Cuenta Iniciar sesión
Jump to section

El concepto del edge computing en la fabricación

Copiar URL

El edge computing es una prioridad para las empresas que desean modernizar sus operaciones de forma eficiente. El sector de la fabricación ha comenzado a combinar la tecnología de la información (TI) con la tecnología operativa (TO), para lograr una mayor transparencia, aumentar la eficiencia y analizar los datos de forma oportuna.

Los fabricantes necesitan disminuir las emisiones de las plantas de producción, ofrecer mejores experiencias a los clientes y respaldar las cadenas de suministro resistentes, además de reducir el tiempo de inactividad y detectar los problemas antes de que repercutan en la producción.

Por eso, necesitan una infraestructura que les permita gestionar la gran cantidad de datos que envían y reciben los dispositivos del extremo, para llevar a cabo el análisis predictivo, automatizar los procesos de control y supervisión, mejorar la producción y optimizar la logística.

El edge computing permite automatizar los procesos de la planta de producción y de la cadena de suministro mediante la robótica avanzada y la comunicación entre las máquinas más cerca de la fuente, en vez de enviar los datos a un servidor para que los analice y brinde una respuesta. A modo de ejemplo, pueden analizar las láminas de metal para detectar su desgaste, supervisar el flujo a través de las tuberías o realizar un seguimiento de los ciclos de automatización de las máquinas. Estos procesos disminuyen la latencia y, como resultado, agilizan el análisis y la corrección de los errores.

Son muchos los beneficios que se pueden obtener cuando los datos se recopilan, analizan y utilizan en la misma fábrica de forma inmediata. La reducción del tiempo de inactividad, la predicción precisa de las necesidades de mantenimiento y la mejora de la calidad general de los productos se traducen en mayor rendimiento, menor cantidad de pérdidas, aumento de la producción y menores costos en general.

Información concisa

Los analistas del sector anticipan que el edge computing superará el 37 % de tasa de crecimiento anual compuesta (TCAC) entre 2020 y 2027.

El edge computing ya es una parte importante del sector de la fabricación. No obstante, incluso para las empresas que están acostumbradas a llevar a cabo sus operaciones en diversas ubicaciones, resulta complicado eliminar los espacios aislados mediante la integración de la TI y la TO. 

Con los avances tecnológicos de las plantas de producción, sus máquinas y herramientas quedaron obsoletas. Además, las nuevas regulaciones exigen una supervisión más estricta del consumo de energía, de los datos obtenidos a partir de análisis de vibraciones y del mantenimiento predictivo. Esto lleva a las fábricas a necesitar soluciones de edge computing que utilicen las herramientas actuales, que se adapten y crezcan en función de la demanda, y de cuya administración se encargue una cantidad reducida de personal.

Si bien cada empresa tiene requisitos diferentes, todas necesitan recopilar, organizar, analizar y utilizar los datos que provienen de diversas fuentes, las cuales suelen estar en distintas ubicaciones. Transferirlos mediante una red centralizada genera bloqueos y aumenta la latencia. Dada esta situación, será preciso contar con un marco común horizontal que se extienda por toda la infraestructura de TI, lo cual permitirá gestionar las fuentes de datos que se encuentran distribuidas en varias ubicaciones.

Algunas empresas poseen soluciones de edge computing compuestas por diversos sistemas de hardware que se alojan en espacios reducidos y no pueden expandirse. Los elementos se agregan según sea necesario, y se los combina para poder gestionar procesos y tecnologías específicos. Con el paso del tiempo, este método aumenta la complejidad, y las tareas de gestión y ajuste se tornan más difíciles. Los servicios de nube permiten que los fabricantes gestionen las crecientes necesidades de infraestructura sin utilizar sus propios recursos limitados.

La gestión de varios de sitios de edge computing que recopilan cantidades enormes de datos generados por los dispositivos del extremo de la red puede representar un gran desafío. Es probable que un fabricante cuente con varias instalaciones, y que en cada una de ellas haya una serie de procesos y máquinas automatizados que transmitan miles de datos por minuto. A medida que crece la demanda, también lo hace la información que pasa por los servidores, lo cual genera latencia. En algunos casos, esto no representa un gran problema. En otros, las demoras pueden dar lugar a problemas graves y, por ende, disminuir la productividad. La capacidad de adaptación a largo plazo es fundamental para que los fabricantes puedan responder rápidamente a los cambios constantes, con una interrupción mínima de las operaciones.

Las aplicaciones nuevas en el extremo de la red presentan oportunidades para los fabricantes

Las operaciones de las fábricas presentan algunas de las oportunidades más importantes y llamativas para usar las aplicaciones nuevas de edge computing.

No hay dudas de que el edge computing ofrece niveles de productividad impensables con las tecnologías tradicionales. Sin embargo, no logra resolver todos los desafíos de los fabricantes. Cuando se lo combina con la infraestructura de nube híbrida abierta, aumenta su poder.

Este tipo de infraestructura de nube ayuda a gestionar los datos recopilados de diversas ubicaciones. Esto les permite adaptarse con mayor facilidad a los cambios en la demanda, ya que ofrece recursos de informática, red y almacenamiento flexibles. Asimismo, permite que los fabricantes obtengan información útil, analicen los problemas y desarrollen soluciones con mayor agilidad.

Si las empresas utilizan las nubes pública y privada de distintas fuentes para llevar a cabo una serie de tareas, podrán reservar la infraestructura local actual para las funciones más importantes. La infraestructura de nube híbrida abierta ofrece flexibilidad en cuanto a los recursos y facilita el proceso de creación de un entorno uniforme de servidores que se pueda adaptar a las necesidades cambiantes. Esto permite gestionar los datos en el extremo de la red de manera más eficaz.

Tradicionalmente, los fabricantes han confiado en las soluciones propietarias y en la integración generalizada de los proveedores para abordar sus necesidades inmediatas de edge computing. Sin embargo, esto se ha ido modificando a medida que los líderes comenzaron a optar por soluciones que pueden adaptarse y responder a las circunstancias cambiantes. Una plataforma flexible y que pueda ajustarse sin las limitaciones de los sistemas propietarios mejorará la interoperabilidad y garantizará la expansión sin inconvenientes, el crecimiento paulatino y la generación ilimitada de innovaciones.

Uno de los beneficios más importantes que ofrece la adopción del edge computing en la nube abierta es la eliminación de la configuración manual de los diversos sistemas y aplicaciones, lo cual suele consumir mucho tiempo y dar lugar a los errores. Esto permite gestionar y ajustar las cargas de trabajo sin tener que incurrir en grandes costos operativos. Asimismo, los equipos pueden centrarse en desarrollar aplicaciones para mejorar la rentabilidad, en vez de configurar los sistemas o realizar tareas de rutina.

En los entornos de nube híbrida, el edge computing también respalda los mecanismos redundantes, lo cual permite que los procesos sigan en marcha si algún elemento presenta errores o requiere mantenimiento. Gracias a ello, disminuye el tiempo de inactividad, aumenta la seguridad y se prolonga el ciclo de vida de los elementos.

A futuro, en este sector las decisiones se tomarán de forma autónoma directamente en la fábrica, según las condiciones de ese momento. El edge computing ayuda a integrar todos los aspectos del proceso de fabricación, como el diseño, la cadena de suministro y las operaciones. Esto permite que las empresas puedan adaptarse más rápido a los cambios, de forma más flexible y con menos pérdidas. El edge computing junto con la infraestructura de nube híbrida abierta ofrecen transparencia, agilizan la producción impulsada por el software, optimizan la capacidad de ajuste y permiten aprovechar el big data para realizar análisis en toda la infraestructura de TI.

Es necesario modificar la forma de ver las cosas si se quiere adoptar el edge computing. En la mayoría de los casos, se vuelve todo un desafío implementar las herramientas y los procesos que se necesitan en miles de ubicaciones con poco personal, o sin él. Además, cada nivel del extremo de la red tiene requisitos diferentes en cuanto a la superficie de hardware, los parámetros del entorno físico operativo y los costos relacionados con ellos. Por lo general, un solo proveedor no puede ofrecer una solución integral. Es necesario obtener recursos de varios proveedores para crear uniformidad en toda la arquitectura de la TI, lo cual favorecerá la interoperabilidad.

La amplia cartera de soluciones de Red Hat permite que los fabricantes planifiquen, adopten e implementen la tecnología necesaria para llevar a cabo de forma exitosa la transformación del edge computing en la nube híbrida abierta. Red Hat® Enterprise Linux® le ofrece un gran ecosistema para que diseñe y ejecute las aplicaciones y los contenedores. Red Hat® OpenShift® es un entorno de Kubernetes de alto rendimiento con el que puede diseñar, implementar y gestionar las aplicaciones organizadas en contenedores en todas las infraestructuras, sean físicas, virtuales o de nube. Red Hat Edge le ofrece las plataformas adecuadas para sus cargas de trabajo, donde sea que las necesite. Con el programa Open Innovation Labs, puede vincular las innovaciones con las herramientas para llevar a la práctica las ideas y el potencial de sus equipos.

Artículos relacionados

Artículo

IoT y edge computing

El Internet de las cosas requiere llevar la potencia informática más cerca del lugar donde se encuentra el dispositivo físico o la fuente de datos, mientras que el edge computing proporciona esa fuente local de procesamiento y almacenamiento para el IoT.

Artículo

¿Qué es el edge computing?

El edge computing es un tipo de informática que ocurre en la ubicación física del usuario, de la fuente de datos, o cerca de ellas.

Artículo

El edge computing para el sector de las telecomunicaciones

Para muchos de los proveedores de servicios de telecomunicaciones, el edge computing se vuelve una prioridad a medida que modernizan sus redes y buscan nuevas fuentes de ingresos.

Más información sobre el edge computing

Productos

Red Hat Enterprise Linux

Base estable y probada con suficiente versatilidad para implementar aplicaciones nuevas, virtualizar los entornos y crear una nube híbrida más segura.

Red Hat OpenShift

Plataforma de contenedores de Kubernetes empresarial con operaciones automatizadas integrales para gestionar implementaciones de nube híbrida, multicloud y edge computing.

Red Hat Edge

Cartera de sistemas de software empresariales optimizados para una implementación ligera en el extremo de la red.

Contenido adicional

estudio de caso

Samsung impulsa la adopción del 5G hacia el extremo de la red con Red Hat Openshift

Resumen

Red Hat Services Journey - Adopción de NFV

Ebook

Obtenga una ventaja competitiva gracias a su estrategia de contenedores

Illustration - mail

Obtenga más contenido como este

Suscríbase a nuestro boletín informativo: Red Hat Shares.

Red Hat logo LinkedInYouTubeFacebookTwitter

Productos

Herramientas

Comprar, vender, explorar

Comunicarse

Acerca de Red Hat

Somos el proveedor líder a nivel mundial de soluciones empresariales de código abierto, incluyendo Linux, cloud, contenedores y Kubernetes. Ofrecemos soluciones reforzadas, las cuales permiten que las empresas trabajen en distintas plataformas y entornos con facilidad, desde el centro de datos principal hasta el extremo de la red.

Suscríbase a nuestra newsletter, Red Hat Shares

Suscríbase ahora

Seleccionar idioma

© 2022 Red Hat, Inc. Red Hat Summit