Iniciar sesión / Registrar Cuenta

Almacenamiento

¿Qué es el almacenamiento adjunto a la red?

Jump to section

El almacenamiento adjunto a la red (NAS) es una arquitectura de almacenamiento de archivos que facilita el acceso a los datos guardados desde los dispositivos conectados en red. Se trata de una de las tres arquitecturas de almacenamiento más importantes, junto con las storage area networks (SAN) y el almacenamiento de conexión directa (DAS), que otorga a las redes un solo punto de acceso para el almacenamiento con funciones integradas de seguridad, gestión y tolerancia a los errores.


¿Cómo funciona el almacenamiento adjunto a la red?

Hardware

El software de almacenamiento preconfigurado se instala en un hardware específico, conocido como caja, unidad, servidor o puerta de enlace NAS, el cual es un servidor que contiene discos o unidades de almacenamiento, procesadores y una memoria de acceso aleatorio (RAM).

Software

Las principales diferencias entre el NAS y el almacenamiento en servidores de uso general radican en el software. En el caso del almacenamiento adjunto a la red, se implementa en un sistema operativo (SO) ligero que suele estar integrado en el hardware. Los servidores de uso general tienen sistemas operativos completos que envían y reciben miles de solicitudes por segundo, de las cuales solo una parte está relacionada con el almacenamiento, mientras que la caja NAS procesa únicamente dos tipos de solicitudes: de almacenamiento de datos y de uso compartido de archivos.

Protocolos

La caja NAS está formateada con los protocolos de transferencia de datos, los cuales son maneras estándar de enviar datos de un dispositivo a otro. Los clientes pueden acceder a ellos por medio de un conmutador, es decir, un servidor central que se conecta con todo el sistema y direcciona las solicitudes. Los protocolos de transferencia de datos le permiten acceder a los archivos en otra computadora como si fueran suyos.

Las redes pueden ejecutar varios de ellos, pero dos son fundamentales para la mayoría de las redes: el protocolo de Internet (IP) y el protocolo de control de transmisión (TCP). TCP combina los datos en paquetes antes de enviarlos a través de una IP. Imagine que los paquetes de TCP son archivos comprimidos y los IP son direcciones de correo electrónico. Si sus abuelos no tienen redes sociales ni acceso a su nube personal, deberá enviarles las fotografías de sus vacaciones por correo electrónico. En lugar de enviarlas una por una, puede agruparlas en archivos comprimidos. De la misma manera, TCP combina los archivos en paquetes antes de enviarlos por las redes a través de IP.

Los archivos que se transfieren usando estos protocolos pueden tener los siguientes formatos:

  • Sistemas de archivos de red (NFS): se usa generalmente con los sistemas Linux y UNIX. Dado que este protocolo no depende de ningún proveedor, puede funcionar en cualquier hardware, sistema operativo o arquitectura de red.
  • Bloques de mensajes del servidor (SMB): la mayoría de los sistemas que los usan ejecutan Microsoft Windows, donde se conoce como "Red de Microsoft Windows". Los SMB se desarrollaron a partir del protocolo de uso compartido de archivos comunes de Internet (CIFS), por lo que también puede conocerlo como protocolo CIFS/SMB.
  • Apple Filing Protocol (AFP): se trata de un protocolo propietario para los dispositivos Apple que ejecutan macOS.

Ventajas del almacenamiento adjunto a la red

  • Capacidad de ampliación: aumentar la capacidad de almacenamiento del NAS es tan simple como agregar más discos duros. No necesita actualizar o reemplazar los servidores existentes, ni cerrar la red para que el nuevo almacenamiento esté disponible.
  • Rendimiento: el NAS gestiona los archivos, por lo que usted no tiene que hacerlo desde otros dispositivos de red. Además, como se ajusta a los casos de uso específicos (como el big data o el almacenamiento multimedia), los clientes obtienen un mejor rendimiento.
  • Configuración sencilla: las arquitecturas del almacenamiento adjunto a la red se suelen ofrecer con scripts simplificados o como aplicaciones ya instaladas con un sistema operativo optimizado, lo cual agiliza significativamente la configuración y la gestión del sistema.
  • Accesibilidad: cada dispositivo conectado a la red tiene acceso al NAS.
  • Tolerancia a los errores: el NAS se puede ajustar para que admita discos replicados, una matriz redundante de discos independientes o la codificación de borrado, a fin de garantizar la integridad de los datos.

Comparación entre el almacenamiento adjunto a la red y las nubes

El NAS por sí solo no es una nube. Las nubes son entornos de TI que extraen, agrupan y comparten los recursos escalables de una red. El NAS es un elemento importante de ellas, en especial cuando los proveedores ofrecen almacenamiento a los clientes como parte de un acuerdo de Infraestructura como servicio (IaaS).


Comparación entre distintos tipos de almacenamiento

Storage area networks

Una storage area network (SAN) ofrece almacenamiento en bloques, en el cual se dividen los volúmenes (como los discos duros, los nodos de almacenamiento virtual o los grupos de almacenamiento en la nube) en unidades más pequeñas, conocidas como bloques, que se pueden formatear con distintos protocolos. Por ejemplo, un bloque se puede formatear para NFS; otro, para AFP; y un tercero, para SMB. De esta manera, los usuarios obtienen mayor flexibilidad, pero también resulta más difícil lidiar con los bloques, ya que los datos se agrupan en función de clasificaciones arbitrarias.

Almacenamiento de conexión directa

El almacenamiento de conexión directa (DAS) se vincula directamente con una computadora individual. No está conectado a una red, por lo que no se puede acceder a él desde otros dispositivos. Fue el precursor de NAS. Cada uno de sus dispositivos se debe administrar por separado, mientras que la caja NAS gestiona todo. El ejemplo más común de DAS es el disco rígido de una computadora. Para que otra acceda a los archivos en esa unidad, debe eliminarse físicamente de la original y anexarse a la nueva, o un usuario debe configurar la conexión entre los dos dispositivos. En este caso, las diferencias entre DAS y NAS no son tan evidentes.

Almacenamiento definido por software

El almacenamiento definido por software (SDS) es un software de gestión del almacenamiento que funciona de manera independiente del hardware subyacente. Esto significa que se puede instalar en una caja NAS para adaptar el hardware a las cargas de trabajo específicas. Una vez que se instaló el SDS, se puede agrupar el hardware de almacenamiento en clústeres para que varios servidores operen como un sistema individual con un propósito específico. Por ejemplo, se puede configurar un clúster de servidores para que contenga los directorios de los usuarios y las carpetas de los sistemas de archivos de red y de los sistemas de archivos comunes de Internet , y otro clúster para el almacenamiento en bloques de fotografías y contenido multimedia. Algunas soluciones de NAS y SDS también pueden consolidar y proporcionar más de un petabyte de datos en 30 minutos o menos.


Por qué conviene elegir Red Hat

Todas nuestras soluciones de almacenamiento se basan en la tecnología de open source, por lo que cuenta con cientos de desarrolladores, partners y clientes que trabajan en conjunto para resolver sus desafíos. Nuestras soluciones de SDS permiten que las empresas utilicen los volúmenes de almacenamiento sin preocuparse por su integración con los otros sistemas, mientras que las soluciones de NAS combinan nuestro software de almacenamiento con el hardware de partners certificados para ofrecerle un sistema de SDS único y fácil de instalar que se puede optimizar para diferentes cargas de trabajo. Con Red Hat Data Services, puede lograr más resultados con mucho menos esfuerzo.

Todos los elementos que necesita para configurar una red de almacenamiento

Plataforma de almacenamiento de archivos definida por software para ejecutar tareas que requieren una gran capacidad, como realizar copias de seguridad y archivado, y tareas de alto rendimiento de análisis y de virtualización. Funciona particularmente bien con los contenedores y la reproducción de archivos multimedia.

Plataforma de almacenamiento de objetos definida por software que también brinda interfaces para el almacenamiento en bloques y de archivos. Es compatible con infraestructuras de nube, repositorios multimedia, sistemas de copia de seguridad y restauración, y lagos de datos. Funciona muy bien con Red Hat OpenStack® Platform.

La marca denominativa de OpenStack y el logotipo de Square O Design, ya sea juntos o separados, son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de OpenStack Foundation en Estados Unidos y en otros países, y se utilizan con el permiso de OpenStack Foundation. Red Hat, Inc. no está afiliada a OpenStack Foundation ni a la comunidad de OpenStack, y tampoco goza de su respaldo ni de su patrocinio.

Todavía queda mucho por hacer con el almacenamiento