofrecen un sistema repetible, reutilizable y sencillo para gestionar la configuración e implementación de varias máquinas, que le permite registrar eficazmente el proceso de migración y repetirlo según sea necesario. 

Como resultado, se obtiene un proceso mucho más fluido mediante el cual puede tomar las piezas de su sistema y trasladarlas a donde quiera.

Primeros pasos

Red Hat Ansible Automation Platform

Red Hat Ansible Automation Platform es un lenguaje de automatización open source con funciones que facilitan las migraciones de TI.

Red Hat Consulting

Red Hat Consulting ayuda a que su empresa enfrente los desafíos con un enfoque integrado que abarca las personas, los procesos y las tecnologías.

Todavía queda mucho por aprender sobre la automatización