Iniciar sesión / Registrar Cuenta

Contenedores

Comparación entre Red Hat OpenShift y Kubernetes

Jump to section

Red Hat® OpenShift® es una distribución de Kubernetes, un producto de software comercializado que deriva de un proyecto open source. Ambos son sistemas de software de organización de los contenedores, con la diferencia de que Red Hat OpenShift está empaquetado como una plataforma open source empresarial downstream, lo cual significa que se sometió a pruebas adicionales y contiene otras funciones que no están disponibles en el proyecto open source de Kubernetes.

¿Qué es Red Hat OpenShift?

Red Hat OpenShift es una plataforma open source empresarial para la organización de los contenedores. Es un producto de software que incluye elementos del proyecto de gestión de contenedores de Kubernetes, pero incorpora la seguridad y la productividad, dos funciones muy importantes para las empresas de gran envergadura.

"OpenShift" hace referencia a la tecnología downstream de organización de los contenedores que deriva del proyecto open source OKD (antes conocido como OpenShift Origin). "Red Hat OpenShift" es el conjunto de productos de organización de contenedores de Red Hat. Red Hat incluye varios elementos preconfigurados además de OpenShift en distintos productos, entre los que se incluyen:

Red Hat OpenShift se centra en la experiencia de las personas que utilizan los sistemas en la empresa y ofrece todo lo que necesita esta para organizar los contenedores, como las opciones de seguridad mejorada y la asistencia permanente de especialistas. Además, se integra directamente en sus pilas de TI personalizadas, las cuales pueden incluir:

¿Qué es Kubernetes?

Kubernetes es un proyecto open source de organización de los contenedores. Ayuda a los usuarios a gestionar los grupos de hosts en clústeres que ejecutan los contenedores de Linux, los cuales son conjuntos de procesos que contienen todo lo necesario para ejecutarse de forma aislada.

Originalmente, los responsables del diseño y el desarrollo de Kubernetes eran los ingenieros de Google, uno de los primeros colaboradores de la tecnología de contenedores de Linux, antes de que lo donaran a la fundación Cloud Native Computing Foundation (CNCF), en 2015. Esto significa que la CNCF es la entidad encargada de mantener la comunidad de Kubernetes, mientras que los administradores y los colaboradores voluntarios se ocupan del desarrollo, el mantenimiento y los lanzamientos de Kubernetes.

Red Hat fue una de las primeras empresas que trabajó con Google en este sistema, incluso antes de su lanzamiento, y ahora es el segundo colaborador más importante del proyecto Kubernetes.

¿Y Docker?

Alguna vez, Docker fue sinónimo de "contenedores", pero ahora hace referencia a varias cosas:

  • Una tecnología de contenedores en particular
  • Una comunidad open source
  • Una empresa de software

¿Cómo funcionan Red Hat OpenShift y Kubernetes?

Tanto Red Hat OpenShift como Kubernetes gestionan grupos de contenedores llamados clústeres. Cada clúster consta de dos partes: el plano de control y los nodos de trabajo. Los contenedores se ejecutan en los nodos de trabajo, cada uno de los cuales tiene su propio sistema operativo Linux. El plano de control mantiene el estado general del clúster (p. ej., cuáles aplicaciones se ejecutan y qué imágenes del contenedor se utilizan), mientras que los nodos realizan el trabajo de informática propiamente dicho.

¿Y las plataformas de Kubernetes empresarial?

Si bien las empresas pueden optar por instalar y gestionar las implementaciones de Kubernetes por su cuenta, las plataformas de Kubernetes empresarial son de gran ayuda para quienes tienen recursos limitados o quienes no desean ocuparse de gestionar manualmente este tipo de entornos.

Una plataforma de Kubernetes gestionada por un proveedor, como Red Hat OpenShift, ofrece soporte comercial, se encarga de las actualizaciones y la ejecución de parches, y aumenta la seguridad de Kubernetes y de las aplicaciones creadas en ella. Por lo general, el proveedor también examina las integraciones externas, como las conexiones de red, el almacenamiento, los registros de contenedores y los servicios de nube. Asimismo, el proveedor de Kubernetes puede ofrecer soluciones de supervisión, alerta y registro.

¿Por qué conviene elegir Red Hat?

A pesar de todo lo que incluye Kubernetes, los usuarios aún necesitan integrar otros elementos, como las redes, el equilibrio de carga e ingreso, el almacenamiento, la supervisión, el registro y más. Red Hat OpenShift ofrece todo esto con Kubernetes como elemento principal, ya que este sistema no es suficiente por sí solo.

Red Hat OpenShift es más que un producto de software: es una plataforma de contenedores integral. Puede ser la clave para adoptar una cultura DevOps, es decir, para automatizar las tareas operativas de rutina y estandarizar los entornos en todo el ciclo de vida de las aplicaciones.

Comience a utilizar Kubernetes empresarial

Red Hat OpenShift product logo

Desarrolle, implemente y gestione sus contenedores, donde sea y a cualquier escala, en una plataforma de contenedores de Kubernetes empresarial. 

Controle las aplicaciones y los clústeres de Kubernetes desde una sola consola, con políticas de seguridad integradas.