Iniciar sesión / Registrar Cuenta

La visión de Red Hat sobre Kubernetes

27 de abril de 2020 | Lectura de ocho minutos

El recurso más importante para el futuro de su empresa es la arquitectura de software. Constituye el principal medio para ofrecer nuevas experiencias a los clientes, entrar en los mercados nuevos y adaptarse a las condiciones cambiantes. El éxito de su empresa no solo depende de que elija la combinación correcta de entornos de nubes, sino también de cómo estandariza el desarrollo y las operaciones en ellas.

Ignorar la estandarización puede ser un descuido crítico en la planificación de una nube híbrida, pero ¿en manos de qué plataforma de nube dejaría el futuro de su empresa?

La solidez de la comunidad open source de Kubernetes logró que se convierta en el estándar para la ejecución de aplicaciones basadas en contenedores en las nubes. Sin embargo, si bien Kubernetes, como proyecto independiente de open source, es una herramienta eficaz para la gestión de contenedores, solo alcanza su máximo potencial como plataforma de nube híbrida cuando se integra con un ecosistema de herramientas complementarias nativas de la nube. En resumen, usar Kubernetes por sí solo no es suficiente para lograr el éxito con la nube híbrida.

Dada la dificultad de navegar por el ecosistema nativo de la nube, especialmente el que se encuentra en torno a Kubernetes, hay una gran demanda de plataformas de desarrollo fáciles de administrar que distribuyan aplicaciones en contenedores gestionados por Kubernetes.

OMDIA

2020 Trends to Watch: Cloud-Native Development

Durante los últimos seis años, la visión de Red Hat ha sido transformar Kubernetes de una herramienta de contenedores útil en una plataforma esencial para las arquitecturas de nube híbrida. Trabajamos dentro del proyecto de open source como uno de los colaboradores principales para comprender las prácticas recomendadas, las herramientas y las integraciones nativas de la nube y apoyar la adopción empresarial de Kubernetes.

Instantánea del video de Kubernetes

Entusiasmo por la estandarización

Puede que la estandarización no sea una práctica llamativa, pero es el punto de partida de casi todas las innovaciones de TI. Si quiere distribuir nuevos sistemas competitivos de software en una nube híbrida de forma constante, debe proporcionar una plataforma automatizada y estandarizada en todos los entornos.

Para las empresas que diseñan su software en una plataforma de Kubernetes, la recompensa podría ser grande: desarrolladores capacitados para hacer su mejor trabajo y aplicaciones que se expandan y adapten con flexibilidad en todas las nubes según sea necesario. Sin embargo, Kubernetes es una tecnología para la gestión de arquitecturas de TI a gran escala, por lo que no es apta para todos y podría presentar grandes dificultades de uso.

Si busca ejecutar una cantidad reducida de aplicaciones para unos pocos usuarios, Kubernetes podría causar más problemas de los que soluciona. Sin embargo, si la empresa desarrolla y lanza sistemas de software a escala o aspira a hacerlo, Kubernetes debería ser su opción predeterminada.

Kubernetes nació para ser grande

Kubernetes surgió de la creencia de que el software debía ser escalable, tener alta disponibilidad y patrones predecibles de desarrollo y necesidades de recursos. Se lanzó como un proyecto de open source en 2014, inspirado originalmente en el software que se utilizaba para gestionar las aplicaciones masivas de Google en la producción. En los años siguientes, su adopción aumentó de forma exponencial. Según una encuesta realizada a la comunidad de la Cloud Native Computing Foundation (CNCF) en 2019, un 78 % de los encuestados utiliza Kubernetes en la producción, lo cual significó un récord.

El uso de Kubernetes para la producción en la comunidad nativa de la nube aumentó del 58 % en 2018, al 78 % en 2019.

-CNCF Survey 2019

Kubernetes, como la plataforma de organización de los contenedores de Linux®, ha favorecido el impulso del sector. Optar por Kubernetes significa que ejecutará el estándar de facto, independientemente de los entornos y proveedores de nube que elija en el futuro.

No basta con Kubernetes

Si bien Kubernetes lleva a cabo muchas tareas, el usuario debe tomar varias decisiones. Para tener una plataforma completa de contenedores, necesitará integrar otros elementos para la red de contenedores, el equilibrio de carga/ingreso, el almacenamiento, la supervisión, el registro y mucho más. Las distribuciones empresariales (incluida Red Hat® OpenShift®) ofrecen estas soluciones con Kubernetes como pieza central.

La adopción exitosa de una plataforma de Kubernetes para la nube híbrida suele seguir una serie de pasos:

Evalue las opciones abiertas basadas en estándares.

Para mantener la naturaleza basada en estándares de Kubernetes, es fundamental evaluar las soluciones que realmente son open source. Algunas distribuciones empresariales de Kubernetes incluyen elementos open source, pero acaban haciéndolo dependiente de bases propietarias. Una distribución verdaderamente open source, como Red Hat OpenShift, siempre mantendrá elementos abiertos, desde el sistema operativo hasta el panel sin servidor.

Considere la cultura de equipo.

Es fundamental que prepare a su equipo para el éxito, lo cual suele pasarse por alto. El aprendizaje no debería abarcar solo Kubernetes, sino también los conceptos que lo respaldan, como el desarrollo ágil. Un líder de Kubernetes bien preparado puede marcar una gran diferencia cuando toda la empresa adopte esta tecnología.

Complemente Kubernetes con prácticas recomendadas.

Kubernetes va de la mano de las metodologías DevOps y GitOps para alinear el desarrollo de software y las operaciones de TI. Poner en funcionamiento esta tecnología con las prácticas recomendadas también despeja el camino para desarrollar un canal de integración/implementación continuas (CI/CD), donde la distribución de software es rápida y automatizada.

Clayton Coleman

"No basta con usar Kubernetes. Necesita llevar a cabo la integración/implementación continuas (CI/CD) y usar las alertas. Debe entender cómo interactúan el modelo de seguridad de la nube y sus aplicaciones".

- Clayton Coleman,
Ingeniero sénior distinguido, Red Hat

Aquí es cuando la inversión en Kubernetes comienza a dar frutos.

Se abren nuevas puertas.

Ilustración de Kubernetes - Footprints

Puede ejecutar aplicaciones en contenedores en una nube híbrida utilizando sus propios centros de datos o distintos proveedores de nube pública. Gracias a la flexibilidad para implementar cargas de trabajo en distintas ubicaciones, puede trasladar las aplicaciones más cerca de donde interactúan sus clientes e incluso adoptar una estrategia de edge computing.

Ilustración de Kubernetes - Inteligencia artificial/Aprendizaje automático

Las aplicaciones como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático pueden acceder a los recursos que necesitan, cuando los necesitan. Por ejemplo, si necesitara integrar una tecnología nueva luego de una adquisición, tendría los medios para hacerlo.

Ilustración de Kubernetes - DevOps

Las personas más creativas de la empresa tienen una plataforma en la cual diseñar aplicaciones nuevas. Quienes utilizan su infraestructura pueden acceder a ella cuando lo desean, expandirla y automatizarla.

Así es como se suponía que la nube siempre iba a funcionar.

Brian Gracely

"Kubernetes es escalable, permite agilizar el desarrollo de aplicaciones y funciona en la nube híbrida y la multicloud. No son expresiones tecnológicas de moda; son problemas empresariales reales y legítimos".

- Brian Gracely,
Director de Estrategia de productos, Red Hat OpenShift

Lo ayudamos a liberar todo
el ecosistema de software

La inversión temprana de Red Hat en Kubernetes dio como resultado Red Hat OpenShift, nuestra plataforma de Kubernetes empresarial para la nube híbrida. Somos uno de los principales colaboradores dentro del proyecto de open source y lo hemos sido desde nuestra primera participación en 2014.

  • Red Hat OpenShift integra los entornos para desarrolladores y el middleware que sus equipos necesitan para comenzar a desarrollar aplicaciones de inmediato.
  • Es compatible con las redes, el almacenamiento, la supervisión y las integraciones de terceros, validados y definidos por software.
  • Lleva las máquinas virtuales convencionales a su plataforma de Kubernetes con la virtualización de OpenShift.
  • Se distribuye con la uniformidad y la confiabilidad que espera de Red Hat® Enterprise Linux.
"Nuestro trabajo es simplificar su uso cada vez más, ya sea desde el punto de vista del equipo de operaciones o de los desarrolladores, mientras reconocemos su complejidad, ya que estamos resolviendo un problema complejo".
Chris Wright

Chris Wright,
Director de tecnología, Red Hat

Nuestra experiencia con las tecnologías de contenedores nos permite saber cuándo Kubernetes por sí solo no cumplirá con sus requisitos. Red Hat ofrece más que una plataforma de Kubernetes. También brindamos soluciones completas nativas de la nube y orientación para que su empresa pueda alinear la cultura, los procesos y la tecnología y así lograr el éxito con Kubernetes. Esto significa adoptar métodos de desarrollo ágil, una cultura de DevOps y prácticas de distribución continua. Red Hat tiene la experiencia necesaria para ser un partner de confianza, proporcionando el aprendizaje que sus equipos necesitan y apoyar su programa de Kubernetes en el camino hacia el éxito.

Nuestras mejores recomendaciones sobre Kubernetes

Ilustración del recurso de predicciones sobre el edge computing

OMDIA

2020 Trends to Watch: Cloud-Native Development

Obtenga la definición de Ovum de la informática nativa de la nube y recorra la última expansión del ecosistema de Kubernetes, que incluye lo que se debe tener en cuenta en 2020 y el impacto de Kubernetes en DevOps.

Cloud Edge Computing

Red Hat

¿Qué es Kubernetes?

Nuestra visión general de Kubernetes, fácil de leer, basará su comprensión en los hechos, no en un discurso de venta.