Desde sus comienzos, Red Hat ha promovido una cultura empresarial basada en principios open source que constituyen parte de su ventaja competitiva y estratégica. Pero la decisión de ser “abiertos” no siempre es fácil de tomar y mucho menos de explicar.

Próximos a cumplir nuestro 25º aniversario, nos fijamos la meta de articular una respuesta sencilla para algunas preguntas complejas:

¿Por qué existe Red Hat? ¿Por qué trabajamos de una forma particular? ¿Qué convicción profundamente arraigada ha guiado nuestras decisiones durante tanto tiempo y debería continuar haciéndolo en las próximas décadas?

Cuando nos proyectamos a los próximos 25 años, nos damos cuenta de que nuestro compromiso de ser líderes en open source implica que debemos captar gente que nos ayude a sostener y expandir una cultura que se centra en la transparencia, la participación y la  colaboración.

A principios de marzo de 2017, involucramos a todos los integrantes de Red Hat —que hoy superan los 11.000— pidiéndoles que nos cuenten historias acerca de algún momento en el cual se sintieron orgullosos de pertenecer a la compañía. Queríamos comprender, a un nivel sumamente personal, en qué aspectos de su trabajo nuestros colaboradores encontraban sentido y propósito.

Más del 20% de los miembros de Red Hat enviaron una historia sobre diversos temas, desde cómo la apertura propicia la innovación tecnológica, facilita la colaboración con los clientes, o incluso ayuda a que los integrantes de Red Hat se presten apoyo en momentos de necesidad.

Todas las historias recibidas de nuestros colaboradores, provenientes de todas partes del mundo, contienen una creencia simple y poderosa:

Ser abiertos libera el potencial del mundo.

Escuchamos ejemplos de cómo lo abierto libera el potencial de las personas para que compartan conocimientos y capitalicen los descubrimientos de la comunidad. También vimos casos sobre cómo ser abiertos resuelve problemas complejos al reunir a personas apasionadas con el propósito de colaborar en conjunto. A su vez, los integrantes de Red Hat compartieron historias de cómo este enfoque libera el potencial para crear comunidades en las cuales se fomenta verdaderamente que todos expresen sus ideas y utilicen sus talentos para contribuir.

Encontrar las palabras adecuadas requirió de varias sesiones de debate y opinión intensas a lo largo y a lo ancho de la compañía pero, en definitiva, las historias compartidas por los miembros de Red Hat nos mostraron que el propósito de nuestra empresa siempre se ha centrado y se centrará en las innumerables maneras en que “ser abierto” contribuye a un mundo mejor.

Hace veinticinco años, vimos cómo el desarrollo y el otorgamiento de software open source permitió crear mejores soluciones para nuestros clientes. Desde entonces, hemos observado cómo los mismos principios aplican para mejorar toda clase de cosas, desde el hardware y la educación hasta el compromiso ciudadano y el liderazgo. Dentro de veinticinco años, creemos que Red Hat continuará fomentando el poder de lo abierto para liberar el potencial del mundo.

Of interest

Noticias destacadas de su interés