Iniciar sesión / Registrar Cuenta

El concepto de nube híbrida ha cambiado a lo largo del tiempo. Uno de los primeros documentos más importantes del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) se centraba en el traslado rápido y visible de las cargas de trabajo desde una nube privada a una pública. Sin embargo, esta descripción resultó ser bastante vaga, ya que no contemplaba la dificultad y el costo de tener que trasladar grandes volúmenes de datos. De hecho, el interés que ha ganado el edge computing en el último tiempo refleja la necesidad de acercar los recursos informáticos a los datos y los usuarios. En esta publicación, abordaremos algunos aspectos clave que debe tener en cuenta a la hora de comenzar la transformación digital de su empresa.

Si bien sigue siendo muy importante mantener la uniformidad y la integración entre los distintos entornos informáticos, las nubes híbridas actuales necesitan una combinación de procesos de desarrollo nuevos y antiguos para admitir tanto las arquitecturas tradicionales como las aplicaciones modernas. A la hora de diseñar y ejecutar las aplicaciones, las empresas quieren tener cada vez más opciones para poder cumplir con las demandas del sector.

Uno de los principales motivos es que, por más que muchas han comenzado a trasladar algunas cargas de trabajo tradicionales a la nube, no pueden hacerlo todo de una sola vez. Necesitan acceder a las tecnologías actuales, asegurarse de que las aplicaciones que diseñan hoy sean relevantes en el futuro y poder adaptarlas conforme cambien las necesidades de las empresas. Además, deben poder ejecutarlas en el lugar que prefieran, y disponer de entornos comunes de desarrollo, operación y automatización, según resulte necesario.

La nube híbrida no se limita a la infraestructura

Este punto hace hincapié en que la eficacia de una nube híbrida no tiene que ver solo con la infraestructura. La gente suele distinguir entre la nube híbrida y los grupos aislados de varias nubes, a los cuales llaman multicloud. Sin embargo, esto es como entrar a una madeja de definiciones poco uniformes, así que es mejor evitarlo.

Analicemos el caso de la automatización. En la actualidad, dejamos de verla como una mera herramienta o solución táctica, y pasó a ser una iniciativa estratégica para la TI y las empresas. Se convirtió en una necesidad, ya que los procesos manuales no permiten gestionar de manera eficiente y confiable la magnitud de las infraestructuras informáticas modernas, ni evitar que el uso de múltiples nubes genere procesos operativos incompatibles y poco coherentes.

La seguridad es una prioridad

El control y la seguridad de los datos son igual de importantes para la nube híbrida que para el resto de los entornos. De hecho, la encuesta de Red Hat 2021 Global Tech Outlook demostró que para el 45 % de los responsables de la toma de decisiones de TI la seguridad es una de las principales prioridades en materia de financiación. Las empresas necesitan una estrategia de seguridad en capas para proteger los datos, sin importar dónde se encuentren. 

Primero, deben identificar dónde se alojan los datos más importantes y clasificarlos según el grado de confidencialidad y los requisitos normativos. Esto puede llevar a que se prefiera almacenar algunos de ellos en un entorno local o al menos en su propio país. Es importante trabajar en conjunto con los equipos que se encargan de la privacidad a fin de garantizar la coherencia entre este aspecto y el control de los datos. Por ello, conviene utilizar el cifrado de datos y otras herramientas de seguridad para proteger tanto los que se encuentran en reposo como los que están en movimiento.

La automatización también desempeña un papel importante. Comprobar que los sistemas cumplen con las normativas del sector es una tarea tediosa y propensa a errores, la cual se suele realizar de forma manual. La situación se complicó aún más porque las cargas de trabajo ahora se alojan en entornos locales, en múltiples nubes públicas y en sistemas del extremo de la red que pueden incluso no contar con personal de TI en las instalaciones. La automatización no solo ayuda a reducir la complejidad de las pilas de TI heterogéneas, sino que también permite identificar y abordar de manera uniforme y rutinaria los desafíos en materia de seguridad, cumplimiento normativo y optimización.

Icon representing open sourceLas nubes híbridas eficaces necesitan del open source empresarial

Un enfoque de nube híbrida es aún más eficaz cuando se basa en productos open source para empresas. Estos permiten trasladar el código entre las distintas nubes e integrarlo a todas ellas, de manera que el software funcione igual en todos los entornos de TI. El open source y los estándares abiertos permiten trasladar las aplicaciones y los datos de un entorno a otro sin problema. Por el contrario, en los sistemas cerrados, los clientes solo tienen flexibilidad dentro de ellos.

La TI empresarial flexible se basa en una arquitectura abierta, que no se limita a un determinado conjunto estricto de principios o tecnologías. Gracias a ella, los clientes pueden adoptar fácilmente las metodologías ágiles y de DevOps para generar una mayor colaboración y agilizar la distribución de las aplicaciones.

Esto nos remite a la transformación digital. A pesar de que es un requisito cada vez más importante para el éxito de las empresas digitales, no podrá llevarla a cabo si no cuenta con las aplicaciones, la colaboración y el open source empresarial necesarios.

Pero no hace falta que se fíe de nuestra palabra. Le pedimos a distintos responsables de la toma de decisiones de TI en todo el mundo que identificaran los principales usos del open source empresarial, los cuales figuran en el informe El estado del open source empresarial de 2021. ¿Cuáles fueron las tres respuestas más recurrentes? La primera fue la modernización de la infraestructura de TI, que se parece mucho a las tecnologías de nube híbrida de las que hemos estado hablando. Luego, aparecen el desarrollo de las aplicaciones y la transformación digital, los cuales no se pueden llevar a cabo sin la infraestructura moderna adecuada.

Durante el último año, las empresas tuvieron que implementar muchos cambios para poder adaptarse con rapidez a la distribución cada vez mayor del personal y los clientes. Muchos de ellos son aspectos de la transformación digital, la cual se ha agilizado en el 21 % de las empresas, según la encuesta de Red Hat 2021 Global Tech Outlook.

La transformación digital abarca muchos aspectos del funcionamiento de una empresa, incluso su cultura general. Sin embargo, aunque intentamos no hacer tanto hincapié en las cuestiones tecnológicas, sí requiere ciertos elementos esenciales, como las aplicaciones, la automatización y la infraestructura informática, de las cuales depende todo lo demás. Asimismo, precisa de una nube híbrida que pueda admitir sin problema las cargas de trabajo que necesitan las empresas para tener éxito.


About the author

Gordon Haff is a technology evangelist and has been at Red Hat for more than 10 years. Prior to Red Hat, as an IT industry analyst, Gordon wrote hundreds of research notes, was frequently quoted in publications such as The New York Times on a wide range of IT topics, and advised clients on product and marketing strategies.

Read full bio