Iniciar sesión / Registrar Cuenta

Automatización

¿Qué es la gestión de la configuración?

La gestión de la configuración es un proceso que consiste en mantener los sistemas de software, los servidores y los sistemas informáticos en un estado deseado y uniforme. Permite garantizar que un sistema funcione como se espera a medida que se realizan cambios. 

Gestionar la configuración de un sistema de TI implica definir el estado esperado, como la configuración del servidor, y luego diseñarlo y mantenerlo. Es un área muy relacionada con la evaluación de la configuración y el análisis de desajustes. De hecho, utiliza ambos para identificar los sistemas que requieren actualizaciones, reconfiguraciones o ejecuciones de parches.

¿Por qué es importante gestionar las configuraciones?

La gestión de la configuración evita que realice cambios menores o significativos que queden sin documentar. Estos errores de configuración pueden derivar en un rendimiento deficiente, en inconsistencias o en el incumplimiento de las normas, y afectar las operaciones y la seguridad de la empresa. Si estos cambios sin documentar se implementan en muchos sistemas y aplicaciones, se genera inestabilidad y downtime.

El proceso para identificar los sistemas que requieren atención, determinar los pasos de corrección, establecer la prioridad de las acciones y certificar su finalización es demasiado complejo como para llevarlo a cabo de forma manual en entornos grandes. Sin embargo, si los administradores de sistemas y los desarrolladores de software no cuentan con la documentación, los sistemas de mantenimiento y el proceso de control de cambios necesarios, posiblemente no puedan saber qué elementos hay en un servidor ni qué software se ha actualizado.

Los sistemas de gestión de la configuración le permiten definir de manera uniforme la configuración de un sistema, y basar su diseño y mantenimiento en esos ajustes estándar. Además, ayuda a los usuarios y los administradores a saber dónde se encuentran determinados servicios y cuál es el estado actual de las aplicaciones.

Herramientas de gestión de la configuración adecuadas:

  • Clasificar y gestionar los sistemas por grupos y subgrupos 
  • Modificar las configuraciones de base de manera centralizada
  • Implementar nuevas configuraciones en todos los sistemas que corresponda 
  • Automatizar la identificación y la actualización de los sistemas, así como la ejecución de parches en ellos
  • Identificar las configuraciones que necesitan actualizaciones, que no tienen un buen rendimiento o que no cumplen con las normas 
  • Determinar la prioridad de las acciones 
  • Acceder a las medidas de corrección prescriptivas y aplicarlas

Beneficios de la gestión de la configuración

Piénselo de esta manera. Si está al día con las cuestiones menores, no tendrá que realizar reparaciones más complejas y costosas en el futuro. El objetivo de la gestión de la configuración es evitar los inconvenientes para reducir la cantidad de problemas en el futuro. 

Por ejemplo, puede asegurarse de que haya una correspondencia entre sus entornos de prueba y producción. Esto le permitirá tener menos problemas con las aplicaciones una vez que se hayan implementado, lo cual no sucedería si sus entornos fuesen totalmente diferentes.

Con la gestión de la configuración, puede replicar un entorno de forma precisa con el sistema de software y las configuraciones correspondientes, ya que sabe lo que hay en el entorno original.

Automatización de la gestión de la configuración

Su función es mantener los sistemas en un estado deseado. Tradicionalmente, los administradores de sistemas se encargaban de hacerlo de forma manual o con scripts personalizados. La automatización consiste en el uso de sistemas de software para realizar tareas, como la gestión de la configuración, para reducir los costos, la complejidad y los errores.

Gracias a la automatización, una herramienta de gestión de la configuración puede implementar un servidor nuevo en cuestión de minutos, con un margen de error menor. También puede utilizar la automatización para mantener un servidor en el estado deseado, como el entorno operativo estándar (SOE), sin los scripts de implementación que se necesitaban anteriormente.

Herramientas de gestión de la configuración

Cuando se utiliza Red HatⓇ AnsibleⓇ Automation Platform como una herramienta de gestión de la configuración, su función es almacenar el estado actual de los sistemas y ayudar a mantenerlo. Con las herramientas de gestión de la configuración, se agilizan los cambios y las implementaciones, se elimina la posibilidad de que se cometan errores humanos, y la gestión del sistema se torna predecible y escalable.

También es posible realizar un seguimiento del estado de los recursos y evitar la repetición de las tareas, como instalar el mismo paquete dos veces. 

Mejore la recuperación del sistema después de un evento crítico con la gestión de la configuración automatizada.Si un servidor falla por una razón desconocida, puede implementar uno nuevo rápidamente y obtener un registro de las modificaciones o las actualizaciones efectuadas para identificar el origen del problema. 

Además, las herramientas de gestión de la configuración lo ayudarán a realizar una auditoría del sistema para identificar dónde se generó el problema con mayor rapidez. 

¿Por qué elegir Red Hat para la automatización?

Red Hat y la gran comunidad open source trabajan juntas en las tecnologías de automatización. Nuestros ingenieros ayudan a mejorar las funciones, la confiabilidad y la seguridad, para garantizar que su empresa y TI funcionen y permanezcan estables y seguras. Como sucede en todos los proyectos open source, Red Hat contribuye con código y mejoras a la base del código upstream, y comparte todos los avances que logró en el proceso.

Nuestras soluciones, servicios y programas de capacitación le brindan el control que necesita para poder automatizar su empresa y concentrarse en realizar innovaciones y progresar.