Iniciar sesión / Registrar Cuenta

Nuevo sombrero rojo, misma Red Hat

Hoy lanzamos un nuevo logo. Aunque nos encantaba el último, sabíamos que era hora de que nuestro logo y nuestra marca evolucionaran.

Esto es un gran acontecimiento ya que el último logo era muy fácil de reconocer por parte de los empleados, los aliados en la comunidad y los clientes.

CRONOLOGÍA DE RED HAT

Cuando se lanzó el último logo, en el año 1999, encajaba perfectamente con nuestra historia. Red Hat era una fuerza revolucionaria y amistosa, un agente del cambio que introdujo el código abierto en los centros de datos.

Con el tiempo, la mayoría de las empresas actualizan sus logotipos y sus sistemas visuales. Las épocas, los gustos y las necesidades empresariales cambian. A pesar de todo su encanto simbólico, nuestro logo ya no nos representaba.

Emergemos de las sombras

Con el objetivo de rediseñar nuestro logo, formamos un equipo de trabajo con personas de distintas disciplinas en Red Hat: diseño gráfico, diseño de experiencia del usuario, estrategia creativa, video, marca, marketing de productos, y más. Además, trabajamos con Paula Scher (partner de la empresa de diseño Pentagram ) para que nos orientara.

Llamamos a nuestra iniciativa El proyecto de marca abierta. Sabíamos que era esencial buscar e incorporar los aportes y los comentarios de los especialistas en Red Hat, los clientes y la comunidad en todo el proceso. Esa es la manera de Red Hat. Adaptamos nuestro nuevo diseño para que sea tan transparente y colaborativo como lo permite la ley de marcas registradas. Durante el proceso, atendimos a todas las críticas, respondimos todas las preguntas y atesoramos cada cumplido.

Después de cinco meses de investigación, análisis y presentación de ideas, el equipo encontró una solución elegante que aún refleja a Red Hat y que puede ayudarnos a crecer.

Panel del proceso de creación

Al final, pasamos de un sujeto con un sombrero rojo a, simplemente, el sombrero rojo.

En detalle

Desde el principio, no queríamos aplicar cambios a gran escala. Necesitábamos conservar los elementos básicos y ciertos aspectos de la apariencia para que aún pudieran reconocernos, por lo que elegimos un camino evolutivo en lugar de una transformación total.

Leer más sobre estos cambios

Perfeccionamos nuestra identidad

La empresa Red Hat obtuvo su nombre de una gorra roja de lacrosse que usaba Marc Ewing, uno de los fundadores. Siempre que sus compañeros necesitaban ayuda en el laboratorio de informática de Carnegie Mellon, solo tenían que "buscar al chico con la gorra roja". Durante décadas, asumimos la misión de tomar el control de la innovación y el desarrollo de software de unos pocos agentes confinados y ofrecerlo a las masas. Nos presentamos como héroes subversivos y agentes intrépidos del cambio, acompañados en nuestro viaje por el sombrero rojo.

Sin embargo, después de 25 años, la realidad es diferente. En la actualidad, en el área del software empresarial, tenemos más amigos que enemigos. Tenemos una oportunidad importante de crear algo mucho más grande de lo que podríamos haber imaginado hacia el año 1993. Como todas las empresas ahora son empresas de datos, y cada desarrollador es un desarrollador de tecnología open source, ya no se trata de "ellos" y "nosotros". Todos somos agentes del cambio.

Por eso, es hora de adoptar una representación simbólica de esa nueva realidad. Todavía hay trabajo por hacer y lo vamos hacer. Ya sea proteger el derecho a innovar, crear plataformas que respalden la próxima innovación tecnológica o lograr que las empresas adopten más tecnología abierta. Siempre que alguien necesite ayuda, esperamos que acuda a quienes llevan el sombrero rojo.

sombrero sobre un escritorio