Iniciar sesión / Registrar Cuenta

Hace algún tiempo, los sistemas de software dominaban el mundo. Hoy en día, con la llegada de la inteligencia artificial (IA), se están quedando atrás.

Seguramente ya ha escuchado todas las frases posibles sobre los datos: que todas las empresas se basan en ellos; que son el recurso más importante; que le permiten distinguirse de la competencia; e incluso, que han llegado a revolucionar todo el sector.

Ya entendimos: los datos son muy importantes. Sin embargo, la pregunta que debe hacerse es otra: ¿los datos tienen valor intrínseco, independientemente de que se utilicen de manera adecuada para inferir patrones, de que se pueda acceder a ellos con facilidad y de que los procesos para protegerlos sean efectivos?

No hay datos de mala calidad, sino procesos poco eficaces

Podríamos pensar que si hacemos la pregunta equivocada o leemos mal un indicador, de seguro obtendremos datos de mala calidad. La realidad es que los datos en sí mismos no tienen valor; de hecho, lo que verdaderamente importa son los procesos que usamos para conseguirlos y transformarlos, la manera en la que respondemos a ellos y toda la información que nos permiten obtener.

En el ámbito empresarial, los equipos deben preguntarse si están haciendo todo lo posible para aprovechar al máximo el poder de los datos, para aumentar su resistencia y garantizar que las aplicaciones puedan acceder a ellos y utilizarlos con mayor facilidad.

En otras palabras, debe saber si tiene los servicios adecuados para aprovechar mejor los datos.

Del almacenamiento a los datos

Si bien las empresas necesitan cada vez más y más sistemas de almacenamiento, el sector ha logrado abordar con éxito los desafíos en torno a la relación precio y rendimiento del servicio de almacenamiento tradicional. Para la mayoría, no es más que un medio para lograr un determinado fin, así que el valor real de las aplicaciones y las empresas se encuentra ligado a los servicios de datos que aprovechan el almacenamiento subyacente.

Hablamos a diario con los líderes del sector, quienes ven que la división entre las funciones de los equipos de desarrollo y de infraestructura ya no es tan clara, lo que da lugar a nuevos equipos y trabajadores, como es el caso de los ingenieros de datos, que se encargan de facilitar la comunicación entre ambos sectores. Estos especialistas serán fundamentales a la hora de dar el próximo paso en el uso de los datos.

Como sucede con cualquier otro proceso, dejamos una realidad atrás, pero vemos un panorama completamente nuevo adelante, y avanzamos hacia otras posibilidades en el futuro. Para captar la esencia de este proceso, debemos pensarlo en términos de datos en reposo, en movimiento y en acción.

Containers1-Blog-thumbnail.png

Tiempos de cambio

Un buen ejemplo de ello es la importancia que ganaron los analistas de datos dentro de la empresa, quienes ya no se encuentran al margen del negocio elaborando modelos teóricos sobre lo que podría pasar. Data Science ya llegó y puede comenzar a utilizarlo. El mayor desafío para los analistas de datos no gira en torno a la parte científica, sino a la colaboración con los demás para lograr un objetivo común.

Este es un claro ejemplo del propósito de la dualidad de los servicios de datos. Por un lado, ofrecen funciones de abstracción a los equipos de análisis de datos y desarrollo de aplicaciones, e incluso a los directores del área de datos, para que puedan organizar fácilmente los grandes conjuntos de datos desordenados. Esto les permite trabajar junto con los colegas de distintas regiones geográficas o áreas de la empresa para generar innovaciones. Por el otro, los servicios de datos permiten que los administradores del almacenamiento y los arquitectos de la infraestructura accedan a todo aquello que los desarrolladores no ven, de modo que puedan ajustar los sistemas según sea necesario.

Lo más importante es que los servicios de datos son ideales para los ecosistemas abiertos, los cuales son una parte fundamental de la cultura open source. En la actualidad, los líderes de TI quieren poder elegir las herramientas más eficientes con las cuales abordar sus problemas, en lugar de tener que lidiar con soluciones muy cerradas que sirven para un solo fin.

Aproveche mejor sus datos

Si no pudo ver las novedades de la primera parte del Red Hat Summit de abril, acceda a los últimos anuncios sobre Red Hat OpenShift Data Science y los servicios de nube gestionados de Red Hat. Esperamos que haya podido asistir a la edición de junio del Red Hat Summit, donde se llevaron a cabo muchas más sesiones técnicas y tuvimos la posibilidad de conocer distintos casos de éxito de los clientes.


About the author

Irshad Raihan is the Director of Product Marketing for Red Hat Cloud Storage and Data Services, responsible for strategy, thought leadership, and go-to-market execution. Previously, he held senior product marketing and product management positions at HPE and IBM for big data and data management products.

Raihan holds an MBA from Carnegie Mellon University and a Masters in Computer Science from Clemson University. He is based in Northern California.