Español
Español
Buscar
Log in / Register
Contáctenos

Preguntas Frecuentes

Preguntas frecuentes sobre Red Hat OpenShift Virtualization

Actualización reciente:

Introducción

Red Hat OpenShift Virtualization es ideal para los equipos de desarrollo que han adoptado o desean adoptar Red Hat OpenShift Container Platform para las cargas de trabajo en contenedores, pero que tengan cargas de trabajo tradicionales basadas en máquinas virtuales (VM) y no puedan organizarse en contenedores con tanta facilidad. Esta tecnología ofrece una plataforma de desarrollo unificada que les permite diseñar, modificar e implementar en un entorno homogéneo las aplicaciones que residen en los contenedores y en las máquinas virtuales. Además, les permite modernizarlas rápidamente en todos los entornos de nube híbrida.

Con OpenShift Virtualization, los equipos que dependen en gran medida de las cargas de trabajo tradicionales basadas en las máquinas virtuales pueden acelerar el desarrollo que se lleva a cabo originalmente en la nube. Pueden gestionar las cargas de trabajo virtualizadas y en contenedores como parte de un solo flujo de trabajo de desarrollo y ciclo de vida de las aplicaciones, lo cual les permite administrar e implementar las aplicaciones que en la actualidad incluyen máquinas virtuales y contenedores directamente desde Red Hat OpenShift, con la posibilidad de trasladar más elementos de las aplicaciones a los contenedores con el tiempo.

OpenShift Virtualization es una función de Red Hat OpenShift Container Platform y Red Hat OpenShift Kubernetes Engine. No se trata de un complemento ni de un producto independiente. Para utilizarla, necesita instalar el operador de OpenShift Virtualization. Los clientes actuales y futuros obtendrán esta función como parte de su suscripción a Red Hat OpenShift.


Respuesta: OpenShift Virtualization es una función de Red Hat OpenShift que permite que los desarrolladores incorporen las máquinas virtuales convencionales a los flujos de trabajo en OpenShift Container Platform. Representa la continuación del compromiso de Red Hat con Kubernetes como el futuro de la organización de aplicaciones y como el estándar común en toda la nube híbrida.

OpenShift Virtualization se basa en el proyecto upstream KubeVirt, que es un proyecto de espacio aislado en la Cloud Native Computing Foundation (CNCF). Durante la presentación preliminar del software, se le denominó virtualización nativa para contenedores.


Respuesta: OpenShift Virtualization incorpora las cargas de trabajo virtualizadas directamente a los flujos de trabajo de desarrollo, implementación y gestión que se encuentran en OpenShift Container Platform. Utiliza la tecnología del hipervisor KVM de Red Hat Enterprise Linux, el cual se implementa por medio de los contenedores y, por lo tanto, permite que Kubernetes implemente y gestione las máquinas virtuales de forma local. Esta función agiliza la modernización de las aplicaciones, ya que permite:

  • Admitir el desarrollo de aplicaciones nuevas basadas en microservicios en los contenedores que interactúan con las aplicaciones virtualizadas tradicionales.
  • Combinar en la misma plataforma las cargas de trabajo virtualizadas con las cargas en contenedores, y así facilitar el rediseño progresivo de las aplicaciones monolíticas virtualizadas en los contenedores.

OpenShift Virtualization utiliza el hipervisor KVM, el cual constituye una parte fundamental del kernel de Red Hat Enterprise Linux que Red Hat Virtualization ha utilizado durante más de 10 años.


Respuesta: OpenShift Virtualization es una función de Red Hat OpenShift Container Platform y Red Hat OpenShift Kubernetes Engine. No se trata de un complemento ni de un producto independiente. Para utilizarla, necesita instalar el operador de OpenShift Virtualization. Los clientes actuales y futuros obtendrán esta función como parte de su suscripción a Red Hat OpenShift. OpenShift Virtualization es una función de Red Hat OpenShift Container Platform y Red Hat OpenShift Kubernetes Engine. No se trata de un complemento ni de un producto independiente. Para utilizarla, necesita instalar el operador de OpenShift Virtualization. Los clientes actuales y futuros obtendrán esta función como parte de su suscripción a Red Hat OpenShift.


Respuesta: actualmente se busca utilizar tecnologías de contenedores y sin servidor en el desarrollo. Sin embargo, las empresas han invertido mucho en aplicaciones que funcionan como máquinas virtuales, y varias de ellas prestan servicios fundamentales para las aplicaciones en contenedores nuevas y actuales. OpenShift Virtualization traslada las máquinas virtuales a Red Hat OpenShift. Esto permite que los equipos de desarrollo y operaciones creen, gestionen e implementen las máquinas virtuales, los contenedores y la informática sin servidor en una sola plataforma, usando los mismos marcos de trabajo y herramientas, lo cual agiliza su capacidad para ofrecer aplicaciones y servicios diferenciados.

Con OpenShift Virtualization, los clientes pueden modernizar las aplicaciones y los servicios actuales en Red Hat OpenShift, una plataforma única de Kubernetes. Gracias a esta modernización, los clientes pueden desarrollar y distribuir las aplicaciones nuevas y actuales con las máquinas virtuales, los contenedores y las funciones sin servidor gestionados en conjunto en una arquitectura creada originalmente en Kubernetes. Los equipos también pueden desarrollar aplicaciones en contenedores con mayor rapidez, ya que alojan las cargas de trabajo de las máquinas virtuales en la misma plataforma en la que se encuentran dichas aplicaciones, mientras siguen usando las aplicaciones virtualizadas donde hay dependencias.


Respuesta: con OpenShift Virtualization, los equipos de tecnología pueden modernizar el desarrollo de las aplicaciones y optimizar la infraestructura de TI.

Modernización del desarrollo de las aplicaciones: en este caso práctico, los desarrolladores incorporan las aplicaciones y los elementos actuales a sus flujos de trabajo y, a la vez, diseñan otras nuevas y complejas. OpenShift Virtualization permite que los equipos que utilizan la tecnología convencional de máquinas virtuales se modernicen y desarrollen aplicaciones en contenedores con mayor rapidez. Además, les permite rediseñar las aplicaciones virtualizadas complejas de forma gradual, mientras continúan ejecutando elementos virtualizados. A medida que los desarrolladores modernizan las aplicaciones actuales, OpenShift Virtualization los ayuda a ejecutar las máquinas virtuales en los pods de Kubernetes, junto con los pods normales compuestos por contenedores de aplicaciones, todo en OpenShift Container Platform. Esta función también posibilita la conexión entre las máquinas virtuales y los contenedores de aplicaciones, y permite que las máquinas virtuales compartan las redes y la infraestructura de almacenamiento con ellos.

Optimización de la infraestructura de TI: a medida que los equipos de desarrollo adoptan entornos nuevos de cargas de trabajo, los equipos de operaciones necesitan poder gestionarlos de manera eficiente junto con las inversiones actuales. OpenShift Virtualization ayuda a optimizar la TI, ya que unifica la forma de implementar, ejecutar y gestionar en la misma plataforma no solo las cargas de trabajo virtualizadas, sino también las organizadas en contenedores.


Respuesta: cuando se habilita el operador de OpenShift Virtualization para un clúster de Red Hat OpenShift, los desarrolladores pueden crear e incorporar aplicaciones virtualizadas a sus proyectos usando la automatización, las herramientas (p. ej., GitOps) y los flujos de trabajo estándar. Las máquinas virtuales resultantes se ejecutan en paralelo en los mismos nodos de Red Hat OpenShift que los contenedores de aplicaciones comunes.


Respuesta: OpenShift Virtualization es una función, no un producto. Se basa en el proyecto upstream KubeVirt open source y se puede descargar como operador para Red Hat OpenShift. En la documentación de OpenShift Virtualization, encontrará más información sobre cómo obtener e instalar su operador.


Respuesta: OpenShift Virtualization ya está disponible para el público en general. En la documentación encontrará más información sobre cómo obtener e instalar la versión preliminar para desarrolladores de la virtualización nativa de los contenedores.

Respuesta: para poder responder a las necesidades de nuestra base de clientes, Red Hat ofrece una cartera de soluciones de virtualización que incluye Red Hat Virtualization, Red Hat OpenStack® Platform y ahora Red Hat OpenShift Virtualization.

Red Hat se encarga del diseño y el soporte de Red Hat Virtualization, una plataforma empresarial de virtualización para las cargas de trabajo más importantes. Si desea tener una experiencia de virtualización tradicional, Red Hat Virtualization es nuestra oferta más sólida en este momento, y constituye una alternativa a las soluciones propietarias.

Red Hat OpenStack Platform simplifica la distribución de aplicaciones y la prestación de servicios, ya que permite que las empresas generen innovaciones con confianza utilizando una nube privada ampliable y lista para la producción. Se trata de una práctica recomendada para las aplicaciones que necesitan de la nube híbrida o de la virtualización de las funciones de red (NFV). Con OpenShift Virtualization, los clientes pueden modernizar las aplicaciones y los servicios actuales en la misma plataforma, es decir, en Red Hat OpenShift.

Además, permite que los usuarios desarrollen y distribuyan aplicaciones nuevas y actuales que consisten en máquinas virtuales, contenedores e informática sin servidor, las cuales se administran en conjunto en una arquitectura creada originalmente en Kubernetes. Gracias a OpenShift Virtualization, es posible gestionar y utilizar las máquinas virtuales y los contenedores desde el plano de gestión de Red Hat OpenShift, y modernizar las aplicaciones con el tiempo.


Respuesta: las máquinas virtuales que se ejecutan en OpenShift Virtualization siguen usando la misma KVM de confianza de Red Hat Enterprise Linux que Red Hat Virtualization y Red Hat OpenStack Platform.

Respuesta: OpenShift Virtualization permite trasladar las cargas de trabajo virtualizadas tradicionales directamente a los flujos de trabajo de desarrollo de OpenShift Container Platform. Las máquinas virtuales completas de los sistemas operativos se pueden ejecutar en los clústeres de OpenShift realizando algunos pequeños cambios o, en algunos casos, sin necesidad de modificar nada. OpenShift Virtualization se basa en el proyecto KubeVirt.

En cambio, el proyecto Kata Containers se concentra en el uso de la tecnología de virtualización asistida por hardware, para lograr un aislamiento más seguro de las cargas de trabajo que ya se han dividido en contenedores de aplicaciones.

OpenShift Virtualization ejecuta y gestiona las máquinas virtuales tradicionales como si fueran contenedores, mientras que Kata Containers ejecuta los contenedores de aplicaciones dentro de las máquinas virtuales, para mejorar el aislamiento desde el punto de vista de la seguridad.

Red Hat patrocina ambos proyectos y los considera soluciones complementarias que aprovechan la fortaleza y la confiabilidad de la virtualización de Linux, lo cual incluye al hipervisor KVM.


Respuesta: sí, OpenShift Virtualization se basa en el proyecto upstream KubeVirt,
cuyo código fuente está disponible con la licencia del software Apache 2.0.