Iniciar sesión / Registrar Cuenta
Jump to section
Red Hat our history founder

Red Hat Inc. surgió cuando un pequeño empresario y un genio de la informática se conocieron en una conferencia sobre tecnología. Marc Ewing era el especialista en tecnología que trabajaba para poner en marcha su propia distribución de Linux® en CD desde su hogar en Raleigh, Carolina del Norte, así como para solucionar los problemas y corregir los errores relacionados con ella.

El nombre de la marca surgió a partir de una anécdota de Ewing en el laboratorio de informática de la universidad a la que asistía. Usaba una gorra roja Cornell lacrosse que pertenecía a su abuelo, y la gente solía decir: "si necesitas ayuda, busca al chico de la gorra roja". Cuando Ewing comenzó a distribuir su versión personalizada de Linux, eligió el nombre Red Hat.

Bob Young era un pequeño empresario, pero con gran visión de futuro, que vendía por catálogo productos informáticos desde su hogar en Connecticut. Se dio cuenta de que había crecido el interés por Linux, así que comenzó a comprar los CD de Red Hat Linux que había desarrollado Ewing. Young agotó las ventas tantas veces que Ewing y él decidieron unirse para crear Red Hat Software en 1995, y Young fungió como director ejecutivo.

En aquel momento, Red Hat ofrecía una alternativa más conveniente a Microsoft, empresa que enfrentaba cargos por prácticas monopólicas con el Departamento de Justicia de EE. UU. En lugar de proteger los secretos comerciales y registrar las patentes de los productos costosos, Red Hat brindaba una distribución estable y accesible del sistema operativo denominado Linux, el cual no solo evoluciona permanentemente, sino que también desarrolla la comunidad.

Luego, se creó el logotipo de Shadowman, el cual reflejaba la imagen intrusiva, subversiva y revolucionaria de Red Hat. El hombre que aparecía en el logotipo, el cual era mitad superhéroe y mitad detective privado, reflejaba el origen de Red Hat, en especial su primera estrategia comercial, que consistía en sortear los obstáculos impuestos por las empresas de tecnologías propietarias para introducir el open source en los centros de datos.

El logotipo de Shadowman reflejaba la historia de Red Hat, que desde siempre ha luchado por hacer lo correcto. Red Hat se percibía a sí mismo como un intruso que lograba introducirse en los sectores tecnológicos cerrados y monopólicos. La empresa sabía que la mejor manera de desarrollar tecnologías superiores con rapidez era mediante la colaboración abierta, pero aún tenía mucho que demostrar.

Red Hat salió a la bolsa en 1999 con una oferta pública de venta que rompió todos los récords. Esto también vino acompañado de una actualización del logotipo: se realizaron algunas mejoras en el ícono y Red Hat comenzó a escribirse con un tipo de letra más profesional. Si bien Red Hat surgió como una empresa líder en el open source, este éxito sirvió para validar la creencia y la confianza en el open source que Red Hat tuvo desde el principio.

2000-2006

Antes de que fuera posible descargar el software, Red Hat® Linux se vendía en cajas en negocios minoristas, al igual que Microsoft Windows y Lotus Notes. Si bien el modelo de desarrollo era open source, el sistema de distribución seguía siendo el tradicional. Tal como sucedía con otras empresas de software, cada seis meses se lanzaba una nueva versión de Red Hat Linux, con la esperanza de que los clientes la adquirieran para obtener las nuevas funciones. Red Hat también ganaba un poco más de dinero vendiendo sombreros, camisetas y calcomanías.

En 2001, Red Hat volvió a manifestar su confianza en el open source y dejó de distribuir Red Hat Linux en cajas, que era su producto estrella y su principal fuente de ingresos. En su lugar, comenzó a vender una edición empresarial mediante suscripciones. Matthew Szulik, en aquel momento director ejecutivo y promotor incansable del open source, confiaba en el modelo de desarrollo open source y en el poder de Red Hat para generar cambios en el sector tecnológico. En 2006, elaboró lo que se convertiría en la visión de la empresa:

Ser la empresa tecnológica más importante del siglo XXI y fortalecer la estructura social con nuestras acciones, democratizando el contenido y la tecnología de forma permanente.

—"Raison d’être" de Red Hat, 2006

Red Hat Enterprise Linux continuó siendo el producto estrella de la empresa y la solución open source para los centros de datos más exigentes del mundo. Su éxito dio lugar a una década de crecimiento permanente y le permitió a Red Hat realizar inversiones y participar en otras comunidades open source, además de seguir incorporando más características y funciones a los productos. A la hora de enfrentar los cambios en el mercado, aplicamos los principios del open source, tuvimos debates intensos, nos adaptamos entre todos y creamos una versión de Red Hat completamente nueva. Estos fueron momentos decisivos.

Desde 2007 hasta hoy

En diciembre de 2007, Jim Whitehurst fue nombrado Presidente y Director ejecutivo de Red Hat. En 2009, introdujo una nueva declaración de objetivos colaborativa, en la que daba a conocer al mundo no solo la dedicación de Red Hat al open source, sino también el enfoque para implementar este tipo de tecnología:

Ser generadores de cambios en las comunidades de clientes, colaboradores y partners, y crear una mejor tecnología con el enfoque open source.

—Declaración de objetivos de Red Hat, 2009

En 2012, Red Hat se convirtió en la primera empresa de tecnología open source en obtener ingresos superiores a US$ 1000 millones de dólares. Hoy en día, más del 90 % de las empresas de la lista Fortune 500 confían en Red Hat, y personas de todo el mundo confían en sus productos y soluciones. Red Hat se convirtió en la opción ideal para los especialistas de TI que necesitaban generar innovaciones en poco tiempo, pero que preferían evitar correr el riesgo de hacerlo por cuenta propia.

Red Hat dio inicio al proyecto Open Brand Project, cuyo objetivo era actualizar y simplificar el logotipo de la empresa y el sistema de la marca. Durante los primeros 19 años, la empresa creció considerablemente, y sus tecnologías se volvieron cada vez más funcionales y flexibles, por lo que el logotipo del Shadowman dejó de representar la historia de Red Hat. Otros asuntos también generaron debates en torno al logotipo anterior. Hoy en día, el logotipo de Red Hat es un sombrero rojo brillante, audaz y claro que refleja de la mejor manera posible la imagen inclusiva, auténtica y servicial de la empresa.

Red Hat se unió a IBM para continuar transformando el futuro de la tecnología de open source. En 2019, IBM adquirió Red Hat por aproximadamente US$ 34 000 millones, lo cual representa la adquisición de software más grande de la historia. IBM y Red Hat seguirán generando innovaciones con una plataforma de multicloud híbrida de última generación, con el objetivo de redefinir el mercado de la nube para las empresas. Si bien Red Hat piensa en el futuro, la empresa sigue manteniendo su esencia, así como también los mismos valores y principios que guían su marca.

A principios de 2020, se designó a Paul Cormier como el nuevo Presidente y Director ejecutivo de Red Hat. Cormier, quien trabaja para la empresa desde 2001, anteriormente se desempeñaba como Presidente de la división Productos y tecnologías, donde se encargaba de impulsar grandes cambios en la estrategia, y de ampliar la cartera de productos y servicios de la empresa. Actualmente, dirige la empresa con los mismos valores que ha tenido desde sus inicios.

En más de 25 años, Red Hat pasó de ser una empresa pequeña que funcionaba desde un hogar, a convertirse en el principal proveedor de soluciones empresariales open source del mundo. La imagen de rebelde problemático quedó atrás y, actualmente, Red Hat es considerado un asesor de confianza. Hoy en día, la empresa no solo ofrece Red Hat Enterprise Linux, sino también soluciones de virtualización, middleware, desarrollo de aplicaciones, almacenamiento, cloud computing y gestión. Como siempre, las nuevas iniciativas también se llevan a cabo con un enfoque open source.