Iniciar sesión / Registrar Cuenta

Continuidad empresarial de Red Hat para la tranquilidad del cliente

Red Hat cuenta con un plan de continuidad empresarial integral que abarca hasta el nivel funcional de la empresa. Diseñamos los sistemas y el soporte tanto para que Red Hat siga funcionando como para que los clientes y partners cuenten con el respaldo, la seguridad y la estabilidad necesarios cuando utilicen nuestros productos y tecnologías.

Póngase en contacto con nosotros

Jump to section

Red Hat está disponible las 24 horas al día

Si bien actualmente estamos atravesando una situación singular, utilizamos los mismos procesos de soporte, seguridad y continuidad empresarial que ayudaron a nuestros clientes a sobrevivir y prosperar durante otras crisis, como catástrofes naturales, accidentes nucleares, desafíos del sector o períodos de crisis económicas. En todo momento, probamos la capacidad de recuperación empresarial con regularidad en todas las funciones principales para seguir prestando los servicios a nuestros clientes y partners.

Política de gestión de la continuidad empresarial

El principio subyacente de las pautas, los estándares y las políticas de capacidad de recuperación empresarial de Red Hat consiste en comprender el impacto de las interrupciones en las funciones esenciales de la empresa y establecer los procedimientos necesarios para proteger los planes de reanudación efectiva de dichas funciones. La política establece las funciones y responsabilidades, el alcance, los objetivos y un marco para la gestión de la recuperación de las interrupciones a las funciones esenciales de la empresa.

Planes de continuidad empresarial de Red Hat

Se implementaron planes de continuidad empresarial con estrategias de recuperación para los procesos y las funciones esenciales de la empresa que brindan soporte tanto a los clientes internos como a los externos, de manera que estas funciones no excedan el downtime máximo tolerable (MTD).

Los planes se prueban y perfeccionan con regularidad después de su uso y cuando se aplican modificaciones significativas en los procesos empresariales, los sitios gestionados y la tecnología. Tanto las pruebas de los planes programadas como las que se llevan a cabo en respuesta a eventos adversos demostraron con éxito la efectividad de los planes y la capacidad de transferir los procesos y servicios esenciales de la empresa a las regiones que no se ven afectadas con un impacto mínimo o nulo en los clientes.

Control de la gestión de continuidad empresarial

Red Hat estableció la gestión de continuidad empresarial (BCM) con el apoyo del Vicepresidente principal de Finanzas y un comité asesor de nivel ejecutivo. El comité asesor de toda la empresa revisa regularmente la política, los objetivos y el progreso de la continuidad empresarial.

El programa de continuidad empresarial cuenta con el respaldo del personal a tiempo completo, especializado y certificado en continuidad empresarial, recuperación ante desastres de TI y seguridad. El programa incluye las disposiciones que se establecen en la política para el análisis del impacto empresarial (BIA), la evaluación de riesgos y la creación de planes de respuesta con un flujo constante de capacitación, mantenimiento, pruebas y ejercicios, además de actualizaciones a partir de la experiencia adquirida y el análisis de la gestión.

La pandemia y la planificación de recursos externos

Entre las posibles situaciones que se abordan en los planes de continuidad empresarial a nivel funcional de Red Hat se encuentran la reducción generalizada del personal esencial, la imposibilidad de acceder a las instalaciones físicas de Red Hat y la pérdida de proveedores de servicios externos y fundamentales. Las funciones de la empresa que se encargan de los procesos empresariales fundamentales se encuentran dispersas en varias regiones. Contamos con planes que se ponen en práctica para trasladar los servicios empresariales esenciales a otras áreas en caso de una catástrofe regional, como puede ser una enfermedad generalizada. Cada año, las funciones de la empresa identifican y evalúan a los proveedores externos fundamentales para establecer las contingencias y las soluciones alternativas en caso de que estos fallen.

Durante la pandemia, pusimos en marcha estos planes conforme la orientación coordinada en toda la empresa de nuestro equipo de gestión de incidentes críticos (CIMT, Critical Incident Management Team) empresarial para apoyar a los equipos de respuesta de los sitios locales y de continuidad empresarial.

Procurement

Respuesta rápida ante los llamados a licitación (RFP)

Red Hat cuenta con un equipo exclusivo que trabaja con el ecosistema de partners y empresas de ventas internacionales para responder ante los llamados a licitación. Tenga la seguridad de que una persona exclusiva de la cuenta gestionará todos los llamados a licitación o las solicitudes de proyectos con el respaldo de un equipo de Red Hat y, si es necesario, de IBM. Puede hacernos cualquier pregunta o solicitud.

  • Copyright © 2020 Red Hat, Inc. Red Hat, Red Hat Enterprise Linux, el logotipo de Red Hat y OpenShift son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de Red Hat, Inc. o sus subsidiarias en Estados Unidos y en otros países. Linux® es la marca comercial registrada de Linus Torvalds en Estados Unidos y en otros países.

  • La marca denominativa de OpenStack y el logotipo de la O cuadrada, ya sea juntos o separados, son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de OpenStack Foundation en EE. UU. y en otros países, y se utilizan con permiso de OpenStack Foundation. Red Hat, Inc. no está afiliada a OpenStack Foundation ni a la comunidad de OpenStack, y tampoco goza de su respaldo ni de su patrocinio.

Póngase en contacto con nosotros

Si desea recibir datos específicos o información adicional sobre la continuidad empresarial, el cumplimiento normativo y la seguridad de Red Hat u otras áreas relacionadas con la empresa, envíe un correo electrónico a la siguiente dirección: bcp@redhat.com.

Para obtener más información sobre las medidas que se tomaron en Red Hat ante el COVID-19, lea nuestro blog post.